Compartir
Publicidad
Publicidad
He jugado a Forza Motorsport 7 en Xbox One X, una de las experiencias más gratificantes que he vivido en consola
Análisis

He jugado a Forza Motorsport 7 en Xbox One X, una de las experiencias más gratificantes que he vivido en consola

Publicidad
Publicidad

Es fácil entender el entusiasmo que hay en Microsoft por la llegada de Xbox One X. Desde fuera la visión es otra, claro, es inevitable pensar en el escaso catálogo de exclusivos grandes que tienen por delante. Sin embargo la idea de los de Redmond es clara, quieren vender al público las posibilidades del 4K y tienen el comercial perfecto para susurrárnoslo al oído: ‘Forza Motorsport 7’.

Turn 10 Studios vuelve a la carga para sacarle las castañas del fuego a Microsoft con la que, probablemente, es la saga actual con más garantías de la división Xbox. No sólo sabemos que va a ser divertido. Tras probarlo en directo, también sabemos que 'Forza 7' es una maravilla a nivel técnico y visual.

Forza 7 a 4K impresiona. Mucho

Me habría hecho falta una tele normal al lado, una 1080 como la que tengo en casa, para saber hasta qué punto lo que me estaba maravillando era lo bien que se veía o el juego en sí. Desde entonces tengo unas ganas locas de echarle el guante, y es que sin ser yo un loco por los gráficos, que se vea la mitad de bien ya me parecería de ensueño.

Recuerdo especialmente una de las primeras pistas que jugué, un paseo por Suzuka en el que la activación de las ayudas y asistencias me salvó de más de una meada fuera de tiesto. No es que yo sea especialmente manco en esto de los juegos de coches, es que era inevitable no quedarse embobado con algunas situaciones.

Mira ese rayo a lo lejos, mira cómo la noria se refleja en los charcos, mira como empieza a salir el sol. Es espectacular. Es un orgasmo visual. Lo que ha conseguido Turn 10 Studios, el cómo esta gente tiene la maquinaria de Xbox One y Xbox One X tan bien medida, me parece alucinante. Más aún cuando el resto de compañías parecen seguir dándose de bruces contra una pared intentando que sus juegos se mantengan estables a 60 imágenes por segundo.

Aquí hay 4K, tasa de imágenes estable y absolutamente todo lo que le quieras echar al guiso. Para el resto de desarrolladores debe de ser una posición envidiable. Para los jugadores es un auténtico regalo. Turn 10 es de las pocas compañías de esta industria que, tras prometerte la Luna, consiguen vestirla lo suficientemente bien para no sólo cumplir con su promesa, también hacer de ello una experiencia inolvidable.

No sólo de gráficos vive Forza 7

Nada nuevo bajo el sol, a fin de cuentas. Ya tuvieron la complicada tarea de vendernos meternos por el gaznate Xbox One en su día con ‘Forza 6’ y, ahora, con una nueva máquina en el horizonte, vuelven a ser los encargados de hacerme replantear que tal vez sí va siendo hora de cambiar de televisor.

Pero como decía, no sólo de gráficos viven mis vicios. No es el primer juego que me entra por los ojos y que luego acaba quemándome las manos. Lo curioso es que, tras la grata experiencia de su última entrega, tampoco tenía demasiado claro qué pedirle a ‘Forza Motorsport 7’.

Tampoco ha sido necesario. Turn 10 entrega una versión mejorada y ampliada de lo que ya vimos al inicio de generación con la que es imposible no conformarse. 700 coches frente a los 450 de la sexta entrega, 30 escenarios con más de 200 combinaciones de pistas y una nueva campaña que convierte el modo en solitario en una experiencia más variada, ágil y entretenida.

Forzamotorsport7 Previewscreenshot Helmetcloseup Wm 3840x2160

Como piloto, debemos ir superando competiciones y desbloqueando vehículos para intentar llegar a lo más alto. Por el camino toca personalizar a nuestro avatar para que, a base de cosméticos que van desde pegatinas hasta cascos y guantes, cuando nuestro personaje suba al podio de la partida de nuestros amigos gracias al sistema Drivatar, lo haga vestido como nosotros queremos.

Con premios que nos caerán del cielo tras las carreras o desbloqueables con los cofres que vamos comprando con dinero del juego, el añadido es un punto a favor simpático y posiblemente entretenido, pero ni siquiera eso y una nueva campaña serían suficientes para justificar que en vez de un 6 hay un 7 en el título.

Los grandes cambios de la nueva entrega

De dar cambios aún más grandes se encargan dos aspectos, la mejora de la inmersión durante las carreras y el alabado cambio de meteorología. El primero implica que todo se mueva de una forma especial, desde cómo la cámara sigue a la acción hasta cómo las piezas del coche reboten con cada paso ajustado por una chicane.

También el sonido, que con unos cascos surround es todo un espectáculo en el que los ruidos desde la vista interior se mezclan con la música de la parrilla de salida, silbando de un lado a otro en tus oídos. Lamentablemente para nuestros bolsillos, hay un ‘Forza 7’ distinto detrás de cada configuración de cacharros. Y como era de esperar, hay uno que brilla especialmente. Y no es barato.

El disfrute de ese último, el que además de un equipo de sonido a la altura también requiere un televisor 4K con HDR, también hace ganar varios enteros a algo tan esperado como la climatología variable. Empezar una carrera visualizando cómo la lluvia cae a lo lejos y acabar encontrándote con tan precioso berenjenal en la última vuelta.

Pero no se queda sólo en lo bonito, también es la oportunidad que estabas buscando para superar a ese coche tan agresivo que tienes delante. Un objetivo inalcanzable unas curvas más atrás, y una bomba a punto de explotar cuando mantiene la misma conducción con el asfalto plagado de charcos.

Es imposible no querer dedicarle más tiempo a ‘Forza Motorsport 7’ cuando el juego llegue a las tiendas dentro de un par de semanas. Primero para comprobar si aguanta el tipo igual de bien en una Xbox One de primera hornada y una tele 1080. Segundo para que, viéndose mejor o peor, todo eso me importe más bien poco si sigue siendo tan profundo y divertido como ya me ha demostrado que puede llegar a ser.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos