Sigue a Vidaextra

Fire Emblem: Awakening

Lo bueno se hace esperar, es algo que nos repetimos a nosotros mismos cuando vemos que los demás llevan tiempo disfrutando de un producto tan esperado. Caso, por ejemplo, del ‘Fire Emblem: Awakening’ de Intelligent Systems. Debutó en Japón en abril del año pasado, y en febrero en EEUU. Pero no llegará a España hasta el 19 de abril de 2013. Sí, definitivamente lo bueno se hace esperar.

La saga ‘Fire Emblem’ es una de mis debilidades personales, de ahí que no le quitase el ojo desde su presentación en el pasado Tokyo Game Show 2011. En especial por saber si lograría quitarme esa ligera sensación de decepción que supuso ‘Fire Emblem: Shadow Dragon’. Y vaya si lo ha conseguido. Que dé comienzo este primer contacto del ‘Fire Emblem: Awakening’ de Nintendo 3DS.

‘Fire Emblem: Awakening’, la unión perfecta entre los dos tipos de dimensiones

Fire Emblem: Awakening

Si bien tanto el género en sí mismo, y por extensión la saga ‘Fire Emblem’, nunca ha destacado sobremanera en el apartado gráfico, esta primera entrega para Nintendo 3DS supone un salto de calidad reseñable respecto al anterior capítulo que recibimos en Nintendo DS (hubo otro en 2010 que no salió fuera de Japón, por cierto). Se podría decir que supone la unión perfecta entre los dos tipos de dimensiones: unas 2D mejoradas respecto a lo visto en Nintendo DS o Gameboy Advance, y que veremos en el tablero de juego, y unas 3D un poco el estilo ya visto en Wii, aunque sin deslumbrar.

Aquí veremos efectos climáticos y muchas animaciones para los combates, pero ya decimos, sin ser algo verdaderamente sobresaliente. Pero sin duda cumple con su cometido, y querremos ver todos los combates. No como en otras entregas en las que, llegado un punto, le dábamos a batalla rápida para ver todo desde el tablero y agilizar la partida. Se agradece, además, que contemos con varios controles en la pantalla táctil (también se pueden usar los botones) para acelerar el combate o incluso pausarlo. En cualquier caso se pueden desactivar todas las animaciones desde las opciones.

Donde sí destaca a nivel visual es en las cinemáticas en plan anime que presenciaremos en momentos importantes de la historia. La calidad es brutal y no tiene nada que envidiar a las grandes producciones que nos llegan desde el país del Sol naciente. Además podremos poner las voces en japonés, por si nos queremos sentir más identificados con la temática anime. ‘Fire Emblem: Awakening’, recordemos, nos llega con textos en castellano y voces en inglés y japonés. Y en ambos apartados cumple con creces, gustándome en especial los textos que le han dedicado a Donnel, un campesino que podremos reclutar en una de las primeras misiones opcionales. Para que sepáis de qué hablo, nada mejor que verlo en imagen y comprobar la cultura de Donnel. ¡Grande!

Chrom y Donnel

Entrando ya un poco más en materia, pero sin poder dar tantos detalles como nos gustaría por culpa de un embargo (actualmente llevo 16 horas de juego y voy casi por la mitad), ‘Fire Emblem: Awakening’ resulta de lo más continuista en múltiples aspectos, sin dejar de ser malo por ello. Los habituales a la saga de Intelligent Systems ya sabemos lo que nos espera. Un Lord, en este caso Chrom, que tiene que luchar contra el mal, y que se verá ayudado por un ejército que se le irá uniendo poco a poco, a veces de forma automática, en otros casos por medio del diálogo en los combates. La novedad en sí vendrá de parte de nosotros mismos, puesto que podremos crear un personaje modificando parámetros muy básicos (en qué destacará más y cuál será su talón de Aquiles), aparte de su aspecto o su propio sexo. Y tendrá un peso muy importante en la historia, además, tal y como nos hace ver el brevísimo primer acto, a modo de premonición, previo al prólogo.

Como también es costumbre en los ‘Fire Emblem’, nuestro Lord vendrá acompañado del jinete pesado de turno, en este caso Frederick, primera unidad promocionada que tendremos en nuestro equipo y que nos será de gran ayuda en los primeros compases de la historia, para comprobar más tarde, como también es usual, que resulta ser una unidad regular en comparación con las que se van gestando desde el inicio. Vamos, que una unidad no promocionada que va creciendo desde el principio llegará a ser, tras promocionarla, casi con total probabilidad, mucho mejor que Frederick.

A nivel de personajes ‘Fire Emblem: Awakening’ será de lo más variado, también como es habitual en la saga, y poco a poco iremos conociendo sus inquietudes por medio de las conversaciones desde el cuartel. Éstas tan solo se podrán producir si los personajes afines luchan cerca el uno del otro, fortaleciendo de este modo su amistad. Nada nuevo bajo el Sol, en definitiva. Salvo un detalle que deriva de esto y que pasaremos a detallar a continuación: la importancia de fortalecer el apoyo.

La importancia de fortalecer el apoyo entre nuestro ejército: dos contra uno mucho mejor

Fire Emblem: Awakening

La principal novedad de ‘Fire Emblem: Awakening’ viene de parte de ir más allá a la hora de estrechar lazos entre nuestras unidades. Si a la hora de atacar a un enemigo tenemos a un aliado pegado a nosotros, nos reportará beneficios en combate, como mayor capacidad de evasión o de puntería, entre otros parámetros, llegando hasta unirse automáticamente al propio combate, con lo que pasaremos a luchar momentáneamente dos contra uno. Pero esto no ocurrirá todas las veces, y mucho menos de entrada. Habrá que mejorar la relación entre ambas unidades, aumentando de este modo la probabilidad de que esto suceda. Y el resultado, como imaginaréis, es de lo más devastador.

Esto también lo podremos realizar de otro modo. Agrupando a dos unidades sobre una misma casilla. De este modo moveremos tan solo a una unidad, aunque con varios parámetros potenciados (varía entre personajes y depende también del nivel de compenetración entre las unidades), y de cara al combate también cabrá la posibilidad de verlas juntas luchando. En zonas avanzadas de la historia será una opción muy a tener en cuenta para salir con vida. Por ejemplo de cara a proteger a las unidades más vulnerables. Además que podremos alternar entre las dos unidades fácilmente.

Otro de los detalles que también hay que tener en cuenta a la hora de combatir en ‘Fire Emblem: Awakening’ es el de las habilidades innatas de cada personaje. Cada uno contará con una habilidad básica pasiva, como por ejemplo aumentar permanentemente un parámetro de su perfil (más vida, más resistencia, etc), e irá ganando más con la experiencia. Al llegar a nivel diez sin estar promocionada, o a nivel cinco al estar promocionada, por decir dos casos concretos. Cada vez serán más poderosas y determinantes de cara a los combates, y en algunos casos serán habilidades que tendremos que activar, como potenciar la suerte o la velocidad de nuestras unidades situadas a tres casillas a nuestro alrededor. Aunque si hacemos esto la unidad que utiliza la habilidad pierde turno.

Hay más aspectos de ‘Fire Emblem: Awakening’ que nos gustaría comentar, pero ya nos explayaremos más a fondo, sin restricciones de ningún tipo por culpa de los embargos, cuando nos toque realizar su análisis. Pero por el momento nuestras impresiones no podrían ser más positivas. En mi caso era el videojuego de Nintendo 3DS que esperaba con más ganas de 2013, y no me está decepcionando ni un ápice. Una compra más que obligada para cualquier fan de ‘Fire Emblem’.

  • Plataformas: Nintendo 3DS
  • Desarrollador: Intelligent Systems
  • Distribuidor: Nintendo
  • Lanzamiento: 19 de abril de 2013
  • Precio: 45,99 euros

Sitio oficial | Fire Emblem: Awakening

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios