Sigue a

Satoru Iwata

Nintendo confirma que en el E3 de este año no va a mostrar ningún nuevo hardware. La Wii U lleva unos meses entre nosotros, con lo cual en el terreno de las consolas de sobremesa ya sabíamos que no habría novedades, pero con esta declaración oficial de intenciones lo que queda claro es que tampoco habrá ningún nuevo modelo portátil.

La compañía ha asumido que los jugadores queremos que nos hablen de juegos y no de cifras de ventas. Cifras que, por otro lado, son importantes para inversores y analistas. Es decir, Nintendo reconoce que hay distintos grupos de gente con distintas necesidades informativas (ahí están los Nintendo Direct, por ejemplo, que están funcionando muy bien) y ha decidido que en el E3 no hará una gran conferencia como en anteriores ocasiones (Iwata asegura que no va a hablar), sino pequeños eventos específicamente dedicados a los próximos lanzamientos en Estados Unidos.

También llevarán a cabo un evento cerrado para las distribuidoras americanas y otro evento, también a puerta cerrada, en el que los medios podrán probar determinados juegos. Por descontado el resto de visitantes también podrá ponerle las manos encima a un buen puñado de títulos.

El cambio en la estrategia de comunicación de Nintendo de cara al E3 ha cambiado radicalmente y se distancia por completo de Sony y Microsoft. Hemos pasado de las grandes conferencias abiertas y con todo tipo de información a las sesiones específicas para audiencias más reducidas. Además, Iwata confirma que durante el E3 emitirán Nintendo Direct específicos para Japón y para mercados PAL en los que la compañía dará a conocer información sobre lanzamientos en dichos territorios.

Será interesante ver cómo circula la información de Sony y Microsoft, que tirarán de estrategias tradicionales, en comparación con el nuevo estilo de Nintendo.

Más información | Nintendo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios