Sigue a

Insanely Twisted Shadow Planet

Desde el preciso instante en el que vi el primer material sobre ‘Insanely Twisted Shadow Planet’ me atrapó sin remedio. No era para menos, del mismo modo que su estética resultaba atrayente para los ojos, también lo era su mecánica, muy metroidiana, cambiando una persona por un OVNI. Todo parecía funcionar a las mil maravillas, y muchos estábamos impacientes por su salida, pero por fortuna el tiempo de agonía ha acabado, ya que como muchos habréis visto por Xbox Live Arcade, su salida se ha producido hoy mismo, formando parte de la promoción veraniega de dicho servicio.

Creado por Michel Gagné y Joe Olson, y desarrollado por Shadow Planet Productions (Fuelcell Games & Gagne International), toca saber hasta qué punto ha estado a la altura de las expectativas generadas por uno de los videojuegos en formato descargable más atrayentes del 2011. Pasemos, pues, con el análisis de esta pequeña pero gran joya llamada ‘Insanely Twisted Shadow Planet’.

Michel Gagné hace honor a su apellido y nos gana con la vista

Insanely Twisted Shadow Planet

Como he adelantado al inicio, ‘Insanely Twisted Shadow Planet’ entra primero por la vista, algo indispensable para atraer al gran público no tan afín a los juegos de naturaleza indie. Este honor recae en Michel Gagné, quién ha sabido plasmar perfectamente todo ese imaginario de lo desconocido, con sus platillos voladores y los planetas lejanos con sus criaturas extrañas y aterradoras a partes iguales. Si os va todo ese rollo, ya tendréis parte del terreno ganado, porque no os decepcionará, os lo aseguro. Viajar por los distintos parajes del planeta que da vida al juego es una experiencia que os atrapará de principio a fin. De hecho, igual que con el fantástico ‘Bastion’, el cuál analizaremos muy pronto, hacía tiempo que no me viciaba de esta manera, sin casi poder dejar el mando una vez iniciada la aventura.

Estéticamente abundarán las tonalidades oscuras, como en inmersivo ‘Limbo’, pero aquí habrá un mayor contraste según cada zona y cada enemigo, con colores rojizos en su mayor parte, pero con cabida para otros, como azul, amarillo, etc. No hay que olvidar, en cualquier caso, que llegamos a un planeta desconocido atrapado de algún modo por la oscuridad…

Tras un breve inicio dentro de ‘Insanely Twisted Shadow Planet’, a modo de tutorial con nuestra nave, llegaremos al citado planeta, y en él seremos testigos desde el principio, gracias al mapa del que disponemos, de que habrá cinco zonas diferenciadas en él. Aunque habrá que explorarlas, por supuesto, para descubrir todos sus secretos. Y aquí es donde entrará el desarrollo metroidiano que adelantábamos también al principio.

Insanely Twisted Shadow Planet y el OVNI multiusos

Insanely Twisted Shadow Planet

A medida que progresemos en el planeta iremos consiguiendo distintos complementos para nuestra nave. Al inicio contaremos con un escáner para saber a qué nos enfrentamos en todo momento (y también a modo de guía, diciéndonos en todo momento si lo que vemos es un enemigo, y contra qué armas es débil, o algo que tenemos que utilizar de algún modo) y poco después conseguiremos un poco efectivo disparo láser (aunque lo podremos mejorar hasta tres niveles, igual que el escudo propio de la nave) y un gancho con el que coger cosas (como rocas) o agarrarnos a algunas zonas. Luego conseguiremos otros más útiles que prefiero no desvelaros, pero que servirán tanto de ataque como para llegar a otras partes del mapeado.

Su utilización es bien sencilla: nos equiparemos con uno, y lo utilizaremos con el gatillo derecho, guiando su trayectoria con el stick derecho. Tendremos también dos formas de equiparnos con cada uno de los nueve gadgets para nuestra nave. O bien con la rueda de selección (manteniendo pulsado LB o RB, y seleccionando con el stick derecho), o bien mediante el acceso rápido de los botones A, B, X o Y. Esto último lo haremos desde la rueda de selección, y quedarán memorizados hasta que los cambiemos. Y creedme, será algo que al final de la aventura haremos en múltiples ocasiones, en especial contra el jefe final.

Nada de esto será complicado salvo, precisamente, ese duelo final. Tampoco es que resulte un paseo la aventura, ya que en algún momento podremos atascarnos con algún puzzle, o nos preguntaremos cómo llegar a alguna zona aparentemente inaccesible. En mi caso, sin ir más lejos, tras la desesperación sufrida contra el jefe final (media docena de veces intenté abatirlo hasta que finalmente llegó, y eso que el resto de jefes cayeron a la primera en su mayor parte), volví a intentar cubrir esas dos zonas del mapa que me quedaban, y al final resolví cómo llegar a cada una de ellas: el secreto no solamente está en los gadgets, sino en la pericia para usarlos.

Me ha gustado especialmente este hecho, ya que se les ha dado un buen uso tanto para cada pequeño acertijo como para cada duelo contra algún jefazo de turno. Los patrones de ataque de estos últimos no serán muy difíciles de pillar, pero sí que veremos duelos interesantes y originales, aparte del atractivo de por sí que tendrá cada diseño de estos seres gracias al mentado Michel Gagné.

Modos de juego y extras de Insanely Twisted Shadow Planet

Insanely Twisted Shadow Planet

‘Insanely Twisted Shadow Planet’ cuenta con dos modos de juego: la campaña, para un solo jugador; y la carrera de linterna, en donde podremos jugar hasta cuatro personas a la vez. Por ponerle alguna pega, decir que la campaña dura un suspiro. A mí me tuvo enganchado de principio a fin, eso sí, pero no me llevó más de seis horas. Aunque han sido buenas de principio a fin. Por fortuna el modo multijugador (carrera de linterna) no es un añadido insustancial, sino que consigue alargar la vida útil del juego y supondrá un reto mayor, sobretodo si somos pocos jugando.

Este modo de juego consistirá en escapar de un monstruo, con un scroll horizontal, teniendo que llevar, sí o sí, al menos una linterna para poder sobrevivir a la oscuridad. Ésta la llevaremos con el gadget para agarrar las cosas, por lo que si llevamos la linterna no podremos disparar. Al principio todo muy fácil: avanzamos y no hay casi enemigos hasta que llegamos al primer punto de control. Tendremos el camino bloqueado y nuestro objetivo será, mientras, eliminar a los enemigos de ahí (si los matamos a todos tendremos una recompensa en forma de mejora u arma nueva), hasta que vuelva a aparecer el monstruo y nos abra nuevamente el camino. Eso si no nos mata antes, porque en cada punto de control a veces se quedará alguna roca mal colocada y tendremos que quitarla de en medio, dejando nuestra linterna y al enemigo al acecho… Está muy bien el modo, porque de esta forma se le imprime tensión, y resulta más divertido si somos capaces de juntar hasta tres personas. Aparte que así también será más sencillo.

Lo bueno del modo carrera de linterna es que podremos jugarlo tanto en modo local (sin pantalla partida) como en modo online. El reto será tanto llegar más lejos que nadie como conseguir la más alta puntuación. Pero ya digo que, comparado con el modo campaña, será más difícil, y por lo tanto recomendable tan pronto pasemos el modo en solitario.

Insanely Twisted Shadow Planet

Ya en la parte de extras, podremos desbloquear pequeños vídeos sobre el modo campaña según progresemos (muy chulos, por cierto, aunque demasiado cortos para mi gusto), y diversas imágenes a modo de arte coleccionable. Esto último lo desbloquearemos según recojamos objetos especiales dentro de la campaña, estando bien ocultos todos ellos (indispensable utilizar el escáner por si se nos pasa algún detalle del mapeado). Sobra decir que tanto en los vídeos como en el arte coleccionable el nivel estético es muy alto gracias al talento de Michel Gagné.

En cuanto al apartado sonoro, acompaña bien en todo momento, siendo bastante curioso el hecho de algunas aportaciones sinfónicas por parte del grupo noruego Dimmu Borgir. Lástima, eso sí, que en el apartado de extras no podamos escucharlos tranquilamente.

En resumidas cuentas, ‘Insanely Twisted Shadow Planet’ lo esperaba con muchas ganas, y por lo tanto tenía las expectativas en torno a él muy altas, y no me ha decepcionado ni un ápice. A pesar de la corta duración de su campaña el modo carrera de linternas es un complemento perfecto, y quién sabe si en el futuro veremos más contenido adicional, o una secuela sobre este trabajo de Shadow Planet Productions. Uno de los mejores de lo que llevamos de año en Xbox Live Arcade.

Insanely Twisted Shadow Planet | Xbox 360

Insanely Twisted Shadow Planet
  • Plataformas: Xbox 360 (XBLA)
  • Desarrollador: Shadow Planet Productions
  • Distribuidor: Shadow Planet Productions
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 1.200 MS (~15 euros)

Insanely Twisted Shadow Planet es un Metroid wannabe pero en el que manejaremos un OVNI. A pesar de ello tiene personalidad propia y basa uno de sus grandes atractivos en un apartado estético sumamente atrayente que se ve acompañado por un control de la nave a la altura. Indispensable si nos va el género.

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios