Síguenos

Happy Wars

Siendo una de las tendencias actuales extraña bastante que Microsoft Studios haya tardado tanto en dar el salto al free-to-play en su consola Xbox 360. El caso es que hace poco más de una semana descubrimos de parte del estudio ToyLogic el ‘Happy Wars’, el primer free-to-play de XBLA. Pero hasta otoño no estará disponible. Aún así, y gracias al acceso que nos han facilitado a la nueva interfaz de Xbox Live, hemos podido probar su beta y con ella compartir nuestras primeras impresiones.

De entrada, al igual que muchos, decir que lo que me pasó con este juego fue experimentar un importante déjà vu. Ya desde que vimos su primer tráiler, acrecentándose al probarlo por primera vez. Sí, se parece al divertidísimo ‘Fat Princess’, pero ojo, que también cuenta con sustanciales diferencias. Diferencias que, por otro lado, hacen que no sea tan divertido como el juego de tartas y princesas.

Happy Wars y el absurdo motivo que destapa cada batalla

Happy Wars

Pese a su naturaleza multijugador, ‘Happy Wars’ cuenta con historia. Una historia bastante absurda, por cierto. Y es que toda batalla entre la Luz y la Oscuridad viene por discusiones intrascendentales. ¿Cuál es la mejor película de la historia? ¿Quién es más poderoso, un elefante o un hipopótamo? Y cosas por el estilo. Cualquier excusa es válida para liarse a tortas, y así es como comenzará el juego, con una discusión y una princesa raptada, viéndonos en la necesidad de ir a por ella, claro está.

El modo para un jugador es un simple relleno, a modo de excusa para familiarizarnos con la mecánica de juego (también contaremos con un pequeño tutorial), para prepararnos para lo gordo: las batallas online que enfrentan a 15 personas contra otras 15. Ahí radica la gracia de este sin par ‘Happy Wars’.

El objetivo de cada partida, sea en solitario (con bots) o en compañía de otros, será siempre el mismo: destruir el tótem del castillo rival. Pero para ello lo primero será destruir la entrada al castillo, y el rival, salvo que sea manco, no nos lo pondrá fácil. Aparte que entre cada castillo siempre habrá una distancia prudencial con varios puntos de control a capturar, a modo de torres, para que, tras morir, podamos resucitar en una zona más avanzada y poder continuar el ataque consumiendo menos tiempo para no dar tregua al rival. Os suena todo, ¿verdad? No es para menos. Salvo por no haber tartas ni princesas, es muy parecido a la propuesta de Titan Studios, aunque ya decimos, no es tan divertida ni tan vistosa (los diseños de los personajes son bastante feos, a decir la verdad), pese a que juega a su favor, en principio, el que sea gratis de entrada y el poder mejorar nuestro equipo.

Conseguir equipo mejor para las tres clases de personajes

Happy Wars

Así es, cuanto más juguemos a ‘Happy Wars’ mejores seremos. Y todo porque iremos ganando experiencia y con ello desbloqueando equipo mejor que podremos equiparnos. Habrá espadas, escudos o armaduras de todo tipo, y no todos ellos los podremos equipar de inicio, como es lógico.

También hay que diferenciar un aspecto, y es que en toda partida empezaremos en nivel 1 y el tope será el nivel 5, y luego está nuestro nivel del propio juego. ¿A qué se debe la diferencia? Para nivelar el asunto. Me explico: durante la partida, según subamos de nivel, desbloquearemos varias habilidades de cada clase y de un modo aleatorio. De ahí que cuanta más experiencia consigamos, mejor será nuestro personaje al final de la partida y más posibilidades de ganar tendremos respecto al rival, ya que contaremos con un mayor abanico de habilidades, siendo las más útiles y devastadoras las de grupo.

Para que os hagáis a la idea, en ‘Happy Wars’ tendremos tres clases de personajes a elegir: guerrero, clérigo y mago. Al principio, en todo inicio de partida, contaremos con sus habilidades más básicas, pudiendo conseguir después el poderoso ataque cargado del guerrero, el molesto muro del clérigo, o el achicharrante nápalm mágico del mago. Otra historia es el equipo que llevemos determinado en nuestro nivel global. ¿Comprendéis la diferencia? Obviamente por muy habilidosos que seamos si nos enfrentamos a un grupo con alto nivel para su equipo nos costará más ganar la partida, pero de entrada no está tan desnivelado el tema. Al menos ahora, que todavía no ha salido el juego y no hay micropagos de por medio, que ya sabemos lo que pasa con algunos free-to-play y el pay-to-win.

Torretas y bombas para darle más variedad al asunto

Happy Wars

A pesar de la escasez de clases a elegir (compensada en parte por al amplio abanico de equipo que podremos conseguir) lo cierto es que las tres se diferencian bastante entre sí. El guerrero hará la función de típico tanque gracias a su poder ofensivo y el estar equipado con un escudo. Cuenta con habilidades muy poderosas a corta distancia, como el mencionado ataque cargado, y podrá animar a sus aliados o hacer que embistan como locos al enemigo. El mago será un partenaire esencial para debilitar al rival desde la distancia con magias elementales de fuego, relámpago, viento y hielo. Mientras que el clérigo será el más completo de los tres puesto que podrá curar o revivir a nuestros aliados (útil sobre todo el santuario, ya que creará un área de curación especial), podrá construir defensas como balistas (aquí atacaremos como si de un Third-Person Shooter se tratase), escaleras en la muralla del castillo rival para tener otro acceso de ataque e incluso muros para proteger a los suyos o entorpecer a los demás, y a mayores atacar a corta distancia con su vara. Una clase indispensable.

Y es que aunque la acción de juego se traduzca en el juego directo con el guerrero o el apoyo del clérigo y el mago a distancia, las torretas jugarán un aspecto crucial, y para éstas dependemos de que el clérigo las invoque primero. Una vez hecho esto cualqueira podrá construirlas, y no habrá que preocuparse de conseguir ningún material. Es otra de las diferencias respecto al ‘Fat Princess’, aquí es todo más directo. Además en cada mapa (muy variados todos ellos, algunos con más puntos de control y/o trampas que otros) habrá bombas situadas en puntos estratégicos que podremos soltar para que rueden hacia la zona que deseemos. Una buena forma de hacer una entrada triunfal.

En definitiva, la propuesta de ToyLogic con su ‘Happy Wars’ no está mal. Cierto es que no cuenta con la originalidad como bandera, pero teniendo en cuenta su modelo de negocio y lo accesible que resulta al principio puede ser una buena alternativa en Xbox Live Arcade para disputar partidas numerosas con nuestros contactos. No podrá competir con los más grandes, pero divertir lo cierto es que divierte.

Happy Wars | Xbox 360

Happy Wars
  • Plataformas: Xbox 360 (XBLA)
  • Desarrollador: ToyLogic
  • Distribuidor: Microsoft Studios
  • Lanzamiento: otoño de 2012
  • Precio: free-to-play

Happy Wars cuenta con el honor de ser el primer free-to-play de Xbox Live Arcade. Su mecánica es sencilla de entender, y su gracia radica en enfrentar a 15 personas contra otras 15 con el objetivo de destruir el castillo rival.

Vídeo | Youtube
En el bazar de Xbox Live | Happy Wars

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios