In the Hunt

Lo prometido es deuda. Tras el repaso a la historia de Irem aquí os traemos el retroanálisis de ‘In the Hunt’, del que os dijimos que hablaríamos en profundidad. Un shoot’em up que muchas veces pasa desapercibido pero al que, en cierto modo, le debemos mucho. ¿Queréis saber el motivo? Venga.

Para los que lo hayan visto en acción muchos sabrán por dónde irán los tiros de esta última sentencia. En parte ya lo adelantamos con el especial de Irem. Y es que si bien ‘GunForce’ fue el precursor de ‘Metal Slug’, a ‘In the Hunt’ unos lo conocemos como el ‘Metal Slug’ submarino. A fin de cuentas, tal y como dijimos en su momento, varios miembros de Irem montaron el estudio Nazca Corporation y siguieron con ese toque pixelado tan cuidado, con explosiones de lo más espectaculares para la época, y un nivel de detalle de lo más cuidado para los escenarios (con muchas partes que se destruyen), o esa dificultad tan característica de Irem, en la que evadir un montón de disparos y con la muerte a un simple impacto. Echa la introducción, profundicemos como es debido en ‘In the Hunt’.

‘In the Hunt’, el sello de Irem sumergido en el vasto océano

El comienzo de ‘In the Hunt’, tal y como casi siempre ha pasado en los títulos Arcade, era de lo más simple. La humanidad estaba en peligro por culpa de la sociedad Dark Anarchy (D.A.S.) y nosotros teníamos que impedirlo. ¿Cómo? Con nuestro submarino. Pero no amarillo, como el de Los Beatles, sino último modelo (para la época en que se sitúa la acción; año 0093), capaz de disparar misiles frontales, otros hacia arriba, e incluso soltar unas minas hacia abajo. Todo un maquinón al que tan solo se le puede achacar una pega, principalmente: su extrema lentitud en comparación con los shoot’em ups con naves. Pero claro, no hay que olvidar que estamos bajo el agua. Hay que ser coherentes.

¡Vótalo!

Editores 8

Comunidad 0

Actividad de la comunidad