Compartir
Publicidad
En busca del manual de instrucciones perdido
Industria

En busca del manual de instrucciones perdido

Publicidad
Publicidad

Abrir la caja de un juego y oler su manual de instrucciones antes de ponerse a jugar. Ése era uno de los rituales que teníamos en los 90 y que, por desgracia, ya se ha perdido casi por completo. Antes nos parábamos a leer esos librillos: ahora tenemos tutoriales in-game metidos con calzador que nos crispan.

Es una de las cosas que más echo de menos de aquella época. Por eso pego un salto de alegría cada vez que me topo con un juego actual con un manual de instrucciones en condiciones, no un folletito publicitario (y a veces, ni eso).

Ya han pasado seis años desde que Ubisoft, una de las pioneras en este sentido, prescindió de los manuales. Alegando una preocupación por el medio ambiente, fue también una clara maniobra para ahorrar costes vendiendo un producto al mismo precio. Y como es lógico, no tardaron en seguirle el juego el resto de compañías, como Electronic Arts y prácticamente todas en la actualidad.

Lo siento, pero sin el manual no te compro el juego

070916 Manual 01

Seguro que los más veteranos recordáis esta frase de cualquier empleado de las tiendas que había en la época de los noventa, como Centro Mail. Si querías vender (o cambiar) un juego y te faltaba el manual, porque lo habías (o te lo habían) perdido, ya no podías hacerlo. Caja, juego y manual iban siempre de la mano.

¡Y menudos manuales se gastaban los juegos en aquel tiempo! Su grosor era legendario, como el tochazo que venía dentro del 'Marvel vs. Capcom 2' de la Dreamcast. Porque antes las cajas pesaban, no como ahora.

Entre los manuales con múltiples idiomas, las ilustraciones de su universo, la historia de sus personajes, cómo se realizaba cada acción e incluso un espacio para tomar notas, todo iba sumando. Y eso sin olvidar los originales sistemas anticopia del PC, que siempre acompañaban (o venían dentro) al manual.

Sin embargo, ya por aquel entonces hubo excepciones y me topé con alguna tienda que me vendió algún juego sin manual de instrucciones, muy a mi pesar. Como el 'Twisted Metal 2: World Tour'. Mientras que en el caso de los juegos de la primera Game Boy, todos se solían vender sin caja ni manual.

La generación actual ha acabado por destruirlos

070916 Manual 02

Esta generación ha logrado lo impensable. Si bien con PS4 y Xbox One uno podría esperárselo, con el PC y Wii U, no. Pero así es. Hoy en día un juego en físico para PC ya viene asociado con un código para Steam (a veces ni siquiera se incluye un disco ni folletito), mientras que Nintendo, una de las compañías con manuales de instrucciones más coloridos, los ha abandonado también.

Ahora vienen panfletos publicitarios sobre otros juegos de la misma compañía, códigos a canjear (sobre todo por reservar el juego), folletos con información importante sobre la garantía o temas de salud, o muchas veces ni siquiera eso. El vacío más absoluto. Sólo caja y juego. Pero, ¡eh, los juegos cuestan igual!

Yo, gran amante del coleccionismo, he llegado a comprar juegos en físico que ya tenía en digital. Pero esto hoy en día no tiene sentido. ¿Para qué quiero un juego si le falta el manual? Me gustaban los de antes, porque traían un montón de información, especialmente relativa a su historia. Ahora todo esto está relegado al visionado digital, pero ahí se suele incluir lo más básico.

Los indies están salvando un poco la papeleta

070916 Manual 03

Por fortuna, no está todo perdido. Hay un pequeño reducto de editoras que se resisten a perder esa magia. En el caso de España, contamos con Badland Games, que se lo está currando mucho al traer manuales como los de antaño (con ilustraciones, instrucciones a modo de tutorial, detalles sobre la historia, etc) y junto con una banda sonora de regalo. ¡Y con precios que rondan los 20 euros!

Son los casos de 'Anima: Gate of Memories', 'Dex' y 'Heart&Slash', por ejemplo. Aunque si echamos la vista más allá, también se han dado otros casos, como el de Yacht Club Games al poder autoeditar 'Shovel Knight' en formato físico, con un manual que es toda una exquisitez. Y de 44 páginas, además.

En otras ocasiones, uno no se lo espera, como sucedió con la primera temporada de 'The Pinball Arcade', con información detallada sobre las 22 mesas de pinball. Lamentablemente, esto no se aplicó igual a su segunda temporada.

Visto el panorama actual, el mercado indie es nuestra última esperanza.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos