Compartir
Publicidad
Análisis de Civilization VI, o cómo Sid Meier ha llevado las 4X a su máxima expresión
Análisis

Análisis de Civilization VI, o cómo Sid Meier ha llevado las 4X a su máxima expresión

Publicidad
Publicidad

Salvajismo, barbarie... y civilización. Los tres estados con los que se ha medido la evolución cultural de la humanidad. Hemos tardado milenios en forjar nuestra identidad, pero ha sido durante el último un siglo cuando ser humano ha revolucionado por completo su existencia; eso sí, conservando todo lo aprendido.

Algo muy parecido a lo que ocurre en 'Civilization VI': estamos ante el Civ definitivo -de eso no cabe la menor duda-, continuando lo que ha sido una trayectoria impecable: es tremendamente adictivo y ofrece suficientes novedades como para servir de homenaje al 25º aniversario de la serie. Y aunque sabemos que esto es un nutrido comienzo de un plan todavía mayor, vamos a mojarnos y resolver la gran duda: ¿estamos ante el mejor 4X de la historia?

Muy pocos juegos consiguen llegar al cuarto de siglo tan bien como la serie creada por Sid Meier, y es que esas 34 millones de copias vendidas a lo largo de su historia son una enorme responsabilidad a la hora de contentar casi tres generaciones de usuarios tremendamente satisfechos con la saga y sus distintos spin-offs, sobre todo teniendo en cuenta todas las expansiones y contenidos generados por la comunidad. ¿Qué se perderá y que conservaremos en este juego?

Por lo pronto, 'Civilization VI' no es precisamente un lienzo en blanco por mucho que haya renovado enormemente su aspecto: seguirá siendo el 4X de referencia a la hora de establecer libremente nuestros lazos diplomáticos mientras reforzamos nuestros ejércitos antes de que pasemos a lo inevitable, y es que -no nos vamos a engañar- ¡aquí hemos venido a conquistar el mundo!

Civilization para Dummies

Para quien no lo sepa, el género 4X es una de las ramas de los videojuegos de estrategia más intensos, demostrando que no es necesario ofrecer un ritmos frenéticos o disponer de reflejos de lince para formar parte de gloriosas e interminables batallas. Y la serie 'Civilization' es el máximo referente.

Se podría decir que su raíz nace de los juegos de tablero, y es que en el fondo todo se desarrolla en base al máximo aprovechamiento de cada turno. Cada unidad o ciudad podrá realizar una serie de acciones que requerirán turnos o movimientos y en el fondo nuestro modus operandi estará delimitado por las 4 equis:eXplorar, eXpandir, eXplotar recursos y eXterminar a nuestros enemigos.

Civ3

¿Nuestro objetivo? controlar el mundo conocido y en Civilization eso se traduce en aniquilar al resto de civilizaciones o imponerse culturalmente al llegar el año 2050 partiendo desde una pequeña ciudad con sus graneros y sus constructores.

No nos vamos a engañar ¡aquí hemos venido a conquistar el mundo!

Ahora bien, tarde o temprano nos encontraremos con otras culturas, y al contrario que en otros juegos de estrategia como 'StarCraft' podremos llegar a acuerdos con ellos, a veces comerciales, otros culturales o simplemente alianzas para exterminar a terceros, aunque no deberemos fiarnos de estas sociedades... y ellos tampoco deberían acostumbrarse demasiado a una paz prolongada: en 'Civilization' el pez grande siempre se come al chico.

Como siempre, la clave estará en encontrar un sistema en el que podamos avanzar en las ciencias, la filosofía y el comercio mientras apostamos por fortificar nuestra presencia en base a construcciones y ejércitos, y es que como dijo Sun Tzu: un buen estratega es el que gana la batalla antes de comenzarla.

Un nuevo aspecto para un viejo conocido

Lo primero que veremos en este nuevo Civ es un apartado artístico completamente renovado y que puede llevarnos a pensar que más que una nueva entrega numerada se trata de la tercera entrega de la serie 'Civilization Revolutions'. Nada más lejos de la realidad: una vez tenemos claro con quién queremos pasar a la historia veremos cómo los colonos empiezan a poblar el mapeado con nuestros queridos hexágonos.

Civ4

Las nubes del quinto título dejan paso a un aspecto más colorido que le sienta de maravilla, ofreciendo una impresión de mapa que poco a poco comienza a desplegarse ofreciendo unas curiosas ilustraciones en cell shading de aquellos sitios en los que hemos hecho incursiones.

¿Se podía haber apostado por unos diseños más fotorrealistas de las unidades, los líderes y el terreno? Posiblemente, pero eso no lo haría un juego más formal, y hay que reconocer que en cuanto empezamos a tocar los factores de diplomacia o el nuevo sistema de distritos -del que hablaremos un poco más adelante- vemos que este aspecto le sienta como un guante a la saga.

El mayor desafío de 'Civilization VI' es superar la quinta entrega

Sin embargo, el cambio más interesante de su diseño lo veremos en su interfaz, no tanto frente a su aspecto, muy fino y tremendamente funcional aunque -como siempre- deberemos cerciorarnos de dónde está cada cosa durante los primeros compases de la partida; sino en que por primera vez en la serie los avances filosóficos y los tecnológicos han sido separados , con lo que podremos progresar a otro ritmo, permitiéndonos aprovechar de manera más eficiente los turnos.

Civ2

¿Un turno más? Esto es una partida nueva

El mayor desafío de 'Civilization VI' es superar la quinta entrega y no estamos hablando de un desmarque técnico, sino en ofrecer una experiencia de juego capaz de superar al título que desde su salida en 2010 ha ido sumando expansiones oficiales y generosas remesas de contenidos creados por la propia comunidad de usuarios.

Civ1

¿La respuesta por parte de Firaxis? En vez de limitarse a ofrecer todo lo anterior con un lavado de cara, reinventa cuatro mecánicas modulares del juego y aplaza el resto de mejoras sin que terminemos de echarlas de menos.

Por un lado, la primera gran novedad es que ahora no solo deberemos planificar muy bien dónde edificar nuestras ciudades, sino que además, tras un par de partidas comenzaremos a estudiar también la futura disposición de los distritos: ahora necesitaremos disponer de varios hexágonos en torno al núcleo de nuestra ciudad y conforme vayamos expandiendo su cultura y tecnología podremos crear una serie de barrios especializados en la docencia, la investigación, la economía, etc. Habrá ambientes más favorables para según qué distrito y potenciaremos sus efectos si disponemos de las construcciones o monumentos adecuados.

Civ1

Esto quiere decir que ahora podremos atacar o defender las ciudades desde más flancos, pero también ofrecer una mayor satisfacción a nuestros habitantes a través de barrios teatrales.

De hecho, si bloqueamos o tomamos un distrito comercial en el momento adecuado podemos dejar en jaque a nuestros enemigos, incluso consiguiendo que el pueblo se alíe con nosotros, aunque el precio a pagar por este nuevo sistema es reducir el protagonismo de las ciudades-estado.

Otro de los factores clave de la saga, y en los que en esta sexta entrega se ha ahondado de manera perfectamente acertada, es en el tema de las comunicaciones entre las ciudades, tanto las nuestras como las aliadas. Por un lado, en esta ocasión serán las rutas comerciales las que agilizarán el proceso, y es que ahora mover nuestras mercancías no será un añadido para ganar un extra de recursos y chismorreos sobre nuestros vecinos: sus actividades nos proporcionarán las valiosísimas carreteras.

Por la razón... o la fuerza

La diplomacia es un elemento que poco ha evolucionado, lo cual no quiere decir que sea algo superficial, sino todo lo contrario. Nuestros lazos, alianzas y choques con el resto de pueblos del mundo es el eje central del juego y que no nos quepa duda de que, por muy nefasta que sea la IA a la que nos enfrentemos, por muchos tratados de paz que consigamos si nuestros avances nos hacen débiles acabaremos siendo invadidos.

Civ3

A esto hay que sumar un nuevo sistema de espionaje que nos ahorrará un par de turnos y posiblemente nos saque los colores en más de una partida frente a un enemigo.

Una de las mejoras que quizás destaquen menos pero que demuestran el mimo con el que se ha tratado esta nueva entrega es que tanto la religión como la presencia de las grandes personalidades ahora gozan de un protagonismo y autonomía más acusado.

Comerciar como Trajano, pelear como Gilgamesh o aprovecharnos de las habilidades de trolleo diplomático de Gandhi

En muchas ocasiones, y sobre todo en entregas anteriores, se partía de la base que añadiendo un par de teatros y con la suficiente tecnología nuestra población estaría contenta mientras no faltara el pan. Ahora deberemos plantearnos mucho más en serio qué tipo de gobierno queremos fundar y si las ideas de la religión que escojamos casan con nuestras acciones.

Por supuesto, los máximos protagonistas serán los líderes de cada civilización, y es que a pesar de que el proceso de construcción, expansión y evolución cultural y tecnológica será muy parecido entre todos los pueblos, no será lo mismo disponer de las habilidades de Gilgamesh para el combate, las oportunidades de industrialización de Ted Roosevelt, la facilidad de comercio de Trajano o -no nos vamos a engañar- trolear diplomáticamente a todos nuestros enemigos con Gandhi.

Civ4

Cada líder ofrecerá unas bonificaciones únicas y diseñadas para ofrecer una experiencia y prioridades bastante contrastadas y se complementa con unidades exclusivas de combate y construcción. De hecho, en VidaExtra hemos ido presentando gradualmente a prácticamente todas las grandes personalidades que desfilarán por el juego así como sus atributos únicos.

¿Lo mejor del juego? Querremos experimentar todas y cada una de sus posibilidades. Eso sí, tal y como comenzamos al principio, 'Civilization VI' es la primera parte de un plan muchísimo más ambicioso.

Lo mejor está por llegar

No es que 'Civilization VI' esté incompleto, ni mucho menos. Es un juego tremendamente ambicioso y con opciones generosas y cargado de novedades. Pero no hay que olvidar que la experiencia no acaba una vez hayamos conquistado el mundo con cada Civilización: ¿Qué hay más allá de este nuevo Civ?

A pesar de que se han añadido numerosas novedades y mejoras añadidas durante las expansiones de la cuarta y quinta entrega de 'Civilization' y algún que otro guiño a 'Revolutions', se quedan en el tintero opciones y situaciones tremendamente interesantes como un sistema diplomático mucho más ambicioso, una mayor presencia del peso de la economía o, sencillamente una inteligencia artificial más depurada. Sin embargo, no hay que olvidar que esta entrega acaba de arrancar.

Civ5

Su pase de temporada augura nuevos contenidos en forma de mapas, escenarios, civilizaciones y líderes nuevos que llegarán en cuatro nuevas actualizaciones, y no sería muy descabellado que una vez que dispongamos de todo el material de post-lanzamiento llegue una siempre agradecida nueva expansión que ahonde un poco más en las mecánicas. No nos vamos a engañar, los juegos de estrategia son así desde hace más de dos décadas.

No hay que olvidar que esta sexta entrega acaba de arrancar

Sin embargo, y pese a que se anunció bajo el contexto conmemorativo de los 25 años desde la primera entrega, 'Civilization VI' no solo es el homenaje definitivo a la serie, sino el título con el que ahora deberán medirse el resto juegos de estrategia, lo cual suena tremendamente pretencioso pero tiene su porqué.

Si te apasiona la estrategia, Civilization VI es tu imprescindible

'Civilization VI' consigue aunar lo mejor y más destacado de todo lo visto hasta el momento en su serie, sumando mecánicas originales y heredadas de otros juegos como 'Endless Legend'. Pero lo hace desde un apartado artístico más que sobresaliente, cuidando cada uno de los detalles de juego y dejando un muy estrecho margen al azar si organizamos nuestro imperio de manera sólida.

Uno de los mejores puntos del juego es que además de su estupenda localización cuenta con una fascinante banda sonora original que, además, invita a apostar por adquirir la versión Deluxe sólo para disponer de ésta, siendo el ejemplo perfecto de que no se ha dejado detalle sin mimo en este juego.

Civ1

Pero lo mejor no es lo que ya ofrece, sino lo que continúa ofreciendo: la comunidad de jugadores sigue expandiendo y exprimiendo las posibilidades del juego de manera especialmente acertada, y eso garantiza que 'Civilization VI' continuará siendo el mejor 4X del mercado cuando dentro de dos o cuatro años haya mods, mapas y contenidos generados por los fans que consigan elevar la experiencia como ya lo hicieron con las entregas anteriores.

'Civilization VI' no solo es el homenaje definitivo a la serie, sino el título con el que ahora deberán medirse el resto juegos de estrategia

¿Cómo hacer un juego todavía mejor? Bueno, sobre estas líneas ya hemos dado un par de sugerencias, pero eso no quiere decir que no las vayamos a ver a corto-medio plazo cumplidas. No en un 'Civilization'.

Civ6

De hecho, tampoco es casualidad de durante el E3 este juego haya sido galardonado como el mejor juego de PC y que precisamente sea el gran favorito en los próximos Game Awards 2016 en el terreno de la estrategia. La saga de Sid Meier a evolucionado entrega tras entrega durante este cuarto de siglo, pero ha sido este último título donde realmente se ha coronado: 'Civilization VI' es una indiscutible carta de amor a los fans de los Civs y la estrategia por turnos, y lo mejor es que este imprescindible todavía no ha tocado techo.

Imprescindible

Civilization VI

Civilization VI

Plataformas PC, Mac
Multijugador
Desarrollador Firaxis
Compañía 2K
Lanzamiento 21 de octubre de 2016
Precio 47,90 euros

Lo mejor

  • Una enorme evolución cargada de novedades interesantes
  • El nuevo apartado artístico le sienta como un guante a la saga
  • La Banda Sonora es espectacular
  • El más adictivo de todos los Civs

Lo peor

  • Una vez pillado el punto la IA o es tremendamente exigente o es nefasta
  • Habrá que esperar un tiempo hasta que pueda medirse en contenidos con la quinta entrega

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos