Sigue a Vidaextra

mgs4analisis300508tm.jpg

Hace aproximadamente un mes, cuando publicaba las Primeras Impresiones de ‘Metal Gear Solid 4’ tras el viaje a París, os emplazaba a que esperaseis al día 30 de mayo para conocer aún más detalles sobre el juego de PlayStation 3 ideado por Kojima.

Hoy es día 30 de mayo y parte del contrato de confidencialidad que firmamos con Konami ha expirado, aunque no del todo. En este análisis del juego repasaremos los elementos más importantes que nos encontraremos durante la partida, así como nueva información que ya nos es posible comentar y que vamos a compartir con vosotros.

No perdáis de vista este análisis de ‘Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots’ que os vamos a ofrecer de manera episódica para hacer más sencilla y efectiva su lectura, y no abrumar con un análisis de varias páginas que al final no acabamos leyendo al completo.

Así pues, comenzamos hoy con una primera entrega repleta de información fresca que, si bien mucha ya se ha filtrado por la red, hasta hoy nosotros no podíamos hablar de ello.

Bienvenidos a ‘Metal Gear Solid 4’. Bienvenidos al mejor juego de PlayStation 3.

“La guerra ha cambiado. Nuestro tiempo se ha acabado. Nuestra guerra ha terminado.” Con esta premisa iniciamos la última aventura de Snake en un videojuego, en un futuro alternativo que nos sitúa en el año 2014 y donde el mundo y la economía que conocemos actualmente han cambiado de manera radical. Un mundo que gira ahora casi exclusivamente en torno a los enfrentamientos bélicos, ya que los países más potentes se encuentran sumergidos en una dinámica espiral en la que si no existen conflictos armados en el mundo su situación financiera se ve enormemente resentida. Es la denominada Economía de Guerra.

Esta Economía de Guerra, de la que dependen países y naciones enteras, se sustenta principalmente en la evolución de los contratistas de armas repartidos por el mundo, que debido a su relevancia ya toman parte directa de los enfrentamientos, no sólo aportando sus mercenarios más cualificados sino formando parte directa de las batallas en forma de ejércitos perfectamente entrenados y equipados. Son las denominadas PMCs (Compañías Militares Privadas – Private Mitilitary Companies), de las cuales existen cinco de ellas con intenciones comunes que se irán desvelando conforme avanza el juego.

campbell.jpg

En este mundo cada vez más militarizado, decadente, frío y sin humanidad palpable a primera vista, en un lugar donde los soldados están inyectados con nanomáquinas de nueva nueva generación que los convierten en auténticas armas de destrucción, y en una situación en la que no parece haber vuelta atrás comenzamos a jugar nuestra partida.

Estas nanomáquinas son una versión mejorada de las que le fueron inyectadas en el pasado a Solid Snake, las cuales le han hecho envejecer de manera prematura y le han debilitado mucho, sintiéndose nuestro protagonista sin ganas de vivir, sin ganar de continuar, excluido de lo que antes fue su modo de vida, y pensando en el suicidio.

Es en este momento cuando aparece Roy Campbell junto con Otacón en un helicóptero para evitar la tragedia y encomendarle a Snake su última gran misión: localizar a Liquid Ocelot en Oriente Medio e intentar desarticular sus planes de dominar el mundo a través de las PMCs.

Además de ellos dos, volverán a aparecer viejos conocidos de entregas anteriores cuyo devenir en la historia que se nos narra no voy a revelar en ningún momento, ya que los giros argumentales o la mucha o poca importancia del personaje es algo que se debe descubrir con el desarrollo de la historia en pleno juego, y no porque lo cuente yo. Os haría más mal que bien. Volveremos a ver a clásicos como Mei Ling, Raiden convertido en un cyborg ninja, Meryl al frente de la Rat Patrol, Sunny la hija de Olga del ‘MGS2’, la despampanante Naomi, algunos nuevos como Drebin, así como otros no tan agradables de ver como el irreductible Vamp o antiguos enemigos de entregas anteriores claramente homenajeados y referenciados en el cuarteto llamado The Beauty & the Beast, el grupo de soldados de élite de las PMC cuya belleza es inconmensurable, guardando cada una de ellas vicios y virtudes de gente como Psicho Mantis, Vulcan Raven, Revolver Ocelot o Sniper Wolf. Un reparto de lujo para un juego de cinco estrellas.

sunny.jpg

Como ya hemos comentado infinitas veces, esta cuarta entrega de la serie ‘Solid’ de ‘Metal Gear’ será la última con Snake como protagonista, no así la última de la saga ya que dios en la tierra, alias Hideo Kojima, no tiene previsto abandonar los Metal Gear, aunque lo retomará con otros protagonistas y otras historias. Esto es debido a que toda la enorme trama que llevamos viendo décadas desde los primeros títulos de MSX, pasando por PlayStation, PlayStation 2, PSP y PlayStation 3 se verá cerrada en esta entrega, dejando todas las dudas que venimos acumulando desde hace años bien resueltas.

Es indispensable haceros saber que, aunque se empeñen en decir que no es imprescindible haber completado todos los ‘Metal Gear Solid’ anteriores para jugar y comprender este, sí que es muy recomendable habérselos pasado alguna vez o, como mínimo, conocer mediante algunos resúmenes lo que en esos juegos se contaba, ya que sólo de esta manera conseguiremos apreciar el enorme trasfondo que esconde el juego y podremos admirar, descubrir y disfrutar con todos los detalle subliminales y directos que Hideo nos ha escondido en los diferentes mapas del juego.

En breve estará publicada la segunda parte del análisis, que espero os esté pareciendo interesante.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios