BioShock

Nos encontramos ante un juego algo simple en su argumento, o en su manera de explotarlo, más bien. Todo comienza cuando nuestro protagonista llega, después de un accidente de avión, a Rapture, una ciudad escondida en lo más profundo del océano creada por Andrew Ryan, quien pretendía crear una civilización sin las restricciones políticas y sociales que había en la superficie y dando la posibilidad a sus habitantes de ampliar sus capacidades físicas y mentales, al tiempo que se alejaban de cualquier rastro de humanidad que tuvieran, sin poder volver atrás.

Y cuando digo que es algo simple en argumento es que se desaprovechan las oportunidades que tiene la historia para crear un argumento complejo que consiga involucrarnos más con la historia y los personajes y no simplemente empezar a seguir las ordenes de alguien a quien no conocemos que nos guía a lo largo y ancho de toda la ciudad nada más bajar del batiscafo. Todo va demasiado rápido, como diciendo, venga, coge el arma, pínchate el plásmido y comienza a cumplir objetivos. Una pena, porque la historia da para mucho más, y creo que lo ideal es empezar a meterte en ella desde el principio.

La atmósfera del juego es muy oscura y siniestra que en ocasiones nos hace que estemos en tensión, porque nos encontramos en situaciones en las que no sabemos que nos va a venir ni por donde ya que apenas vemos nada, pero se escuchan sonidos escalofriantes por todas partes. Sinceramente esto es lo mejor del juego y han conseguido con creces su objetivo. Porque este no es un FPS en el que simplemente nos ponemos a disparar por pasillos, es mucho más, es como una película de terror muy conseguida en la que somos los protagonistas, además, es muy fácil involucrarte en la trama del juego y en todo lo que allí está pasando y estás viendo. Y precisamente por esto, es difícil de entender por qué no han aprovechado para desarrollar más la historia, como ya he dicho antes.

¡Vótalo!

Editores 9,4

Comunidad 9,2

Actividad de la comunidad