Sigue a Vidaextra

Pac-man Championship Edition DX

El famoso come-cocos no podía haber escogido mejor manera para celebrar su 30 aniversario que con ‘Pac-man Championship Edition DX’, título que desde el pasado miércoles 17 de noviembre podemos disfrutar en XBLA, aunque una semana más tarde llegará también a PSN. Si os gustan los clásicos Pac-man, os gustará este nuevo, y si no, también.

‘Pac-man Championship Edition DX’ entra por la vista gracias a un apartado visual sumamente llamativo, pero sin duda su mayor virtud es que sabe combinar con mucho acierto la mecánica clásica (30 años y ahí la tenéis, impoluta) con la exageración pasada por el filtro de la velocidad. Igual resulta extraño así explicado, pero si leéis con calma este análisis lograréis entenderlo y lo más probable es que caigáis rendidos ante el vicio que supone esta nueva experiencia de “comer cocos”.

Se dice pronto, pero hay que repetirlo: 30 años nos separan del original, y en ‘Pac-man Championship Edition DX’ seguimos teniendo la misma mecánica. ¿Pero qué pasa? Que aquí es más dinámica, por lo que resulta mucho más jugable.

Tendremos ocho circuitos (Campeonato I y II, Autopista, Cruce, Espiral, Manhattan, Mazmorra y Mitad) con una variante de todos ellos oscura (no veremos prácticamente nada salvo los fantasmas y los pac-puntos), y un circuito libre que moldearemos un poco a nuestro gusto y que nos servirá de práctica. Cada circuito tiene sus variantes, con zonas más o menos largas y/o enrevesadas, y en todos ellos podremos seleccionar distintas skins sobre el universo ‘Pac-man’. Desde un look clásico a uno más psicodélico. Y también afectando a fantasmas y protagonista, pudiendo mezclar a gusto del consumidor. Porque ante todo, y como hemos dicho al principio, ‘Pac-man Championship Edition DX’ entra por la vista gracias a lo colorido que es.

‘Pac-man Championship Edition DX’. Vicio asegurado

Pac-man Championship Edition DX

Hemos hablado de que es dinámico, y no sólo es por la variedad que nos plantea de entrada, sino por cómo transcurre todo una vez comenzamos nuestra tarea de comer pac-puntos. Notamos algo raro al empezar: hay pocos pac-puntos, y los fantasmas están dormidos. ¿Dormidos? Sí, y por lo tanto, quietos. La gracia del asunto está en que, aparte de tener que comer pac-puntos para que salga la fruta y obtener, por lo tanto, altas puntuaciones para nuestro marcador, tendremos que hacer que nos sigan los fantasmas, algunos despertándolos al pasar al lado de ellos (pasando a ser fantasmas “enfadados”), otros al salir de su zona central, como pasó en el clásico de toda la vida, para que, tras comer las pac-bolas de rigor poder encadenar exagerados (pero exagerados, repito) combos de comilona fantasmoide. Para que os hagáis una idea, he llegado a encadenar 80 fantasmas seguidos. Una bestialidad. Aunque el máximo de puntos que podremos obtener por cada uno serán 3.200, empezando en 400, y siguiendo por 800, 1.200, 1.600, 2.000, 2.400 y 2.800 hasta la cifra mencionada. Os aseguro que visto en movimiento es una gozada.

Con esto se nos plantean nuevas estrategias, ya que querremos que nos sigan los fantasmas, pasando cerca de los que están dormidos esperando que los “enfadados” se les unan sin problemas, y así engullirlos tras haber comido una pac-bola. Pero el acierto de este videojuego no radica sólo ahí, sino en saber subsanar uno de los problemas que hemos tenido todos alguna vez con el clásico ‘Pac-man’ y en alguna de sus variantes: a veces calculamos mal un giro tras una huída de los fantasmas y nos pillan, con lo que nos quitan una vida. Aquí será más difícil que eso pase, principalmente porque cuando estamos cerca de un fantasma (cuando vamos de cara hacia él) entraremos en una especie de tiempo bala. O mejor dicho, de pac-bala (ahí he estado fino). Sin duda llamativo y que nos proporcionará situaciones impensables en este personaje, como el corregir la posición en múltiples ocasiones en apenas unos segundos hasta que un fantasma decide tomar otro camino.

¡Mamá, mamá! ¿Qué hay Pac-omé?

¿Y si por lo que sea nos vemos del todo acorralados? No pasa nada, porque Pac-man tendrá a su disposición diversas bombas (depende del nivel escogido: fácil, medio o experto; igual que pasa con las vidas). Bombas que nos despejarán el camino de fantasmas, pero no los eliminarán, ojo, sino que serán enviados de vuelta a su base. Pero sin duda nos puede ahorrar más de un disgusto.

Ahora bien, esta ventaja (al igual que perder una vida) tiene su inconveniente. Lo de “dinámico” no se quedaba simplemente en todo lo que os hemos contado, sino que el ritmo de juego irá in crescendo según vayamos aumentando nuestra puntuación, alcanzando una velocidad endiablada que nos hará pifiar algún giro (de ahí que se agradezca cosa fina lo del momento pac-bala), pero haciendo que nuestras puntuaciones suban a un ritmo más acelerado. Y sí, lo habéis adivinado, al perder vidas o usar bombas la velocidad se reducirá.

Pac-man Championship Edition DX

Tenemos los circuitos (los cuales, por cierto, varían “en vivo”), pero ¿y de modos de juego cómo va la cosa? Pues no es abundante. Tenemos los modos de 5 y 10 minutos en los que nuestro principal objetivo será obtener la mayor puntuación posible en ese límite de tiempo, el combo de fantasmas, en donde nuestro objetivo será lograr el mayor combo en un determinado tiempo (por lo que tendremos muchos intentos para conseguirlo), y pruebas de tiempo para comer fruta en el menor tiempo posible. Todo se basa en el tiempo, como vemos.

De todas formas, lo bueno del asunto es su sistema de clasificación mundial, actualizado al instante. Finalizamos un circuito, se nos da una puntuación y una valoración (las clásicas letras, siendo la ‘S’ la mejor nota), y nos vemos en la clasificación general. Pero para rizar el rizo, podemos ver cada repetición de cualquier usuario, incluidos nosotros. Toda una gozada que además nos servirá para pulir nuestra técnica. Y conseguir picarnos por obtener un mejor resultado, sin duda. Todo un acierto.

Y es que hasta que no probamos ‘Pac-man Championship Edition DX’ no nos podemos hacer una idea exacta del vicio que nos puede proporcionar. Tenemos una fórmula de 30 años de historia y le imprimimos dinamismo sin perder ese pique de las recreativas por obtener la mejor puntuación de la sala. Aquí es una puntuación mundial, con lo que el reto siempre va a estar asegurado. Por lo tanto, indispensable compra para los fans de Pac-man, y muy recomendable para los que busquen un videojuego de esos que nos atrapan sin remedio y que no entienden de horarios: cualquier hora es buena para disfrutarlo.

Ficha Técnica: Pac-man Championship Edition DX

Pac-man Championship Edition DX
  • Plataformas: PSN y XBLA (versión analizada)
  • Editor: Namco Bandai
  • Desarrollador: Namco Bandai
  • Lanzamiento: Ya disponible en XBLA, el 24 de noviembre en PSN
  • Precio: 800 MS (~10 euros)

Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios