Publicidad

Análisis de SEGA Mega Drive Mini, otro sueño hecho realidad para cualquier amante de los 16-bits de SEGA en la década de los noventa
Análisis

Análisis de SEGA Mega Drive Mini, otro sueño hecho realidad para cualquier amante de los 16-bits de SEGA en la década de los noventa

Publicidad

Publicidad

La moda de lo retro está más viva que nunca, especialmente tras el boom mediático que supuso la irrupción de la NES Mini a finales de 2016. Desde ese instante, se intensificó el deseo por rememorar viejas glorias, a poder ser mediante consolas que recreasen sus mismas sensaciones a los mandos.

La Mega Drive Mini de SEGA viene a cubrir precisamente ese vacío que quedaba con la salida de SNES Mini en 2017, porque aquel duelo de titanes de 16-bits fue uno de los más memorables en la historia de los videojuegos. La duda es saber si se ha logrado transmitir el eslógan de "Genesis does what Nintendon't" tras ese primer acercamiento tan esperanzador.

Características técnicas y catálogo de juegos

SEGA Mega Drive Mini

Mucho se ha hablado del catálogo de clásicos de esta SEGA Mega Drive Mini, puesto que la compañía del erizo fue mostrando el listado de juegos poco a poco, donde nos han sorprendido varias incorporaciones de Disney, sobre todo ese World of Illusion Starring Mickey Mouse and Donald Duck tan propenso a olvidarse en cualquier tipo de recopilatorio de Mega Drive.

Respecto al "Cerebrito" de la Bestia, SEGA ha sacado músculo duplicando la cantidad total de títulos, con 40 videojuegos míticos de su catálogo junto con dos incorporaciones extra que nunca habían salido de forma oficial: por un lado, el mítico Tetris, que no necesita presentación alguna; y por otro, ese Darius de Taito Corporation, uno de sus matamarcianos más legendarios.

A nivel de diseño, estamos ante una recreación de la histórica consola de SEGA con una reducción de su tamaño del 55% donde, por supuesto, no se pueden utilizar los cartuchos originales, sino que los juegos vienen pre-instalados. Es enchufar a la tele mediante una conexión HDMI y un cable de alimentación USB y a jugar, sin ningún tipo de preocupación a mayores.

SEGA Mega Drive Mini

¿Y qué es exactamente lo que trae en la caja? Lo siguiente:

  • Consola SEGA Mega Drive Mini
  • Dos réplicas de los mandos clásicos de tres botones con conexión USB
  • Un cable de alimentación USB a Micro-B
  • Un cable HDMI
  • 42 clásicos de Mega Drive pre-instalados

Hay leves diferencias respecto a la versión norteamericana a nivel estético, tanto por el nombre (Genesis) como por el color rojo de la banda debajo de la ranura de los cartuchos, mientras que en relación a la versión japonesa, aparte de contar con cambios en algunos juegos (allí tendrán Puyo Puyo 2 o Snow Bros., entre otros; el catálogo europeo es más atractivo, eso sí), lo más significativo es que en Japón los mandos son los de seis botones, ideales para los juegos de lucha como Street Fighter II y Eternal Champions, básicamente.

La longitud del cable USB es de metro y medio, mientras que el del cable HDMI llega hasta los dos metros (lo habitual). En cuanto al cableado de los mandos, su longitud se dispara igualmente hasta los dos metros. Aquí conviene recordar que los tres tipos de cables de la SNES Mini alcanzaban el metro y medio por igual: tanto el de alimentación como el HDMI y el mando.

En cuanto a la lista de juegos para nuestro territorio, es la siguiente:

SEGA Mega Drive Mini
  • Alex Kidd in the Enchanted Castle
  • Alisia Dragoon
  • Altered Beast
  • Castle of Illusion Starring Mickey Mouse
  • Castlevania: The New Generation
  • Columns
  • Comix Zone
  • Darius
  • Dr. Robotnik's Mean Bean Machine
  • Dynamite Headdy
  • Earthworm Jim
  • Ecco the Dolphin
  • Eternal Champions
  • Ghouls 'n Ghosts
  • Golden Axe
  • Gunstar Heroes
  • Kid Chameleon
  • Landstalker
  • Light Crusader
  • Mega Man: The Wily Wars
  • Monster World IV
  • Phantasy Star IV
  • Probotector
  • Road Rash II
  • Shining Force
  • Shinobi III: Return of the Ninja Master
  • Sonic the Hedgehog
  • Sonic the Hedgehog 2
  • Sonic Spinball
  • Space Harrier II
  • Street Fighter II': Special Champion Edition
  • Streets of Rage II
  • Strider
  • Super Fantasy Zone
  • Tetris
  • The Story of Thor
  • Thunder Force III
  • ToeJam & Earl
  • Vectorman
  • Virtua Fighter 2
  • Wonder Boy in Monster World
  • World of Illusion Starring Mickey Mouse and Donald Duck

Sensaciones con la SEGA Mega Drive Mini

SEGA Mega Drive Mini

La Mega Drive fue una de mis primeras consolas y todavía la conservo (con mucha suciedad por desuso durante un tiempo demasiado prolongado), por lo que le guardo mucho cariño y, tal y como pasó con Super Nintendo, tenía muchas ganas de volver a rememorar esas sensaciones al coger el mando.

Es, probablemente, lo que más llama la atención, puesto que su aspecto es exactamente idéntico al original, sobresaliendo en este caso por su gran tamaño en comparación con la diminuta consola. Una pena, de todos modos, que no nos haya llegado el mando de seis botones, porque sigue siendo un engorro jugar a los de lucha con tres botones, teniendo que intercambiar entre puñetazo y patada pulsando el botón de Start.

El acabado de la SEGA Mega Drive Mini está muy logrado y se han respetado al máximo las posiciones originales de sus puertos, salvo que aquí se han sustituido, lógicamente, por otros, como los citados USB para los mandos y la alimentación en su parte trasera. Ahora bien, el regulador de volumen de esta versión en miniatura no tiene ningún efecto y se ha perdido el jack para los auriculares. Los botones que sí funcionan son los de Power y Reset.

SEGA Mega Drive Mini

El de encendido cumple su misma función: encender la consola y ponerse a jugar, sin tener que preocuparse en esta ocasión de meter un cartucho y que pueda estar sucio. El de Reset sí que ha variado su función, puesto que ahora nos servirá para desplegar un menú donde podremos guardar o cargar la partida, reiniciar el juego o volver al menú principal. Y si tenemos en cuenta que el otro método para guardar/cargar funciona bastante mal (mantener pulsado el botón de Start durante unos tres segundos, lo que es bastante tedioso), la opción del botón Reset se nos antoja como toda una bendición.

La presentación del menú principal de la SEGA Drive Mini es práctica y efectiva, mostrando un máximo de doce juegos de un plumazo en su vista clásica, con esas carátulas tan características. Se puede ordenar el catálogo alfabéticamente, por género, fecha de salida y número de jugadores, mientras que la vista se puede alternar para mostrar el canto de las cajas (pulsando el botón B), con lo que salen todos los juegos de un plumazo.

Se agradece, a su vez, que se ofrezca una breve descripción para cada juego antes de iniciarlo, para ponernos en situación sobre su historia con SEGA.

SEGA Mega Drive Mini

Respecto a colecciones recientes, como ese SEGA Mega Drive Classics visto en PS4, Nintendo Switch y Xbox One, contamos con menos opciones a ajustar y una ausencia total de desafíos o logros internos. Se ha respetado al máximo la esencia de la consola original, pero sin descuidar elementos básicos como un filtro CRT, poder conservar el aspecto 4:3 (o uno estirado) para la pantalla o tres fondos de pantalla (uno con altavoces, otro con cuadrículas y uno totalmente negro; todos ellos muy sosos, la verdad), sin descuidar a su vez las facilidades que nos ofrecen los emuladores, como lo comentado de poder guardar o cargar la partida en cualquier momento.

En esto se echa en falta información para cada una de las cuatro ranuras de guardado, ya que tan solo muestra una captura de pantalla para averiguar a qué hora se hizo. Si llevamos un orden, no debería haber ningún problema, eso sí. Pero tampoco costaba mucho poner una marca con el día y hora.

¿Y qué pasa con el idioma o los manuales de los juegos? Como supimos hace semanas, los juegos vienen en inglés, pero el menú de la consola sí que se puede poner en español. En cuanto a los manuales, hay que consultarlos por Internet en una página habilitada por SEGA. Os dejamos con el enlace:

http://manuals.sega.com/megadrivemini

Qué se siente al volver a estos juegos de 16-bits

SEGA Mega Drive Mini

Es difícil contentar a todo el mundo cuando se trata de hacer listas de juegos y la SEGA Mega Drive Mini tampoco es la excepción. Por cantidad supera con creces lo visto con las versiones en miniatura de los pesos pesados de la Gran N y se han rescatado muchos imprescindibles de la consola de SEGA, como esas joyas de Treasure (Gunstar Heroes y Dynamite Headdy) que nunca pueden faltar, junto con ese hito llamado Street Fighter II': Special Champion Edition o, por supuesto, el icónico Sonic the Hedgehog.

Hay sonadas ausencias, cómo no (otra vez se han olvidado de Soleil...), y varias sorpresas, como el antes citado World of Illusion de Mickey Mouse y el Pato Donald, Alisia Dragoon o Mega Man: The Wily Wars (que son tres juegos en uno, por cierto; tres revisiones de los originales de NES), volviendo a recordar que esta consola viene acompañada del lanzamiento oficial de Tetris y Darius en Mega Drive, porque nunca antes lo habían conseguido.

El estudio M2 de SEGA ha logrado un catálogo homogéneo que no rechina y sirve muy bien para comprender la innegable grandeza de Mega Drive en la década de los noventa y como gran rival de la genial Super Nintendo.

Vale que ahora el mando nos parezca un "ladrillo" incluso a los que crecimos con esa consola, porque no resulta tan ergonómico ni placentero si vamos a jugar durante un par de horas, pero esto pasa también por lo mucho que han evolucionado los mandos en las dos últimas décadas. Además, esto logra que nos sumerjamos más en esa bonita sensación de volver a la Mega Drive.

Como venimos haciendo desde hace tiempo con los retroanálisis, también vamos a experimentar un golpe de realidad con algunos clásicos que hemos magnificado con el paso de los años por culpa de nuestros recuerdos, algo de lo que tampoco se han librado las consolas de Nintendo y que sucederá igualmente con la futura TurboGrafx-16, como con su Ninja Spirit.

La opinión de VidaExtra

En definitiva, SEGA Mega Drive Mini es una excelente contrapartida a la SNES Mini por parte de SEGA con la que volveremos a protagonizar uno de los enfrentamientos más bonitos y sanos de la época de los noventa. Tan solo habría que replantearse su compra si contamos con alguna colección de esos clásicos para algún otro sistema o si queremos una experiencia más cercana a lo que supuso esa consola de 16-bits gracias a la recreación de su mando.

Nota: SEGA Mega Drive Mini saldrá el próximo 4 de octubre en Europa (un retraso de un par de semanas respecto a Estados Unidos y Japón debido a un problema logístico, como supimos) y se puede reservar por 76,99 euros.
SEGA Megadrive Mini

SEGA Megadrive Mini

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir