'Resident Evil 5'. Análisis

Sigue a Vidaextra

Resident Evil 5

Resident Evil 5‘ lleva varios días entre nosotros y las opiniones en torno a él son muy dispares. Unos lo alaban y otros lo critican. Y yo en medio. Porque hay que dejar algo muy claro desde el inicio: esto no es un ‘Resident Evil’. No como lo conocemos. Sus similitudes con los inicios de la saga ya no son tantas, y lo que tenemos ante nosotros es una especie de ‘Resident Evil 4.5’ con modo cooperativo.

Es por ello que los fans más acérrimos de la saga (entre los que me incluyo) se puedan sentir decepcionados al ver que esta nueva entrega se aleja más si cabe del survival horror en pos de un título más arcade, de una forma muy similar a lo que le sucedió a otra saga de Capcom con su ‘Dino Crisis’, que en su secuela fue un canto a la acción sin tapujos (y bien que me encantó el cambio, que conste).

Esta quinta entrega de ‘Resident Evil’ exagera más si cabe ese toque de acción que ya vimos en el anterior capítulo, y con ello perdemos aún más la libertad de exploración. Ahora los caminos prefijados son más que evidentes, y si queremos volver sobre nuestros pasos ya no será posible. Tenemos una zona y de ahí no nos moveremos hasta que pasemos el capítulo. Y ya que hablo de capítulos, en total habrá seis, con varias partes para cada uno de ellos. Al pasarlos se nos valorará nuestra actuación con las clásicas puntuaciones basadas en letras. A mayor puntuación, mayor será la recompensa y podremos desbloquear jugosos extras. Unos extras que irán desde figuritas a lo ‘Smash Bros.’ (aunque sin ser ni una cuarta parte de lo que teníamos en el título de Nintendo, obviamente), trajes alternativos para los protagonistas y algún personaje más de la historia, o munición infinita, entre otras cosas más.

Resident Evil 5

Esto alarga considerablemente la vida del juego, ya que no será pasarse la historia una vez y punto. ‘Resident Evil 5‘ no es ni mucho menos mi favorito de la saga, pese a que me ha encantado, pero si en algo me parece el mejor con diferencia es en su rejugabilidad. Altísima. Al pasarnos el juego conservamos todos los items y mejoras, con lo que al empezar una nueva partida iremos mejor equipados y podremos lograr más fácilmente algunos de los objetivos que se nos hayan pasado (un tesoro por aquí, un emblema de la BSAA por allá, eliminar a más Majini de lo esperado, etc), además del clásico pique por batir los tiempos de cada capítulo (hay clasificación online). Aparte que luego están, como digo, los extras. Muy numerosos. Y a mayores, el modo mercenarios, todo un clásico desde que lo vimos por primera vez en el ‘Resident Evil 3’.

Si os gustó el ‘Resident Evil 4’, lo más probable es que os guste este ‘Resident Evil 5‘, aunque no tanto. El modo cooperativo es todo un acierto, pero tiene sus fallos. Si lo jugáis en compañía todo irá bien, salvo que lo hagáis a pantalla partida. Cómo decirlo y que suene suavemente… ¿horrible? Pues sería quedarme corto. No me explico cómo Capcom han conservado la misma pantalla que vimos en la demo de hace unos meses. Si por contra os véis en la obligación de jugar en solitario, más os vale tener paciencia, porque la IA es bastante nefasta. Da igual que pongáis a Sheva en modo “Atacar” o “Cubrir”, que en determinadas zonas (la de los haces de luz) se pondrá en modo “Kamikaze”. Y ya no digamos contra algunos jefazos, que se vuelve inútil. Es por ello que no habría estado mal añadir una ayuda en el control similar a la vista en el zapping system del un poco olvidado ‘Resident Evil 0’.

Resident Evil 5

Por lo demás, en cuanto a control, seguimos con un estilo que pocos cambios ha sufrido desde que se inició la saga allá por 1996. Tanto Chris como Sheva harán esos giros tan característicos, un poco más rápidos a lo que estábamos acostumbrados, y esta vez con posibilidad de dar unos pasos laterales que nos serán de mucha utilidad. Es por ello que, pese a encontrarnos con un control muy mejorable, al menos ha mejorado un pelín más. Lo peor (o mejor, según se mire) es que seguimos con los cada vez más cansinos QTE (Quick Time Events), bien sea con la acción en curso, para esquivar ataques de un jefe, o con alguna cinemática (es recomendable no soltar el mando al verlas, porque más de una vez nos sorprenderán así). Que vale, en determinados casos son resultones, pero a este paso parece más una película interactiva que un videojuego.

Lo que sí me ha parecido todo un acierto ha sido el tema del acceso directo a las armas. Con la cruceta digital, en cualquiera de sus cuatro direcciones standard, accederemos al instante al arma seleccionada. Y lo mejor es que veremos las armas que llevan los protagonistas sin tener que acceder al menú, ya que las tendrán visibles por su cuerpo. Del mismo modo, también me ha gustado la forma de intercambiar objetos, como cuando le solicitamos alguno al compañero. Todo muy intuitivo y en tiempo real, lo que provocará algunos momentos de tensión cuando estamos rodeados.

Resident Evil 5 - Adjule

Ya en cuanto a la historia, decir que se me hizo bastante previsible, pero tranquilos, que no desvelaré nada. Lo que sí quiero mencionar son esa especie de homenajes que he visto en ella. Desde el ‘Gears of War 2’ (finales del capítulo 2 y 3) al Señor de los Anillos (ese gigante…), pasando por Indiana Jones (capítulo 4) e incluso ‘Metal Gear Solid 2’ (capítulo final), y al que añadiría ‘Cold Fear’ (gran juego que pasó bastante desapercibido en la anterior generación) por diversas obviedades más. No sé vosotros, pero yo he tenido más de un déjà vu con algunas partes de la historia. Y si tengo que añadir un punto cómico de ella, sería sin duda la tontuna de Chris Redfield. ¿Cómo es posible que se haya vuelto tan inocentón con los infectados? Porque a veces actuaba como si no supiese cómo iban a reaccionar… Será que con tanto músculo perdió un poco de sentido común, a saber.

Y ya que menciono a los infectados (o zombies, como prefiráis), destacar al bicho que más he odiado en toda la aventura: reaper. Si nos descuidamos cuando se nos acerca, adiós muy buenas. Nos mata al instante. Y otros que he odiado mucho han sido los perros (aquí, Adjule), bastante más perros (festival del humor…) que en anteriores entregas y más resistentes; y los lickers (clásico en la saga), pero no porque sean difíciles, si no porque vienen en grupos muy numerosos. Aún así, muy disfrutables todos los enfrentamientos contra los enemigos, y si por algún casual se nos resisten tendremos la posibilidad de repetir la partida desde el último punto de control, con el consiguiente acceso al inventario por si queremos plantear otra estrategia (muy de agradecer).

Resident Evil 5

Por último, en cuanto a los apartados gráfico y sonoro, sensaciones dispares. Todo es muy bonito, pero no impresiona. Lo malo viene en la parte de las cinemáticas, con un petardeo en la imagen un tanto molesto dependiendo del cable utilizado. Digo yo que lo arreglarán mediante parche, pero bueno. Ahí queda dicho. Y por el resto, como digo, los escenarios son de bella factura, con personajes de gran tamaño, pero que a estas alturas no impresiona lo que debería. Mientras, en cuanto a la banda sonora, acompaña bien pero no destaca ningún tema especialmente. En mi opinión, la saga ha ido disminuyendo en calidad en este apartado.

En resumidas cuentas, ‘Resident Evil 5‘ me ha gustado, sí, pero sigue sin superar a los que, para mi, son mejores de la saga: primer y cuarto capítulos. Es un título más orientado a la acción que el resto, con lo cuál decepcionará a mucha gente en este sentido ya que los puzzles carecen de dificultad alguna, pero por contra cuenta con mucha vida debido a sus extras y su modo cooperativo.

Ficha Técnica: Resident Evil 5

Resident Evil 5
  • Plataformas: PC (no disponible todavía), PS3 y Xbox 360 (versión analizada)
  • Distribuidor: Capcom
  • Estudio: Capcom
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 59,95 €

Vídeo | Gametrailers

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios