Compartir
Publicidad
El legado de Super Smash Bros. Melee, quince años después
Acción

El legado de Super Smash Bros. Melee, quince años después

Publicidad
Publicidad

Nos encantan los aniversarios, no lo podemos evitar; especialmente cuando éstos nos permiten recordar genialidades del calibre de 'Super Smash Bros. Melee', un título memorable y que permanece sorprendentemente relevante quince años después de su estreno en la nunca bien ponderada GameCube.

Aunque sus sucesores hayan conseguido depurar la fórmula hasta niveles apabullantes, hay algo tremendamente especial en 'Melee' que sigue haciendo de él mi juego predilecto de una saga por la que siento total devoción. La cuenta de horas que le dediqué en su momento superó ampliamente las 300, con eso os lo digo todo.

Hay algo tremendamente especial en Melee que sigue haciendo de él mi juego predilecto de la saga

Aprovechando estos tres lustros que se cumplen de su estreno en Japón (en Europa tocó esperar hasta mayo de 2002), vamos a efectuar un ejercicio de nostalgia recordando todo lo que supuso este gran juego en su momento, y el impacto de su legado para Nintendo y para toda la industria del videojuego, que ya os digo yo que no es pequeño.

La piedra de corte de la saga

El primer 'Super Smash Bros.' salió a la venta en 1999 para Nintendo 64, marcando así los cimientos para la saga. No obstante, la auténtica explosión para la fórmula llegó dos años después con este título en el que Masahiro Sakurai y su equipo dieron el todo por el todo.

Más grande a todos los niveles, tan completo como para resultar casi eterno, infinitamente más profundo en sus mecánicas de combate, hasta el punto de seguir haciendo de él un referente para los jugadores más avanzados; 'Melee' fue el gran paso evolutivo para la franquicia, probablemente el mayor que dará en toda su historia.

Grandes ventas en tiempos de sequía

Aunque no fue un título de lanzamiento en GameCube, su llegada se produjo solo unas semanas después del estreno de la consola, haciendo de él uno de los primeros grandes referentes para su catálogo. Su éxito fue total, logrando ser el primer juego de esta máquina en alcanzar el millón de copias vendidas.

Con el tiempo, acabó convirtiéndose también en el título más vendido de todo el catálogo de GameCube, llegando a superar siete millones de copias en todo el mundo. Teniendo en cuenta que se vendieron algo más de veintiún millones de unidades de esta máquina, la tasa de aceptación de este juego queda fuera de toda duda.

El despertar competitivo en Nintendo

Quizás la consecuencia que más ha impactado a largo plazo en el universo 'Melee' sea su impresionante presencia en el terreno de los eSports. Incluso hoy, quince años después, sigue siendo un referente que mueve a muchísimo público en eventos del calibre del EVO, donde cuenta con miles de participantes del máximo nivel.

Irónicamente, ni Nintendo ni Sakurai se sintieron muy cómodos con el auge de 'Melee' en el terreno competitivo, sintiendo que la brecha abierta entre los jugadores profesionales y los casuales no se adaptaba a su filosofía. Como resultado de ello, los títulos posteriores de la saga, 'Brawl' especialmente, vieron rebajado su nivel de exigencia mecánica, lo cual no hizo más que aumentar el estatus de 'Melee' como un referente de la lucha para pros.

Los trofeos, el germen de los Amiibo

Trophy

Una de las más grandes ideas que trajo este título a la saga fue el de los trofeos, una suerte de logros que apelaban directamente a nuestro carácter coleccionista. Con casi trescientos de ellos para coleccionar, estos premios se convirtieron también en una rica enciclopedia sobre la historia de Nintendo para devorar.

No es difícil establecer paralelismos entre esta idea de los trofeos en 'Smash Bros.' y los Amiibo, que años después triunfarían en ventas recurriendo (ahora físicamente) al mismo sentimiento de nostalgia coleccionista y amor por la tradición de la Gran N. Esta gente sabe lo que nos gusta.

La leyenda de Sakurai

Masahiro Sakurai no era precisamente un novato cuando se puso al frente de la simpática saga de peleas de Nintendo. Como director, ya contaba en su currículum con varios de los más grandes títulos protagonizados por el bueno de Kirby, pero el cambio de género demostró que tenía mucho más que ofrecer al mundo.

Ha sido su trabajo al frente de esta franquicia el que ha terminado de encumbrarle en el Olimpo de los desarrolladores, y aunque durante estos últimos años se ha animado a dirigir otras obras, su principal tarea a día de hoy y la que más admiración despierta es la de mantener fresco y relevante el universo de tortas de 'Smash Bros'.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos