Compartir
Publicidad

Infinity Ward asegura que su nuevo Call of Duty: Modern Warfare no es un juego político

Infinity Ward asegura que su nuevo Call of Duty: Modern Warfare no es un juego político
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La subsaga Modern Warfare, como su propio nombre indica, siempre se ha inspirado en los conflictos bélicos más actuales. Una declaración de intenciones que pone el foco en un realismo mayor que el de otras entregas. No es lo que opina Infinity Ward al parecer.

En una reciente entrevista con el portal Game Informer, dos de los responsables del nuevo Call of Duty respondieron que no a la pregunta de si su juego era político. "La pregunta de '¿este juego es político?' no significa nada en realidad", afirma Jacob Minkoff, director del modo campaña.

Lo irónico, sin embargo, es que al tratar de explicar por qué su juego no es político, lo que han hecho es confirmar que en realidad sí que lo es.

¿Tocamos temas que guarden una semejanza con la geopolítica del mundo en el que vivimos? Vaya que sí, porque de eso es de lo que trata Modern Warfare. ¿La historia que contamos tiene algo que ver con los gobiernos específicos de algún país que vayamos a retratar? No. Así que, si tu pregunta es: ¿sale Trump en este juego? No, no sale.  

Claramente parece haber un malentendido. Minkoff entiende el adjetivo "político" como que el juego tiene que hablar directamente de las noticias reales que se ven en el día a día. Pero no tiene por qué. Un título que habla de política es un juego que toma una postura en los temas que trata y en cómo los relaciona con nuestro mundo. Modern Warfare es eso, como vuelve a confirmar el director de narrativa Taylor Kurosaki:

Hablamos de conceptos como el colonialismo, la ocupación militar, la independencia y la libertad. Quizás no decimos esas palabras específicamente, pero ese es el entorno en el que nos encontramos. Podrías tener un juego ambientado en la América revolucionaria que hablara de esas mismas cosas. 

Por no mencionar que una de las secuencias más controvertidas de este nuevo Call of Duty: Modern Warfare es una en la que controlamos a una niña soldado. Si eso no nos habla sobre la instrumentalización de los infantes y de lo insignificantes que son las vidas de los soldados para las superpotencias que manejan la guerra, apaga y vámonos. Minkoff añade lo siguiente: 

Queremos presentar diferentes perspectivas. No queremos decir que ninguna de ellas sea la correcta.

Que quieran mojarse más o menos ya es harina de otro costal, pero creo que es innegable que Call of Duty: Modern Warfare habla de cosas. Más que casi cualquier otro AAA, si me preguntas.

Este es tan solo el último añadido a una corriente de negativas por parte de muchas compañías de videojuegos cuando se les pregunta sobre el tema. Decir que tu juego es "político" se ha convertido en una etiqueta que muchos utilizan para arremeter contra él por considerarlo propagandista. Dándole así al producto una mala imagen entre cierto tipo de público que los equipos de marketing no quieren. 

El resultado es que, como acabamos de ver, los desarrolladores acaban por dar auténticas piruetas para evitar decir que algo es político. No, no habla de Trump directamente, pero sí de algo que Trump podría hacer. Que hable de ello mejor o peor, eso lo veremos cuando el juego esté a la venta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio