Publicidad

Retroanálisis de Robocop versus The Terminator, el duelo que nos privó el cine
Análisis

Retroanálisis de Robocop versus The Terminator, el duelo que nos privó el cine

No entraba en mis planes hacerme tan pronto con una copia de Mortal Kombat 11 Ultimate en consolas de nueva generación, pero no pude desaprovechar un descuento de 20 euros por la compra del juego tras hacerme con una PS5 el pasado 19 de noviembre. Porque no hay que olvidar que salen Joker, Spawn, Rambo, Robocop y Terminator. ¡Menudo chute de nostalgia ochentera en vena!

Y claro, se me vino a la mente uno de los juegos que tuve en Mega Drive, aquel Robocop versus The Terminator en el que pudimos disfrutar de uno de los duelos más esperados entre dos iconos del celuloide y que tuvo su origen en forma de cómic por medio de Frank Miller, en el lejano 1992. Pero, ¿qué tal el videojuego?

Robocop contra Terminator. Y más enemigos

Robocop vs Terminator

Lo cierto es que guardaba buen recuerdo de este título de Virgin estrenado en 1993, impactándome en su día el tamaño de los personajes y su nivel de gore, con sangre saliendo a borbotones con cada disparo de Robocop. Porque sí, aquí controlamos al protector de la ley, ese ser mitad humano, mitad máquina, tras un desafortunado contratiempo en una misión donde estuvo a punto de morir, para luchar contra el temible Terminator al que dio vida Arnold Schwarzenegger.

Hay que recalcar, antes de nada, que también salió en Super Nintendo, pero era completamente distinto al de Mega Drive, empezando por una historia diferente. En la consola de SEGA, Cyberdyne usa la tecnología de Robocop (primer humano conectado a una máquina) para crear la CPU de Skynet. Y claro, algo sale mal.

El resultado es una guerra contra las máquinas, con viajes temporales de por medio y un Robocop que será el encargado de que todo vuelva a la normalidad, viendo cómo el juego va evolucionando por un juego de scroll lateral contra maleantes y rescatando de vez en cuando a supervivientes, hasta que las máquinas van tomando mayor presencia en el tramo final y con leves guiños a algunas películas, como el inolvidable robot policía ED-209 visto en 1987.

Era, ante todo, un juego muy directo, pero permisivo en relación al daño, puesto que Robocop no moría de un impacto. Tenía una barra de vida generosa, que podíamos curar por medio de unos frascos que parecían de aceite, aprovechando también unos escudos que venían muy bien para aguantar más impactos. Eso sí, contra los humanos, Robocop era letal; contra las máquinas, había que ser un pelín más pacientes, incluso aunque tuviésemos las armas más poderosas.

Un crossover por y para los fans más ochenteros

Robocop vs Terminator

Visualmente, era una delicia con las animaciones de Robocop o de los múltiples Terminators que se dejaban ver por algunas fases, sobre todo en cuanto a iluminación se refiere. Pero es que también cumplía a nivel jugable, pese a que no ofrecía variedad de movimientos: disparo en ocho direcciones y salto, pudiendo escalar por las escaleras o deslizarse por algunas cuerdas en horizontal.

Aparte de la potente pistola de Robocop, podíamos recoger muchas más armas, con algunas como el lanzallamas o una cuyas balas iban dirigidas al enemigos, como dos de las más potentes. Llamaba la atención, eso sí, el lanzagranadas, porque controlábamos su movimiento manualmente, sin lógica alguna, viendo cómo levitaban sin descanso las granadas en cualquier dirección, a placer.

Al contrario que en Gunstar Heroes, aquí no se combinaban los poderes entre las dos armas empuñadas, ni tampoco gozábamos con un salto tan potente como en Rolling Thunder, siendo el rescate de supervivientes bastante anecdótico, no como en el Shinobi de SEGA. No aportaba nada original, en definitiva, pero lo que hacía, no lo hacía nada mal, siendo un producto mejor de lo esperado siendo fanservice.

Eso no evitó lo ridículo que fue su jefe final, tras un buen número de fases, con un cabezón volador de Terminator. Aunque fue peor ver cómo se cancelaba una versión original para NES. O que la de Super Nintendo fuese distinta, como hemos dicho, de peor calidad y sin gore alguno. Irónicamente, Game Gear y Master System sí fueron fieles al de Mega Drive, salvando las distancias a nivel técnico.

¿Ha aguantado bien el paso del tiempo?

, conservando esa contundencia de Robocop para hacer frente a cualquier peligro sin despeinarse. Es una pena que este experimento llamado Robocop versus The Terminator haya tenido un periplo tan corto en los videojuegos y el mundo del cómic, porque ¿a quién no le gusta ver a estos dos colosos de los ochenta en pleno duelo? Menos mal que Mortal Kombat 11 los ha rescatado.

Robocop vs Terminator

Robocop vs Terminator

Plataformas Mega Drive (versión analizada), Super Nintendo, Master System, Game Gear y Game Boy
Multijugador No
Desarrollador Virgin
Compañía Virgin
Lanzamiento 1994
Precio No disponible

Lo mejor

  • Robocop contra muchos Terminators
  • Buena variedad de armas disponibles
  • El nivel de gore en Mega Drive era brutal

Lo peor

  • El juego de SNES no tenía nada que ver
  • Schwarzenegger sólo salía en la portada
  • Que no haya una película oficial

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio