14 respuestas

¿Debería cambiar la crítica del videojuego?

Avatar de Nibana Iniciado por Nibana
Hola, Me compré la última Hobby Consolas y, definitivamente, tiro la toalla con esa revista. Estoy de acuerdo con algo que leí en una web:"una publicación de videojuegos que tiene la misma carga crítica y periodística que el catálogo de Novedades del Carrefour" Ese comentario abrió un debate en mi círculo de jugones sobre la crítica en el videojuego. Mi opinión: Yo creo que el problema de la crítica del videojuego es que es bastante sesgada y se centra, principalmente, en criterios formales. A veces pasa de puntillas por el análisis estético y, asimismo, obvia absolutamente la iconografía. Además, en pocas ocasiones se pone en relación un videojuego con el sustrato social o político como producto resultante, algo que es clave al analizar una película o una pintura. Otra cuestión clave, que a mí es la que más me mata, es que se analiza el videojuego como un producto de una entidad empresarial indivisible (EA, Activision, Bungie...)con lo que es muy difícil seguir la trayectoria de un juego. Es decir, que en la mayoría de los casos se aprecia la marca de la casa (p.e. Final Fantasy), pero no la nota de (buen)autor que marca esa diferencia genial. Me explico, en una película siempre (o casi) hay detrás una "major", sin embargo, se percibe (al menos en la mitad de los casos) perfectamente el trabajo del director. Sirva de ejemplo, nos guste o no, un creador de fortísima personalidad como Tarantino. En relación con esto, también hay que decir que sí hay creadores reseñables en el videojuego (Molineux, Kojima, Bleszinski...), pero nunca se analizan sus juegos teniendo en cuenta toda su trayectoria (porque para el gran público trasciende el juego, pero pocas veces su autor). Me explico, recurriendo, otra vez, a Tarantino. Si vemos una nueva película de el director y habiendo visto todas las anteriores podemos valorar las constantes que de su cine hay en el nuevo film, las nuevas aportaciones, las referencias a secuencias de otras películas. Esto es posible, porque cuando un autor/artista se labra un nombre es mucho más fácil para la crítica seguir su trayectoria y establecer patrones. Es decir, que, desde mi (por supuesto, cuestionable) perspectiva, una mejor crítica, más poliédrica, y que hace hincapié en la figura del autor contribuiría muy favorablemente a considerar, de una vez por todas, el videojuego como una disciplina artística. ¿qué opináis vosotros? ¿formalistas o contexto y autoría como yo? Aclaración: el que esto escribe detesta profundamente el cine de Quentin Tarantino, se trata de un mero ejemplo.

Los respuestas se han cerrado

Ordenar por:

13 Respuestas

    Preguntas Relacionadas