Compartir
Publicidad
Probamos Assetto Corsa, el simulador que quiso ser juego y puede enamorar a (casi) todos
Conducción

Probamos Assetto Corsa, el simulador que quiso ser juego y puede enamorar a (casi) todos

Publicidad
Publicidad

Termino de probar Assetto Corsa y me dirijo a hablar con el resto de periodistas y la gente de 505 Games que estaba por allí para compartir impresiones. Mientras les escucho hablar de volantes, accesorios y sensaciones en comparación con coches reales que han probado me doy cuenta de que no soy ni mucho menos el público objetivo de este simulador con aspiraciones de videojuego.

No tengo carnet, y no tengo intención de sacármelo, pero me encantan los videojuegos de coches y poder jugar a este simulador me ha dejado con una sonrisa de oreja a oreja.

A día de hoy tenemos a 'Project CARS' como el principal representante de los juegos de conducción orientados a la simulación y menos al toque arcade. Hay que reconocerles que hacen un trabajo magnífico, a pesar de que al principio les costara un poco arrancar.

A su sombra, 'Assetto Corsa' salta a las consolas tras un periodo en PC para demostrar que su propuesta es tan atractiva como la de Slightly Mad Studios. Eso sí, hay que saber entenderla porque en su singularidad encontramos belleza pero también defectos.

Invirtiendo el orden para hacer un juego único

Kunos Simulazioni, los creadores de 'Assetto Corsa', no se definen como un estudio de videojuegos. Ellos crean software, concretamente simuladores de conducción para empresas. Si sois fans de este peculiar género, seguro que recordaréis 'netKar Pro' o 'Ferrari Virtual Academy'. Con 'Assetto Corsa' decidieron darle una vuelta de rosca a su simulador y partir de él crear un juego. Una filosofía diferente, ya que lo normal suele ser al revés: crear un juego con aspiraciones de simulador. La diferencia es importante.

10644421 982333718459613 8721979604411056299 O

El estudio italiano se lanzó a la aventura en PC y el juego tuvo una recepción muy buena, aunque no exenta de críticas. Más de un año después, y con un montón de fallos arreglados, 'Assetto Corsa' llegará dentro de poco a consolas con la misma propuesta: conducción realista donde las físicas y la respuesta verosímil de los coches son sus principales propuestas para convencernos.

En la toma de contacto que llevamos a cabo en las oficinas de 505 Games, compañía que distribuye el juego, pudimos disfrutar de la versión de PS4: gráficos con un gran detalle técnico, resolución 1080p y 60fps. Una buena cifra teniendo en cuenta que puede haber hasta 16 coches en pista. Según nos contaba la gente de Kunos el trabajo de optimización ha sido increíble: al principio el juego no era capaz de subir de los 15fps.

A la hora de jugar tenemos un par de opciones: controlarlo con el mando normal u optar por la opción que merece la pena: volante, caja de cambios, pedales y asiento deportivo. Así jugamos y la experiencia no pudo ser mejor. Es difícil tener sitio y dinero para poner esta configuración en casa, pero cuando pruebas juegos como Assetto lo único en lo que piensas al acabar es cómo montar eso en tu salón.

Ac02

La demo que había era un pelín escasa, un par de circuitos (Circuit de Cataluña y Spa) con un repertorio de coches más generosos Fiat, Ferrari, Audi... Al ser la primera vez que jugaba, decidí ir por el camino fácil y hacer un entrenamiento con un Fiat 500 preparado. Por algo hay que empezar, ¿no?

Como os decía al principio no tengo carnet, pero echarle unas cuantas horas a otros simuladores (y otras tantas yendo como copiloto en la vida real) ha hecho que sepa manejarme bien con un volante. Por supuesto, nuestro querido 500 no alcanza mucha velocidad, pero la conducción es suave y solo cuando vamos en marchas más altas es cuando empezamos a notar vibraciones en la dirección.

Doy un par de vueltas y decido pasar a algo un pelín más ambicioso. El Fiat 500 está bien, pero era la hora de probar un coche que soy consciente jamás conduciré en mi vida: LaFerrari. En el momento en el que arrancamos en el Circuit de Cataluña me doy cuenta de que esto es una experiencia que cambia por completo respecto al pequeño coche de Fiat: mejor tracción, una respuesta diferente en la dirección y un KERS que cuando se activa nos recuerda a los nitro de los coches de 'Need for Speed'.

El juego tiene una gran cantidad de detalles que le dan muchísimo atractivo: el sonido del motor es diferente en cada coche, las sensaciones cambian mucho de un modelo a otro... Marco Massarutto, product manager de Kunos Simulazioni, nos explicaba más tarde que en cada coche invertían a unas doce personas en un proceso que podía durar hasta tres meses. Al jugarlo se nota que hay un gran mimo por todos los pequeños detalles.

'Assetto Corsa' se queda muy atrás en coches, circuitos y variedad meteorológica: si queréis correr en lluvia ya os podéis ir olvidando
Ec3f6e23 970c 40e2 A99c 8618187b9ecb

Termino otro par de vueltas, me levanto y echo un ojo a los tiempos. No son los mejores, mi intención no era batirlos, pero las sensaciones que me llevo al cuerpo son magníficas. 'Assetto Corsa' está hecho para ser disfrutado y lo consigue. El juego relaja y te centra en la carretera para que durante unos minutos lo único que te importe sea la pantalla que tienes delante tuya. ¿Realidad Virtual? Marco dice que tras las pruebas con Oculus en PC le gustaría hacer algo con PlayStation VR, pero de momento no hay nada en desarrollo, al menos no de manera pública.

La falta de contenido: el talón de Aquiles de Assetto Corsa

Técnicamente el juego cumple con nota. Sus gráficos no despuntan ni buscan impresionarnos. Los modelos son correctos y con muchos detalles, pero no está diseñado para lo espectacular, sino para ser lo más realista posible. Lo consiguen. Ahora, no es oro todo lo que reluce y 'Assetto Corsa' va a tener que afrontar una circunstancia que no todo el mundo va a saber entender: el contenido.

Si echamos un vistazo a otros juegos de conducción, 'Assetto Corsa' se queda muy atrás en coches, circuitos y variedad meteorológica (si queréis correr en lluvia ya os podéis ir olvidando). Según nos pudo explicar Massarutto, su objetivo no es ofrecer una librería gigante de contenido sino tener unos 100 coches (aproximadamente) y un puñado de circuitos. El atractivo está en la simulación y en los diferentes modos de juegos: carreras, competiciones, entrenamientos, exhibiciones de drift…

Para algunos va a ser difícil de entender y las críticas a este simulador van a venir precisamente por ahí. Si os interesa, tenedlo en cuenta para que cuando lo juguéis no os llevéis una sorpresa.

El estudio italiano ha demostrado que sabe hacer un simulador de conducción redondo y además muy divertido, al margen de que seamos unos conductores buenos o no. Ahora, tener un repertorio tan escaso es posible que le haga pasar desapercibido cuando finalmente esté disponible en PS4 y Xbox One.

Assetto Corsa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos