'Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2'. Análisis

Sigue a Vidaextra

naruto-analisis.jpg

Representar las andanzas de un manga de éxito en una serie animada, convertirlo en ánime vamos, ya es complicado y muchos dicen que se puede llegar a desvirtuar. Existen ejemplos que lo demuestran y por el contrario existen demostraciones de que cuando hay medios se puede conseguir un anime excelente. Y luego está el paso a videojuego, muchísimo más traumático por norma general. ¿Cómo demonios se convierte la magnitud que un manga o un anime pueden mostrar a un videojuego?

La cosa suele acabar bastante mal, para qué engañarnos. Juegos que no contentan a los fans de la franquicia ni a los que no lo son. Intentan ser fieles al manga o al anime y al mismo tiempo deben cambiar cosas para dejarse jugar. Una batalla perdida de ante mano, podrían pensar algunos. Y tendrían razón de no ser por el trabajo de gente como Cyber Connect 2 y esta pequeña maravilla llamada ‘Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2’. La frontera entre anime y videojuego jamás se había difuminado tanto. Si sois fans de Naruto Uzumaki, ya estáis tardando.

Jugar un anime. Así de claro

Hace unos años, cuando empezaron a salir al mercado las consolas 3D, surgían los primeros experimentos de portar una serie japonesa de éxito al terreno de los videojuegos. Experimentos tridimensionales claro está. Hasta entonces se había conseguido representar en 2D sin muchos problemas, aprovechando que la tendencia hacia el realismo no había aparecido aún. Pero con el 3D algo pasaba.

Se probaron escenario tridimensionales y personajes en 2D simulando el dibujo de la serie. Y el resultado, aunque de éxito en algunos títulos, no dejaba de ser raro. Se optó más tarde por recrear todo en 3D y desarrollar modelos tridimensionales de unos personajes planos. Otro problema en el camino. Ver a personajes como Son Goku en 3D y subsistiendo en una extrañísima mezcla de dibujo y volumen en ‘Dragon Ball Z: Final Bout’ resultaba, como poco, difícil de digerir.

db_final_bout.jpg

Y en estas estábamos cuando llegó el CellShading. Ya sabéis, esa técnica de pintado en pantalla que consigue que los personajes parezcan de dibujos. Tiene algunos sacrificios, como la aplicación de la luz en tiempo real o la proyección de sombras dinámicas sobre la superficie del propio personaje, pero en general consigue un resultado muy satisfactorio. Y el mejor exponente de la excelencia a la que ha llegado este sistema sin duda es este ‘Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2’. Creedme si os digo que en ocasiones costará saber si estamos presenciando una carísima escena del anime (en los capítulos en los que el dibujo no sufre un bajón alarmante) o un videojuego en tiempo real. No queda más que quitarse el sombrero y alucinar.

El modelado de Naruto, de Jiraiya, de Kakashi, de Orochimaru, de Itachi… da igual el personaje que elijáis del montón que presenta el juego. Todos están diseñados y realizados para ser exactamente iguales a los del anime (que no a los del manga). Y el nivel de detalle llega a un nivel enfermizo cuando podemos reconocer los movimientos que hacen hasta para cosas nimias como desplazamientos laterales o esquives.

Naruto se mueve como lo hace en la serie, en plan alocado y casi animal, Gay es un espectáculo de poses y entradas dinámicas, Kakashi es elegante, Shikamaru tiene desidia hasta para esquivar, Sasuke vehemente y seguro de si mismo, Itachi sin apenas mover los brazos y transformándose en un grupo de cuervos, Jiraiya realizando poses molonas… tal y como lo podíais esperar.

naruto-shippuden-ultimate-ninja-storm-2-010.jpg

Los escenarios y como principal novedad respecto a la anterior parte del juego, son todos ilustraciones. Unas ilustraciones muy detalladas y sobre las que los personajes se integran de un modo exquisito. Eso sí, las áreas de combate son en 3D pero tan bien realizadas que siguen teniendo ese toque ilustrativo.

Punto y aparte se merecen los momentos especiales en los combates. Vamos, los quicktime events. Todo un derroche alucinante de fuerza visual. Efectos, shaders por un tubo, partículas, cámaras girando, poses molonas… es difícil describirlo, pero imaginad estar viviendo un anime y lo que salga en vuestra mente será parecido a lo que propone el juego.

Ya sabéis que en VidaExtra no ponemos nota a los juegos ni a ninguno de sus apartados particulares pero si alguien me pidiera una opinión, sin dudarlo le diría que este juego de Naruto está en el top 3 de cualquier consola. No todo van a ser gráficos realistas, escenarios grises y personajes musculados cortados por el mismo patrón. Con aspecto cartoon se pueden hacer cosas increíbles y esta es una de ellas.

Recorrer la Villa Oculta de la Hoja y todas las demás con un toque de JRPG

El juego cuenta principalmente toda la historia del Shippuden. Lo que viene a ser desde el regreso de Naruto a Konoha después de tirarse dos años y medio con Jiraiya recorriendo el mundo hasta la batalla final con Pain.

naruto-shippuden-ultimate-ninja-storm-2-18.jpg

Todo lo que sucede entre esos dos eventos está recogido en el modo historia del juego. Y claro, evidentemente, un montón de historias más que servirán para rellenar esas 15 o 20 horas de juego que propone el título.

Encarnando principalmente a Naruto, aunque en determinados puntos de la historia llevamos a otros personajes y vivimos sus aventuras, recorreremos la Villa Oculta de la Hoja, la de la Arena, la de la Lluvia, guaridas de Orochimaru, bosques intermedios y bastantes sitios más mientras recolectamos objetos con los que después hacer ungüentos o vender en tiendas especializadas.

Y es que este ‘Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2’ tiene varios toques de juego de rol japonés que le sientan bastante bien. Recolectar objetos, cumplir misiones secundarias, misiones en equipo de tres, comprar pócimas, cartas ninja, explosivos, armas y hasta comer con el bueno de Iruka unos fideos en el restaurante favorito de Naruto. Una vez dentro del juego tenemos bastante libertad de movimientos y el sistema de misiones se muestra ágil y lo suficientemente amplio como para que no nos sintamos acotados a cuatro paredes y a tres npc’s.

naruto1.jpg

Pero no todo son alabanzas y es que el juego, en determinadas ocasiones, tiene unos bajones de ritmo y tensión alarmantes. Tan pronto nos mantiene en vilo, dentro de un combate exigiendo darlo todo y con los reflejos al máximo, como nos lanza a recorrer un escenario de arriba a abajo una y otra vez para recolectar algo.

A eso se le llama “Lazy Design” y por desgracia en este título tenemos bastantes demostraciones y seguro que con el siguiente ejemplo entenderéis mejor a lo que me refiero. Estoy convencido de que os vendrán a la mente juegos que alargan su duración con estrategias así.

“Tienes que ir a la parte X del escenario en donde te darán tu misión. Sorpresa, estás colocado justo en la otra punta del escenario y tienes que recorrerlo todo. Al llegar te avisan de que debes hacer algo justo en la parte de la que vienes. Recorres el escenario de nuevo. Al llegar solucionas el problema y te vuelven a aconsejar que regreses a la parte X del escenario en donde te encomendaron la misión para contarles que ya lo has conseguido.”

A lo tonto has recorrido 3 veces el mismo escenario, no has hecho mucho más así que el coste de arte y programación es relativamente bajo. En cambio a ti te han entretenido durante 15 minutos. ¿Cuanto vale el kilo de entretenimiento? Esto es Lazy Design y aunque todos los títulos tienen misiones rutinarias que te hacen pasar varios minutos (muchos en algunos casos) realizando tareas secundarias para alargar la partida, en el juego que hoy analizamos se nota demasiado.

Alerta Spoiler

No es de recibo estar en el despacho de Tsunade, que uno de los sapos que lleva Jiraiya se ofrezca a entrenarte y que quedéis en la puerta principal de la villa. Una vez que habéis quedado el sapo desaparece. Tu tienes que recorrer los 7 trozos de escenario que separan el despacho Hokage y la puerta de entrada para encontrarte con el sapo. Una vez juntos desaparecéis y volvéis a aparecer en un extraño mundo en donde se iniciará tu entrenamiento.

¿Para qué demonios te han hecho recorrer de vuelta el escenario que previamente te habían hecho recorrer? Para hacerte perder tiempo. Por fortuna el control de los personajes es lo suficientemente suave e intuitivo para que este tipo de estrategias se las tome uno con filosofía.

Fin Spoiler

Además del modo historia con esos toques de juego de rol también podremos optar a luchar contra la máquina o contra otro usuario. Para ello iremos desbloqueando los personajes que vayamos venciendo en el modo campaña. Al derrotar a un personaje importante, pasará a ser seleccionable. Y creedme, la colección entera de combatientes que podremos llegar a tener da bastante miedo. Son muchísimos y todos muy fuertes.

Luchar como un ninja nunca fue tan fácil

A ver, aclaremos una cosa. Este juego es fácil. El control de los personajes está muy simplificado y no se trata del típico título con ochocientos combos por jugador y con infinitas posibilidades, no. Aquí se trata de combates fáciles y muy muy espectaculares. Una vez sabidos los conceptos básicos de la pelea podremos empezar a repartir tollinas y a invocar sapos y chidoris de un modo muy sencillo.

Dispondremos de un botón de chakra, necesario para los ataques especiales, uno de golpeo, uno para lanzar shurikens y otro para saltar. Con los gatillos nos cubriremos y daremos el cambiazo por un tronco cuando sea necesario. Además podremos llamar a dos compañeros para que se metan en el combate cuando lo necesitemos.

naruto2.jpg

Los amantes de la complejidad del ‘Tekken’ o del abanico infinito de posibilidades de los ‘Virtua Fighter’ pensaran que el sistema de combate de ‘Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2’ es ridículo. Y claro, desde su punto de vista pueden tener razón. Pero también os digo que es divertido, intuitivo, espectacular y que para echarse unos combates rápidos que rememoren lo épica que es la serie no existe nada mejor que esto.

Quiero hacer un Chidori y activar el Sharingan de un modo sencillo. Quiero moverme a la velocidad de Itachi y chocar con mi oponente en el aire sin tener que fracturarme los dedos o aprenderme combinaciones imposibles. Quiero que Naruto pierda el control y se transforme en una máquina de matar de 8 colas cuando esté a punto de morir y con pocas complicaciones. Sí, es fácil e igualmente válido que las alternativas del mercado para este género. Puede haber sitio para los dos estilos.

Resumiendo y para acabar, sólo quiero hacer una reflexión final. Los momentos más emotivos del anime y del manga están reflejados también en este juego y están tan bien hechos que uno se emociona. Y claro, que te emocione un juego cartoon gracias al uso de flashbacks, músicas dramáticas muy bien compuestas, un doblaje japonés que ralla la excelencia y a un gusto exquisito por la cinematografía… pues da que pensar. Será que está muy bien hecho.

Recomendado para los fans de Naruto y para los que soñaron alguna vez jugar una serie de dibujos animados japonesa. Son los combates más espectaculares que hayáis podido ver en un juego de estas características. Si os gusta la estética os quedaréis boquiabiertos más de una vez.

No recomendado para los que funden sus nervios cada vez que un juego les hace volver por el mismo camino para recoger un objeto que antes, cuando pasaste por ahí, no estaba y ahora a aparecido de la nada. Tampoco para los fans del género de combate más táctico y complejo. Este juego es inmediato, sencillo y de consumo relativamente rápido. Si buscáis un catálogo profundo de técnicas, combos, agarres y contras no lo vais a encontrar.

Ficha Técnica: Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 2
  • Plataformas: PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Editor: Namco Bandai
  • Desarrollador: CyberConnect 2
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 56,95 euros

Vídeo | YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios