Compartir
Publicidad
Análisis de Una noche en Karazhan: la fiesta de Hearthstone aún no ha terminado
Análisis

Análisis de Una noche en Karazhan: la fiesta de Hearthstone aún no ha terminado

Publicidad
Publicidad

No sería descabellado pensar que a ‘Hearthstone’ poco a poco se le van acabando las pilas, que el continuo añadido de cartas en algún momento acabará perdiendo la gracia y que, con sus aventuras, no debe quedar demasiado margen de maniobra.

Qué craso error sería pensar eso. Una noche en Karazhan demuestra, una vez más, que las opciones de Blizzard para rentabilizar su juego de cartas están muy lejos de acabar, que los movimientos de la compañía con sus aventuras no sólo son divertidos, también tremendamente inteligentes.

Karazhan4

Diversión y cartas para todos

Con cada nueva expansión, ya sea de cartas o de aventuras como Una noche en Karazhan, Blizzard introduce las novedades suficientes para que los usuarios más experimentado se rompan los cuernos intentando adivinar esa nueva jugada maestra capaz de cambiar el metajuego.

Malchezaar

Una combinación de cartas que nadie ha pensado, un reemplazo perfecto para ese mazo que ya no cuenta con el tirón de antaño o, en una fiesta en la que los novatos son los principales objetivos de su ponche adulterado, una legendaria capaz de brindar cinco legendarias a tu mazo desde el principio de la partida.

Cinco añadidos probablemente inútiles para aquellos que ya juegan con las posibilidades de robo en mente pero que, en mazos destinados a la fatiga o en usuarios sin una colección de cartas demasiado boyante, pueden acceder a una opción mucho más divertida, aunque aleatoria, de medirse contra usuarios con cartas más potentes.

Es Blizzard diciéndole a los nuevos jugadores “ven a la fiesta de ‘Hearthstone’”, invitándoles a pagar por una aventura que por primera vez tiene una demo y asegurándoles con ello un grupo de cartas que no sólo tienen opciones de cambiar el metajuego a corto plazo, también ceden hueco a una diversión menos exigente.

Una aventura de Hearthstone

‘Hearthstone’ podría limitarse a repartir cartas con la cara de un croupier hasta las narices de aguantar borrachos y ricachones, pero lejos de únicamente cobrar por un nuevo set de cartas, se divierte creando una experiencia tan accesible como interesante.

Karazhan5

Como en todas las aventuras de la serie, el primer paseo por sus alas en la lucha contra sus jefes resulta ser un entretenido pasatiempo, los desafíos nos dan pistas sobre los posibles usos de las nuevas cartas y el modo heróico nos pone contra las cuerdas, repitiendo jefes y obligándonos a escudriñar nuestra colección para dar con la combinación de cartas adecuada para vencerlos.

La combinación de huevos de pascua enfocados a que los jugadores de ‘World of Warcraft’ saquen una sonrisa durante las partidas, los encuentros especiales como el combate de ajedrez que cambia por completo la forma de jugar a ‘Hearthstone’ y el reto de ir superando jefes, no servirían de nada por sí mismos sin el añadido de las cartas, pero la fórmula probablemente tampoco funcionaría al revés.

Blizzard sigue coronándose

Con aventuras como la de Una noche en Karazhan, ‘Hearthstone’ ha encontrado una sinergia especial. Esa en la que los jugadores que no estábamos acostumbrados a gastar dinero en juegos free-to-play tenemos la necesidad de recompensar a la compañía por las horas de juego entregadas. Esa con la que, en vez de sentir hastío o percibir algún signo de agotamiento, desearíamos que una nueva aventura estuviese ya a la vuelta de la esquina.

Por suerte el plan de Blizzard es otro muy distinto, es invitarnos a una fiesta con la cantidad justa de canapés y copas para que, inevitablemente, nos quedemos con ganas de más. Ahora a esperar seis meses hasta la próxima expansión de cartas, y seis meses más hasta la siguiente aventura. Y si en algún momento la cosa empieza a perder fuelle, con la aparición de invitados estelares de 'Starcraft', 'Diablo' o (esta sí que es buena) 'Overwatch', volverán inmediatamente a estar sobre la cresta de la ola. Qué listos son... y cómo nos alegramos de ello.

Una noche en Karazhan

Una noche en Karazhan

Plataformas Android, iOS, Mac y PC (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Blizzard
Compañía Blizzard
Lanzamiento Ya disponible
Precio 17,99 euros

Lo mejor

  • Las nuevas cartas prometen cambios divertidos en el juego con rango.
  • Retos divertidos e interesantes.
  • Un regalo para los fans de WoW.

Lo peor

  • Como suele ocurrir, se hace corto.
  • Por primera vez, Blizzard parece haber resbalado con algunas cartas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos