Síguenos

Analisis Quantum Conundrum

Estoy de acuerdo con que las comparativas son odiosas, pero a veces es prácticamente imposible separar dos propuestas tan similares como ‘Portal’ y ‘Quantum Conundrum’. No lo digo por las puzles de físicas, presentes en ambos títulos, y tampoco en el planteamiento de su historia, con una voz en off que narra la aventura y nos invita a seguir jugando con comentarios poco afortunados. Puestos a rascar aún más ni siquiera tendré en cuenta el hecho de que Kim Swift, directora creativa del título de Valve, haga el mismo trabajo en los dos juegos. Es tan simple como plantarse frente a ‘Quantum Conundrum’ y comprobar que, efectivamente, estamos jugando a un ‘Portal’ edulcorado.

Analisis Quantum Conundrum

Quantum Conundrum y Portal, las comparaciones sólo son odiosas cuando sales perdiendo

No cuela lo de un ‘Portal’ para niños porque su estética choca en demasiadas ocasiones con su dificultad, pero ‘Quantum Conundrum’ no se cansa de recordar al primero cada dos por tres, sólo necesitando la excusa de un pastel entre capítulo y capítulo para acabar de reflejarse en el espejo.

Aquí los Companion Cubes dejan paso a cajas fuertes, los túneles transportadores a conductos de ventilación, las torretas a robots con pistolas de rayos y Glad0s al loco científico que nos mete en semejante follón. Todo huele a ‘Portal’ que tira para atrás, y no sólo no ayuda al juego, que tenía personalidad propia para ir bastante más allá, tampoco lo hace a Kim Swift, que apuntaba a creadora de las que marcan época y ha acabado sembrando serias dudas sobre su originalidad.

Parece que le estemos haciendo un traje a ‘Quantum Conundrum’, pero lo cierto es que durante las cinco horas que dura el juego he disfrutado bastante a los mandos. Simplemente es una de esas propuestas a la que los fallos tontos le acaban pasando factura. Bueno, eso y que ‘Portal’ exista para demostrar que las cosas se pueden hacer mucho mejor.

Analisis Quantum Conundrum

Un divertido y original juego de puzles

El juego de Airtight Games nos introduce en la piel de un niño de 12 años que, en una de sus visitas a su tío, el Profesor Fitz Quadwrangle, acaba viéndose envuelto en un conflicto interdimensional en el que tendrá que reconectar los sistemas de la casa para salvar al científico.

La historia nos lleva por varios rincones de la casa en los que podremos controlar el ambiente a nuestro antojo, valiéndonos del cambio a distintas dimensiones mediante un guante inventado por el profesor. Cada habitación muestra un puzle distinto, una especie de sistema de seguridad creado por nuestro tío para mantener a los ladrones a raya.

Dependiendo del nivel contaremos con uno o más poderes, incluyendo la posibilidad de transformar el material de cualquier objeto en un ligero cojín, que los objetos se vuelvan más densos y pesados, raletizar el tiempo e inversión de las fuerzas gravitatorias.

Analisis Quantum Conundrum

Puzles y plataformas, una mala combinación que se ceba con Quantum Conundrum

Pese a que de vez en cuando puede que nos encontremos con un puzle que se nos resista, las mecánicas son simples y no tardaremos en dar con la solución. Pero una cosa es plantear el puzle en nuestra cabeza y percatarte de qué debes hacer, y otra muy distinta es conseguir que todo salga como esperabas.

Algo que debería ser así de fácil acaba convirtiéndose en demasiadas ocasiones en una experiencia frustrante debido al control del personaje y la inclusión en sus mecánicas de secuencias de plataformeo. Si moviéndote ya notas que el personaje se desliza sobre una balsa de aceite, espera a probar qué se siente cuando tienes que saltar de un sofá a una caja fuerte mientras mantienes controlado el timing del puzle y sus densidades.

Seguramente habría ayudado introducir la figura del personaje, con brazos y piernas tal y como hizo ‘Mirror’s Edge’, para mejorar la experiencia. Algo que se agradecería en momentos donde no tienes muy claro hasta dónde llegan tus límites sobre una plataforma y que se acaban dominando por el método del ensayo y error.

Analisis Quantum Conundrum

Conclusión

Hablábamos de la estética y, aunque colorida y rica en detalles, acabas prefiriendo la escasez de ‘Portal’. La razón es que acabas pasando por estancias exactamente iguales una vez tras otra, y ni siquiera la introducción en la historia de una máquina capaz de clonar habitaciones sirve de excusa para paliar nuestro asombro ante semejante falta de mimo a la hora crear los niveles.

Sí, los puzles son divertidos y tiene su qué continuar avanzando para ver qué nos depara el próximo, pero el guión es pobre y tiene un final espantoso que probablemente os deje con cara de tontos. Se agradecen detalles como los simpáticos cambios en los cuadros de la casa dependiendo de la dimensión activada, pero no dejan de ser una anécdota que no aporta nada al juego.

Es curioso que pese a todo lo relatado no me cueste en absoluto recomendar su compra, al fin y al cabo la experiencia ha valido la pena y si estuviste en la piel de Chell desearás poder enfrentarte a un reto similar, pero no te dejes llevar por el nombre de Kim Swift porque ‘Quantum Conundrum’ no es ‘Portal’. Desconozco si tenían intención de presentarse como una alternativa, pero el juego de Valve va varios kilómetros por delante en todos los sentidos.

Quantum Conundrum | Xbox 360

Quantum Conundrum
  • Plataformas: PC, PS3, Xbox 360 (versión analizada)
  • Desarrollador: Airtight Games
  • Distribuidor: Square Enix
  • Lanzamiento: Ya disponible(PC, PS3)- 11 de julio (Xbox 360)
  • Precio: 1.200 Microsoft Points

Quantum Conundrum es la nueva creación de la creadora de Portal, Kim Swift, que vuelve a la carga con una aventura en la que los puzles de físicas se convierten en el absoluto protagonista.

Vídeo | YouTube
En VidaExtra | ‘Quantum Conundrum’, nuevo vídeo ingame

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios