Compartir
Publicidad
Publicidad
Análisis de Call of Duty: Black Ops III. Una grata sorpresa cuyas novedades no brillan lo suficiente
Análisis

Análisis de Call of Duty: Black Ops III. Una grata sorpresa cuyas novedades no brillan lo suficiente

Publicidad
Publicidad

Tal y como sucedió con el primer ‘Black Ops’, Treyarch tenía en mente hacer avanzar la franquicia hacia un lugar nuevo con ‘Call of Duty: Black Ops III’. Y de alguna forma lo ha conseguido: el juego sigue desprendiendo ese aire tan familiar que todos los fans de la saga sabrán reconocer, pero a la vez introduce un puñado de novedades que, si bien es cierto que por ahora no brillan con suficiente intensidad, apuntan hacia una cierta evolución que podría abrir mucho más el juego en próximas entregas.

Ambientado en un aciago y oscuro 2065, el argumento futurista de ‘Call of Duty: Black Ops III’ vuelve a incidir en la importancia de la tecnología a la hora de fabricar nuevas armas, vehículos de combate o robots, pero también de modificar a los propios seres humanos para convertirlos en supersoldados. Una práctica que incluye el uso de prótesis biónicas, así como de unos implantes capaces de interconectar conciencias y crear mentes colmena. Para lo bueno y, sobre todo en este caso, para lo malo.

Call of Duty: Black Ops III. Una historia atractiva, retorcida, extraña... y torpemente narrada

Si os tuviera que contar de memoria lo que he entendido de la historia de ‘Call of Duty: Black Ops III’ soltaría aquí un galimatías fenomenal. Para hacerlo bien tendría que entrar en las bases de datos que pone a nuestra disposición el juego en sus terminales para documentarme a conciencia, ya que ni las escenas de vídeo ni el desarrollo de la acción consiguen que uno se entere perfectamente de lo que está sucediendo. Al principio todo parece bastante sencillo, pero a medida que uno va avanzando la historia se retuerce cada vez más y el cerebro acaba desconectando.

No digo esto para excusarme por no explicaros de qué va el juego con algo más de concreción, sino para dejar patente uno de los problemas que sigue arrastrando la saga y, en general, muchos de los juegos de acción actuales: la historia puede no ser lo más importante en ellos, y de hecho en muchas ocasiones es directamente mala y/o prescindible, pero es que tampoco se ha dado con la fórmula ideal para narrarla en estos casos. Con todo y con eso he de reconocer que la de ‘Call of Duty: Black Ops III’ tiene giros tan locos como impactantes que me han gustado mucho, a pesar de su torpeza.

Lo más importante de la campaña de esta entrega, sin embargo, es que puede ser jugada en cooperativo. No porque la experiencia sea la ideal, que no lo es, como os contaré un poco más adelante, sino porque esa decisión ha sido la que ha condicionado por completo el diseño de niveles. Atrás queda aquello de ir de pasillo en pasillo a través de una ruta prefijada que hace saltar el script de turno en el momento justo. Que nadie me malinterprete: claro que hay momentos espectaculares en ‘Call of Duty: Black Ops III’ marca de la casa, pero aquí la mayoría de los tiroteos pueden ser llevados a cabo de varias formas distintas en niveles abiertos.

La presencia de la mujer en el juego no se limita a la elección del protagonista: te vas a encontrar a más personajes clave femeninos y, durante las batallas, vas a escuchar voces y gritos tanto de hombres como de mujeres

Por primera vez puedes elegir entre controlar a un hombre o a una mujer. Y añadirle habilidades especiales

En ‘Call of Duty: Black Ops III’ se ha añadido un centro de operaciones al que volverás tras cada misión y donde podrás moverte con libertad. Desde ahí, y por primera vez en la historia de la saga, podrás decidir si quieres llevar un personaje masculino o uno femenino (también te tocará elegir justo al comenzar la campaña). Además, en esta localización tendrás a tu alcance otras opciones como personalizar tu armamento, desbloquear aumentos, cambiar de atuendo, consultar tus estadísticas y más.

Black Ops 3

La presencia de la mujer en el juego no se limita a esta elección como protagonista: te vas a encontrar a más personajes clave femeninos y, durante las batallas, vas a escuchar voces y gritos tanto de hombres como de mujeres. Y por supuesto en el multijugador hay especialistas tanto de un sexo como del otro. Interesante este detalle de Treyarch que no limita la guerra sólo a fornidos soldados malhablados, ni siquiera en un futuro no demasiado lejano prácticamente dominado por los robots y la tecnología.

Otra novedad importante que lamentablemente se queda algo a medias: los núcleos. Ya no basta con ir armado hasta los dientes, sino que puedes asignarle a tus personajes una serie de aumentos que irás desbloqueando a medida que avances y ganes fichas. Estos núcleos se dividen en tres categorías: Marcial, Control y Caos, cada una de ellas con siete aumentos distintos que además pueden ser mejorados.

Sobre el papel esto pinta bien, pero en la práctica he usado los mismos dos núcleos de Caos durante toda la campaña: uno que lanza unas luciérnagas de fuego que atacan a los humanos y los queman y otro para hacer explotar robots y torretas. He probado los aumentos restantes, pero es muy difícil avanzar en según qué zonas si no llevas los núcleos idóneos. Y sólo puedes modificar tu set de aumentos en el centro de operaciones a no ser que tu personaje alcance el nivel 20, lo cual te permite llevar varios. Cosa que no he conseguido en la primera pasada por la campaña...

El cooperativo trae un nuevo diseño de niveles

Teniendo a tu alcance 21 aumentos distintos, cada uno con sus efectos, es una lástima que la cosa no haya dado más de sí. Los escenarios son amplios y los enemigos muy numerosos, los núcleos se podían haber aprovechado mucho mejor. Básicamente porque los malos salen por todos lados y la estrategia a seguir ya no es la de quedarse en un punto, aniquilar a tres o cuatro enemigos y avanzar a la siguiente cobertura. Ahora se trata de ver por dónde es mejor atacar, ya que dispondremos de varias rutas y posibilidades, y hacer uso tanto de nuestro armamento como de las habilidades que otorgan los núcleos.

Y sí, por primera vez en la saga se introduce la figura del final boss como tal. Hay niveles en los que deberemos eliminar a robots de gran envergadura que además cuentan con dos o tres patrones de ataque. Son sencillos de eliminar desde el punto de vista estratégico (bajar sus defensas y lanzar misilazo, no hay mucho más misterio), pero muy duros de roer si hablamos de la cantidad de plomo que debemos descargar sobre ellos. Por no hablar de esos momentos en los que aparecen dos o tres brutos mecánicos seguidos acompañados de decenas de robots enloquecidos. Desde luego el juego nos deja algunas batallas verdaderamente salvajes y memorables.

Black Ops 3

Además de estos engendros de gran envergadura, existe otro tipo de enemigo con una armadura capaz de absorber balas y más balas como si fuera una esponja en un río. Un tío pesado que en compañía de otros jugadores puede ser divertido abatir, pero que en solitario se convierte en una auténtico incordio que lo único que consigue es tenerte entretenido más de la cuenta, ralentizando el progreso de la acción. Es una decisión de diseño un tanto arriesgada que, como decía antes, viene dada por la posibilidad de jugar el juego en cooperativo.

¿Que es más divertido jugar con amigos que en solitario? Absolutamente. Lo cual incide directamente, y no para bien precisamente, en la forma de gestionar los scripts y los momentos espectaculares: si un compañero alcanza un punto de control se iniciará la siguiente secuencia, lo cual para el resto del grupo puede significar saltos en la partida. Es lo que nos temíamos: si quieres vivirlo todo con la espectacularidad épica tan característica de la saga, mejor que lo juegues primero en solitario. Ya tendrás tiempo para volver con los colegas.

Ah, sí, a Treyarch le ha sobrado algo de tiempo y le ha dado por hacer dos campañas distintas. Cuando finalices la historia se te abrirá una nueva opción en el menú llamada Pesadillas. Lo que ha hecho el estudio ahí es sustituir a los enemigos habituales por zombis, disponer las misiones en un orden distinto al de la historia principal, y contar algo nuevo desde otro punto de vista. Eso incluye nuevas líneas de diálogo y la inclusión de algunas de las mecánicas del modo zombis en esta segunda campaña. Acojonante.

Si bien el corazón de la saga 'Call of Duty' reside en el multijugador, hay que aplaudir a Treyarch por haber sido capaz de arriesgarse con todas esas novedades del modo historia, pese a que haya bastante margen de mejora.

Call of Duty: Black Ops III y su "nuevo" multijugador

Aquí es donde 'Call of Duty: Black Ops III' no falla, pese a que, de nuevo, algunas de las novedades propuestas no llegan a ser tan relevantes como se pudiera pensar en un principio.

Por un lado está la introducción de clases gracias a los llamados Especialistas. Hay nueve distintos, algunos de ellos desbloqueados desde el principio y otros que estarán disponibles a medida que vayamos subiendo de rango, y cada uno de ellos cuenta con un par de habilidades especiales. Estas habilidades también han de ser desbloqueadas, en esta ocasión usando las fichas que iremos ganando junto a la experiencia. De entrada, la idea de contar con nueve clases distintas cada una de ellas con su propio personaje y habilidades nos hace pensar en una gran diversidad jugable. Pero no es del todo así.

La realidad es que estas habilidades sólo pueden ser usadas tres o cuatro veces por partida, ya que se activan por tiempo, y además no llegan a ser lo suficientemente potentes como para que exista una gran diferencia entre usarlas y no usarlas. Sí, te van a permitir realizar un par de bajas más, pero ya está.

Ahora bien, como complemento a las ventajas por racha de bajas no están mal, sobre todo para los primerizos que, cuando activen estas habilidades, tendrán la posibilidad de hacer algo distinto independientemente de su nivel con respecto al resto de jugadores. Se hubiera agradecido algo un poco más profundo, pero como con casi todas las novedades introducidas por Treyarch en esta entrega parece ser que tendremos que esperar a la siguiente para que se mejoren, se pulan y se ponga en práctica lo aprendido.

Con los nuevos movimientos pasa algo similar. Ahora tienes la posibilidad de correr por las paredes, con lo cual el diseño de los mapas está pensado para que puedas sacarle provecho a esto, pero a la hora de la verdad pasan dos cosas: 1) cuando corres por un muro quedas expuesto y normalmente tendrás las de perder contra un jugador que esté en tierra firme y 2) tampoco existe ningún beneficio más allá de la novedad o de poder alcanzar determinados puntos del mapa por un sitio distinto. Sí, de vez en cuando usarás este movimiento, pero más como anécdota o simplemente porque puedes hacerlo que como un recurso útil para obtener ventaja o establecer alguna estrategia.

Shadows of Evil, el modo zombis definitivo

Desde el primer modo zombis que incluyó Treyarch en su ‘Call of Duty: World at War’ muchos jugadores le han pedido al estudio que saque su propio juego de zombis por separado. ¿Para qué?, me pregunto. Esto funciona a las mil maravillas como modo, ya que le permite al jugador salir por completo de los parámetros establecidos en la saga para irse a otro universo distinto sin abandonar el juego.

Pocos FPS más completos en cuanto a diversidad de contenidos y modos vas a encontrar: dos campañas distintas, juego en solitario y en cooperativo (incluso a pantalla partida), un minijuego con su propia campaña completa (sí, ese que se juega con vista cenital), multitud de modos online competitivos, arena para profesionales (y no tan profesionales) y los malditos zombis que vienen a redondear el pack.

El formato de los zombis es perfecto para lo que busca Treyarch. Y para lo que buscamos los fans de este modo: hordas y más hordas de zombis acompañadas de muchos secretos por descubrir. Y Shadows of Evil es la cumbre de los modos zombi del estudio porque reúne todo lo bueno de los anteriores mapas y lo eleva varios niveles. No es que estas buenas gentes hayan añadido un par de cucamonadas y a correr, es que han creado un buen pedazo de ciudad con una historia negra detrás y una ambientación soberbia.

No sólo hay que pegar tiros, sino que deberás recoger muchos objetos y artefactos, activar mecanismos, convertirte en bestia para resolver pequeños puzzles y más. Incluso se ha introducido un nuevo sistema de ventajas en forma de bolas de chicle que se suman a las ya conocidas que se ofrecen en distintas máquinas de refrescos. Es de ese tipo de modos que acaban generando hilos enteros en Reddit a medida que la comunidad va desentrañando sus secretos, de esos que generan runrún a su alrededor.

Black Ops 3

La opinión de VidaExtra

‘Call of Duty: Black Ops III’ es un juego mucho más arriesgado y completo que los anteriores y su campaña depara multitud de momentos memorables, de esos que se le quedan a uno grabados en la retina. La historia, aunque es muy llamativa y está contada de una forma diría que casi experimental, acaba siendo algo confusa, dando la sensación de que toda la acción está muy bien pero que por el camino nos hemos perdido algo.

Las novedades se agradecen, pero no acaban de estar bien compensadas del todo. El ejemplo perfecto de esto es el tema de los aumentos: hay muchos y al final sólo dos o tres resultan realmente útiles en la mayoría de ocasiones. Como idea es buena y entiendo que todo esto es el principio de algo que podría renovar por completo una saga con tantísimos años a sus espaldas.

En el multijugador es donde todos vamos a pasar un buen puñados de horas y, pese a las novedades que incorpora, las mecánicas y las estrategias no van a cambiar de forma significativa con respecto a las anteriores entregas. Si llevas jugando un tiempo a ‘Call of Duty’ te sentirás como en casa. Una casa con algunas reformas menos relevantes de lo esperado, pero totalmente familiar.

Lo que sí queda claro es que Treyarch es ahora mismo el estudio fuerte de la saga y el que más ha apostado por ofrecer algo distinto y, sobre todo, completo.

Call of Duty: Black Ops III

Call of Duty: Black Ops III

Plataformas PC, PS4 (versión analizada), Xbox On3, PS3 y Xbox 360
Multijugador
Desarrollador Treyarch
Compañía Activision
Lanzamiento Ya disponible (06 de noviembre de 2015)
Precio 59,90 euros

Lo mejor

  • Que Treyarch haya decidido apostar por cosas nuevas
  • El modo zombis
  • Acción a raudales y todo el online

Lo peor

  • La historia está narrada de forma torpe
  • Las novedades molan, pero se quedan un poco a medias

Call of Duty: Black Ops III

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos