Cinco videojuegos de James Bond que deberían morir al servicio de su Majestad

Sigue a

James Bond VidaExtra

Reventar el Kremlin a bordo de un tanque, acabar con un ejercito casi infinito de mercenarios, desactivar una bomba nuclear, ligarse a una exótica morena, descubrir una nueva fórmula petrolífera no contaminante, viajar al espacio, ligarse a una exótica mujer oriental y ajusticiar a un maníaco magnate de la comunicación. Todo eso antes de la hora del te, faltaría más. ¿Quién puede hacer todo eso y mantener el porte y la elegancia intactas? Pues James Bond, el único e inigualable Agente 007 que cumple 50 años desde su primera aparición cinematográfica. Para celebrarlo se lanza el nuevo juego ‘007 Legends’ y nosotros repasamos cinco juegos basados en el popular espía que deberían de haber muerto al servicio de su Majestad.

Videojuegos de James Bond con licencia para matar al jugador


Y es que hablar de Bond no sólo es hablar de un héroe de acción, de un mujeriego y de un estiloso dandi que lo mismo se anuda la corbata que mata a un terrorista, no. Hablar de James Bond es hablar de un icono viviente, un personaje imperecedero que lleva más de cuarenta años deleitándonos con sus aventuras en el cine y que ha tenido que ir modernizándose como es lógico.

Desde el sesentero implacable y castigador Sean Connery hasta el divertido y socarrón Pierce Brosnan pasando por el portero de discoteca rumano que tenemos ahora, James Bond siempre ha sabido conectar de algún modo con sus fans y ofrecer una pequeña reinvención sin renunciar a la esencia del personaje. Por eso su música, su estética, sus introducciones, su pistola, sus coches… muchos elementos de las películas han acabado convertidos en auténticos iconos de la cultura pop actual. Y ahí entran también los videojuegos.

Un terreno en el que la licencia para matar no le ha servido de mucho al agente británico ya que aunque algunos juegos sí han conseguido alegrar a los fans y presentar historias sólidas y respetuosas con la leyenda, otros deberían de haber caído entre las mandíbulas de acero de Tiburón. Auténticos pestiños interactivos que hoy nos visitan.

Si James Bond es un traje de Armani y una colonia Paco Rabanne estos videojuegos son como ponerse una camiseta del Mercadona y la colonia de Antonio Banderas. Vamos, que irías vestido y sin oler a zorruno pero claro, no es lo mismo.

¿Quiero decir que son irremediablemente malos y no merecen ni cinco minutos de nuestro tiempo? Bueno, algunos sí, son peores que un dolor en el bajo vientre. Pero otros no son tan malos, simplemente no supieron respetar a la franquicia o se atrevieron a ir demasiado lejos y acabar presentando historias y situaciones que poco o nada tenían que ver con el mundo del agente secreto británico. Empezamos.

‘007 Tomorrow Never Dies’ | 1999 Electronic Arts

Tomorrow never diesEmpiezo con el que posiblemente sea el más potable de todos estos estropicios que hoy recordamos. Una aventura de James Bond en PSX que lo tenía todo para triunfar viendo el estupendísimo trabajo que había realizado RARE con ‘GoldenEye’ en Nintendo 64.

Pero no, la cosa no iba a ser sencilla. Un cambio de perspectiva, ahora en tercera persona, un apartado gráfico muy regular incluso para esa época, un control muy tosco y sobre todo la sensación de que quisieron abarcar mucho (tenemos misiones de conducción, de vuelo, de esquí, de acción a raudales, de sigilo, de infiltración…) y acabaron perdiendo el norte.

Y lo peor de todo es que da la sensación de que con un poco más de trabajo y volviendo a enfocar algunas partes y mecánicas podríamos encontrarnos ante un título bastante decente. Pero no. No cumple y parece que sea uno de los de la primera hornada de PSX cuando realmente salió casi al final de su ciclo comercial. Una lástima, Pierce Brosnan se merecía algo mejor.

Vídeo | Youtube

‘James Bond 007: The Duel’ | 1993 Domark

007 The Duel

Nos ponemos serios y entramos en materia. Ojito, que hablamos del James Bond de Timothy Dalton y eso son palabras mayores. Probablemente la encarnación más floja del agente secreto si no contamos al bueno de George Lazenby. El caso es que corría el año 1993 y aunque la última película de James Bond se había estrenado en el 89 debían tener prisa por lanzar otro juego que tirase de licencia. Y así lo hicieron.

Eso sí, la idea tras el juego y la mecánica principal parecen haber salido tras una monumental resaca del equipo de desarrollo. James Bond es ligón, ¿no? Y siempre salva a churris guapas ¿verdad? Y siempre va con traje ¿a que si? La respuesta en orden de aparición sería sí, no y no. Pero eso da igual cuando pares un videojuego en el que James Bond va pegando tiros mientras da saltos y volteretas entre árboles y bases enemigas para rescatas a damiselas en apuros diseminadas por el escenario. Y ya está, “¿pa qué más?”

Todo ello vestido de traje, faltaría más. En la época se solía repetir el mismo patrón de videojuego de plataformas y tiros para las consolas de 16 bits, acepto barco. Pero es que ‘The Duel’ es un despropósito lo miréis por donde lo miréis. No se basa en ningún libro o película, convierte a James Bond en un vaquero saltarín y lo que es peor, ya se habían hecho videojuegos antes que sí conseguían representar (con las limitaciones de la época) el mundo que inventó el señor Flemming.

Por cierto, su apartado gráfico no es nada malo. Solo falla todo lo demás.

Vídeo | Youtube

‘007 Racing’ | 2000 Electronic Arts


007 RacingVenga EA dame un respiro. Desde que Electronic Arts se hizo con la franquicia hemos ido disfrutando de juegos de James Bond de una manera más o menos periódica. Pero hasta que llegaron a pillarle el punto tuvimos que sufrir experimentos como este ‘007 Racing’.

Una idea loquísima que algún ejecutivo de EA por aquel entonces (ahora seguro que trabaja de doble de escenas de acción, o de pizzero, o algo) firmó sin miramientos. Maldita sea, era el año 2000 y aquello era una “fieshta”. El caso es que el juego propone ponernos a los mandos de los coches más emblemáticos de la franquicia y dedicarnos recorrer una serie de escenarios cumpliendo misiones y disparando misiles contra los enemigos.

¿Cómo se puede llevar con éxito un fusilamiento tan claro a ‘Spy Hunter’ y mezclarlo con toques de destruction cars? Pues no se puede o al menos como lo intentaron ellos. Sobre todo si el juego tiene toda la pinta de estar inacabado. Apartado visual terrible, de lo peor que se llegó a ver en PSX, tasa de frames bajísima, mecánicas de juego que fastidian al usuario, lento, control complicadísimo y la presencia testimonial de James Bond y algunos otros personajes clásicos. ¿Podría haber dado mucho más de sí la idea? Pues claro, como “spin-off” extraño y valiente por parte de EA tenía todas las de ganar. Como lo que acabaron lanzando, no.

Vídeo | Youtube

‘Licence to Kill’ | 1989 Domark

Licence To Kill

Que los juegos basados en películas suelen ser malos lo sabemos desde los ochenta y este ‘Licence tu Kill’ es el vivo ejemplo de ello. Basado en la película del mismo nombre y protagonizada por, ojo de nuevo, Timothy Dalton el juego propone acción desenfrenada y sin límites. Este Bond es capaz de acabar con un ejercito entero de rusos beodos si es necesario.

Utilizando las mecánicas básicas de un shooter vertical y la perspectiva aerea el juego sigue fase a fase de un modo más o menos fehaciente lo que ocurre en el film. Que si matan a la novia de su amigo, que si Bond quiere venganza, que si persigue al narcotraficante hispano, que si fases en helicóptero, que si fases en lancha, que si a pie… la verdad es que el juego era variado, eso no se lo vamos a negar.

Pero ya sabéis que quien mucho abarca poco aprieta y en esta ocasión quisieron salir en tantas plataformas que se quedaron a mitad en todas. De hecho la versión de NES tardó tanto en salir que para cuando la tuvieron lista ya no tenía sentido lanzarla puesto que el “boom” de la película hacía mucho tiempo que había pasado.

¿Qué problema principal tiene el juego? Pues que cuando puedes hacer “speed running” de un modo más o menos sencillo desde la pantalla uno y nadie te lo impide es que algo falla. Y Timothy Dalton, eso tampoco ayuda.

Vídeo | Youtube

‘GoldenEye: Rogue Agent’ | 2004 Electronic Arts

Golden EyeDejo para el final al más duro de todos. Ojo, es el más moderno y tiene el mejor apartado gráfico de todos los que vemos aquí hoy, pero la gracia esta vez no viene de ahí. ¿Que la gente se está cansando de tanto juego de Bond malo? No os preocupéis. ¿Que muchos todavía recuerdan con cariño al ‘GoldenEye’ de Nintendo 64? No os preocupéis tampoco caramba. En Electronic Arts tenían un plan y vaya plan.

No dudaron ni un minuto en colocarle al juego el nombre de ‘GoldenEye’ aunque no tuviera nada que ver con el juego de Rare. De hecho la palabra GoldenEye es en referencia al ojo biónico del protagonista y no al satélite de comunicaciones de la primera película protagonizada por Pierce Brosnan. Y sí, he dicho ojo biónico y protagonista en lugar de James Bond. ¿Lo adivináis?

En un alarde de valentía decidieron eliminar a James Bond de un juego de James Bond, vete tú a saber qué problemas legales tenían o si se encontraban a mitad de las negociaciones con Daniel Craig. El caso es que el protagonista es un agente expulsado por exceso de violencia del MI6 que acaba perdiendo un ojo en un enfrentamiento con el Dr. No y alistándose en las tenebrosas filas de Auric Goldfinger. Que seremos el malo, vaya.

A lo largo de varias fases adquiriremos poderes en el ojo dorado que nos ayudarán a superar a los diferentes enemigos. Y aquí viene la ida de olla. En la saga de James Bond hemos visto muchos gadgets imposibles pero dentro siempre de una cierta credibilidad. Son fantasiosos pero hasta cierto punto plausibles. Un ojo biónico que puede lanzar ataques telequinéticos, ver a través de las paredes, hackear ordenadores y armas e incluso crear una barrera invisible a prueba de balas a nuestro alrededor no lo es, no en el contexto de la saga. Venga ya hombre, que se supone que esto es algo relacionado con el mundo James Bond y no con Star Wars.

Entre eso, que el juego tampoco resaltaba mucho más allá de la media y el truco de añadirle al nombre ‘Golden Eye’ a ver si picaba algún fan del clásico de Nintendo 64 aunque no tuviese nada que ver se cubrieron de gloria.

Por cierto, la parte buena del juego, que también la tiene, es que incluía varios modos de juego diseñados para varios jugadores. Un enfrentamiento a pantalla partida e incluso la posibilidad de jugar cuatro a la vez.

Vídeo | Youtube

Como habréis sospechado quedan muchos títulos más sobre el enigmático espía en el tintero. Algunos son un gran divertimento y otros deberían de haber desaparecido en combate como Chuck Norris o George Lazenby. Espero que no pero si alguno de vosotros quedó traumatizado por una mala experiencia Bond que nos lo explique en los comentarios o si no Timothy Dalton irá personalmente a por vosotros y usará su encanto y carisma con vuestras madres. Y nadie quiere que eso pase, ¿verdad?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios