Sigue a Vidaextra

Bungie

Esta es una de esas historias que hacen que se te salte la lagrimilla. Pero tranquilos, no pasa nada. Los protagonistas de esta historia son un niño de 10 años que acaba de ser sometido a un transplante de hígado, un padre jugón y Bungie.

El niño, al igual que el padre, resulta ser un fan de ‘Halo’ y colecciona todo tipo de merchandising del juego. Y es que en Estados Unidos la marca ‘Halo’ es todo un referente cultural. Para nosotros quizá no tanto, es una franquicia muy conocida y un juego de éxito pero poco más. Allí es diferente y las aventuras del Jefe Maestro son mucho más seguidas entre los chavales.

El caso es que sabiendo que a su hijo le haría ilusión recibir una camiseta del estudio y teniendo en cuenta que posiblemente le ayude en la larga recuperación que tiene por delante, el padre busca el modo de ponerse en contacto con Bungie.

Bungie

Al cabo de unos días el niño recibe una visita muy especial en el hospital. Trabajadores de Bungie le llevan una carta firmada por todo el estudio, camisetas y una réplica a tamaño real del casco de Carter en ‘Halo: Reach’. La cara del niño en las fotos no tiene desperdicio. Os animo a que veáis toda la serie de fotografías que el padre de la criatura ha subido a internet y joder, seguro que alguna lagrimilla se os cae.

Tremendo el gesto de Bungie. Seguro que la recuperación ahora es más fácil ya que se ha convertido en todo un “Spartan”.

Galería de fotografías | Imgur
Vía | Gamingbolt

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios