Personajes míticos (VIII): Lara Croft

Sigue a Vidaextra

Lara Croft

Vamos con un nuevo post de la serie dedicada a personajes míticos del mundo de los videojuegos. Y hoy le llega el turno a una voluptuosa arqueóloga que derribó muchos clichés (y ayudó a fomentar otros no del todo positivos) a mediados de los años noventa. Ella se llama aventura, ella se llama Lara Croft.

Protagonista absoluta de la saga de videojuegos ‘Tomb Raider’ ha sufrido, como tantos otros personajes de esta industria, momentos de desgaste que acabaron coqueteando con su desaparición. Diversos intentos por resucitarla, dignos candidatos a heredar su posición en el mundo de los videojuegos, decisiones comprometidas, polémicas a lo largo y ancho del planeta, películas y al fin un título que a la altura de la leyenda aunque para ello hayan tenido que pasar casi 15 años desde su creación.

De cuando un Indiana Jones cualquiera se convirtió en una mujer excepcional


Lara Evolution
Corría el año 1993 y en Core Design, una subsidiaria de Eidos, acariciaban la idea de lanzar un videojuego que bebiese de las películas de Indiana Jones. Un folletín de aventuras, con protagonista macarra, arqueólogo, chica en apuros y demás clichés que la saga de películas de Spielberg y Lucas habían teletransportado desde las producciones de los años cincuenta.

Toby Gard, diseñador gráfico del equipo de Core Design y futuro padre de Lara Croft, recibió el encargo de diseñar al protagonista y teniendo unas referencias tan claras acabó llegando al único destino posible: un aventurero ataviado con látigo, sombrero y pistolas. No, aquello no era lo suficientemente original y Jeremy Smith, uno de los fundadores del estudio, le puso el reto de conseguir algo totalmente diferente.
Lara
Gard, que llevaba ya un tiempo coqueteando con la idea de que al mundo de los videojuegos en aquella época le faltaban personajes femeninos poderosos ante tanto abuso de testosterona se la jugó. La representación de la mujer en los videojuegos según él no dejaba de ser, al fin y al cabo, la representación de una bimbo, una “air-head” de poderosas curvas a la que había que rescatar o proteger. Su propuesta, su Lara, debía de ser algo diferente.

Una mujer autosuficiente, emancipada, totalmente independiente del poder masculino, de rasgos exóticos, muy racial… en definitiva, una completa aventurera de carácter. Para llegar a su aspecto final tomo como referencias visuales dos conceptos totalmente alejados. La rudeza de formas, ropa y diseño de personajes de Tank Girl (un cómic inglés bastante punky) y la elegancia y exotismo de la cantante Neneh Cherry.

Y pensar que se pudo llamar Laura


LaraLaraLara pasó por diferentes etapas. Una mujer musculosa, una joven rebelda, una niña de estética punk… para al final llegar a tener un aspecto semejante al que todos conocimos. Eso sí, el diseño original nos tocaba más de cerca. En la mente de Gard los orígenes de Lara eran hispanos. De hecho la conceptualizó como una aventurera de América del Sur llamada Laura Cruz y descendiente de españoles. El equipo de marketing de Eidos no acabó de ver clara la propuesta y pensó que un apellido tan hispano podría provocar rechazo entre el público inglés. Si tener a una mujer como personaje principal ya era complicado, imaginar que era hispana en lugar de inglesa debía provocarles dolores de estómago.

Así que se cambió su nombre por uno parecido y se le añadió todo un trasfondo histórico como hija bien de un noble inglés que, en un momento dado, decidía cambiar de vida. Laura Cruz se transformó en Lara Croft. El aspecto del arte conceptual que elaboró Gard no refleja a una refinada damisela inglesa. Ojos y pelo oscuro, tez morena, voluptuosas curvas…. no parece sacada de ‘Downton Abbey’, no.

De ese primer ‘Tomb Raider’ se guardan muchas anécdotas pero dos son las más legendarias y siempre tienen a Toby Gard, padre de la criatura, como eje central.

La intención del diseñador era la de crear a una heroína un tanto alejada de los estereotipos de la época, una aventurera cuyo atractivo residiera precisamente en su poder y manera de ser.

Claro, quizá el hecho de dibujarla como una modelo de Playboy (algo muy en la tradición del cómic americano de los ochenta e inicios de los noventa, recordad que Lara empezó a conceptualizarse en 1993) no le ayudó en su definición de la heroína. De hecho incluso jugó en su contra ya que desde Core Design, conscientes del poder y atractivo en marketing que podía despertar una mujer así en su hipotético target comercial, se rumorea que pidieron la inclusión de un código (cheat) para poder desproveer a Lara de su atuendo.

Jugar con ella en pelotas, vamos. Algo a lo que Gard se negó en rotundo. Una anécdota que dio pie a una de las leyendas urbanas más extendidas de todos los tiempos, la del ‘Nude Raider’. No existió una versión oficial del juego con ese código incorporado y tuvieron que ser los siempre eficaces “modders” los que acabasen lanzando una modificación del juego tiempo después en el que la ropa se teñía de color carne y daba la sensación de jugar con Lara desnuda.

La otra anécdota es conocida por todos. Lara Croft se diseñó para ser sexy desde un punto de vista evidentemente masculino, eso estaba claro. Pero el gran volumen de sus pechos fue culpa de un error de programación que aumentó su tamaño en un 150%. El equipo supo que había descubierto un pozo de petróleo al momento. Se negaron a devolverlos a su tamaño natural.

Lara Croft: viviendo en el filo de la navaja

Karima Adebibe y Nell McAndrew Nell McAndrew y Karima Adebibe vestidas para ir de excursión
El personaje ha vivido al filo de una dualidad imposible desde su nacimiento. Muchos consideran que el impacto de Lara Croft ha conseguido normalizar la imagen de una mujer protagonizando videojuegos. Lara fue la primera y Eidos se arriesgó en mostrar a una mujer fuerte y decidida… pero dibujada desde el único prisma del hombre.

Una dicotomía entre los que consideran a Lara una especie de muñeca de proporciones exageradas que no hace más que representar un ideal sexual y de belleza masculino y los que defienden que pese a que lo anterior puede existir en mayor o menor medida, hay que valorar al personaje por lo que ha conseguido y no quedarse sólo en el tamaño de sus atributos.

Y es que hace unos años era muy difícil el pensar en una mujer protagonista de un videojuego de aventuras. Lara Croft y Eidos abrieron el camino para que hoy, que afortunadamente hemos conseguido superar algún que otro escollo cultural y sexual al respecto, podamos encontrar a mujeres fuertes, decididas y dibujadas bajo un prisma global y no exclusivamente masculino protagonizando videojuegos.

El personaje, a cargo de Crystal Dynamics desde 2006, se ha ido desproveyendo paulatinamente de esas proporciones exageradas y ese aire de “playmate” con el que debutó para dar paso a un modelo de mujer mucho más realista que se adapta, sobre todo, al tipo de aventuras que le hacen protagonizar. Lara Croft se amolda a los tiempos que corren, de eso no hay duda.

Curiosidades sobre Lara Croft

Lara La evolución poligonal de Lara Croft
  • El primer modelo 3D de Lara Croft contaba con tan sólo 230 polígonos.
  • Posteriores juegos han ido aumentando la cantidad hasta llegar a los más de 30.000 del último ‘Tomb Raider’.
  • Se ha refundado al personaje desde sus orígenes en dos ocasiones. Las dos contando historias distintas para adaptar a Lara al momento.
  • Cinco actrices le han prestado su voz desde 1997. Shelley Blond, Judith Gibbins, Jonell Eliott, Keeley Hawes y en su última aventura Camilla Luddington.
  • Ha obtenido el récord de ser el personaje de videojuego más veces interpretado de manera oficial por modelos y actrices. Nathalie Cook fue la primera Lara Croft, la siguieron Rhona Mitra y la más famosa por aquel entonces, Nell McAndrew. Lara Weller, Lucy Clarkson, Jill de Jong, Karima Adebibe y finalmente la gimnasta internacional británica Alison Carroll le han prestado también su físico.
  • Estaba previsto que Nell McAndrew interpretase a Lara Croft durante varios años pero el trabajo sólo le duró uno. El motivo de su despido: posar para Playboy.
  • Angelina Jolie ha interpretado dos veces a la intrépida aventurera en el cine. Los productores se decidieron por ella tras desestimar a Demi Moore, Jeri Ryan y a la “vigilante” Pamela Anderson.
  • En 2009 se anunció el inicio de una tercera parte aunque Angelina Jolie declinó el volver a encarnar al personaje. Actualmente la película está parada.
  • Es considerada como uno de los mejores personajes de videojuegos de todas las épocas y claro, como una “sex symbol”.
  • Ha protagonizado anuncios para una infinidad de marcas, una de ellas la española SEAT.
  • Tiene una estrella homenaje en el Walk of Game de San Francisco.

Lara Croft en un anuncio de SEAT

Más en VidaExtra

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios