Compartir
Publicidad

Así son la Mini NES y la PS4 Pro por dentro

Así son la Mini NES y la PS4 Pro por dentro
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las recientemente estrenadas sobremesas de Nintendo y Sony no pueden ser más opuestas entre sí. Una apuesta por la nostalgia mientras que otra busca alcanzar unos gráficos vanguardistas: Sin embargo, por dentro no son tan diferentes: placas verdes, circuitos, tornillos, chips y unas curiosas soluciones para frenar que se sobrecalientan.

Curiosamente, la diminuta versión de la clásica NES comienza a aproximar su precio al de la PS4 Pro a través de las severas especulaciones que están ocurriendo en internet. Ahora bien, no tendrás que dejarte ni un céntimo en descubrir que se esconde bajo la carcasa de estos sistemas:

Por un lado, la Mini NES ofrece una composición muy diferente a la original, básicamente porque no necesita el sistema de inserción y conexión de los cartuchos, lo cual simplifica enormemente lo que veremos debajo de la carcasa dejándolo en una placa principal, cuatro conectores y una espuma térmica para que la temperatura interna no nos fastidie los progresos.

Desde la web de JerryRigEverything dejan claro que el sistema de montaje es tremendamente sencillo. Además, los tornillos están perfectamente disimulados en la base, mejorando su acabado.

Eso sí, como curiosidad añadida el mando de la Mini Nes no se limita a ser un homenaje en su diseño, sino que además ha sido mejorado. Una de los detalles más interesantes es el sistema de diseño de cableado que hará que los tirones del cable no afecten las conexiones internas.

Mini Nes2 Esta pequeña plaquita es la muy codiciada Mini Nes y sus 30 leyendas jugables
Placas verdes, circuitos, tornillos, chips... por dentro no son tan diferentes... ¿o sí?

Ha sido la propia Sony la que ha ofrecido un vistazo a las entrañas de PS4 Pro a través de su canal principal de Youtube. Ha llegado la hora de resolver una de las grandes dudas de este nuevo sistema: ¿qué esconde ese nivel extra de su consola?

Lo primero que llama la atención es el paso previo de cara a extraer el disco duro, algo que podrá hacer cualquier usuario. Una vez dentro veremos cómo se va descomponiendo la consola capa a capa hasta reducirla a una serie de piezas.

Lo más acusado es el sistema de refrigeración, el cual se consigue incremento del tamaño del ventilador así como añadiendo una capa más de metal así como un nivel extra inferior de cara al procesador principal. Además, ahora las antenas están más separadas de la placa principal, además de mostrar la colocación de todos los cambios a nivel técnico que ya adelantamos.

Ps4 Pro1 Sin esa carcasa de tres pisos y tras retirar una generosa remesa de capas, he aquí la PS4 Pro

No hace falta decir que en caso de que se nos ocurra hacer lo mismo con estas consolas o con cualquier otra, en el momento en el que las abramos perderemos por completo cualquier tipo de garantía por parte del fabricante.

Píxeles legendarios contra la promesa de las 4K, aunque curiosamente ambas parten de un amasijo de cables, circuitos y tornillos capaces de ofrecer incalculables horas de diversión. Dicen que la belleza suele encontrarse en el interior o en los ojos quién mira, pero en el caso de las consolas lo más bonito suele estar en las pantallas y lo mejor se encuentra en las manos del quien juga.

En VidaExtra | Análisis de la Mini NES: cuando los ocho bits toman el control de nuestra realidad, La Mini NES llega a triplicar su precio en internet a través de las reventas

En Xataka | PS4 Pro, análisis: el juego a 4K por 399 euros tiene letra pequeña

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos