Publicidad

Joyas ocultas de Xbox 360 cuya exclusividad se olvida a menudo. Y con algunas retrocompatibles con Xbox One
Listas

Joyas ocultas de Xbox 360 cuya exclusividad se olvida a menudo. Y con algunas retrocompatibles con Xbox One

Publicidad

Publicidad

Como gran amante de los videojuegos, no le hago ascos a ningún sistema, por lo que me fastidia ver cómo se tienden a menospreciar las exclusivas que han tenido (o siguen teniendo) las consolas Xbox de Microsoft.

Parte de esa culpa la tiene un hecho inevitable: el sistema Windows también es de Microsoft, por lo que muchas de las exclusivas son parciales. Pero hay vida más allá de los Halo, Gears of War y Forza Motorsport de turno.

En este sentido, siempre salen a flote dos exclusivos para los fans de los JRPG en Xbox 360 como son Blue Dragon y Lost Odyssey, que además son retrocompatibles con Xbox One. Pero en este repaso queremos dar mayor visibilidad a otra clase de juegos de Xbox 360 que se tienen a olvidar y que siguen siendo exclusivos de esa consola revolucionaria de Microsoft.

Akai Katana

Akai Katana

Por increíble que parezca echando la vista atrás, hubo un tiempo en el que Microsoft se llevó bien con Japón y gozó de JRPG y shoot'em up exclusivos. Una relación que se está recuperando a raíz del fantástico E3 2018, donde se confirmó la conversión de NieR: Automata entre otros títulos nipones.

Pero Xbox One aún está lejos del ritmo de matamarcianos que tuvo Xbox 360, la consola heredera del espíritu de Dreamcast. Y el Akai Katana de Cave es uno de los mejores ejemplos que podemos dar. Si os gusta el género, no lo dudéis. Aparte que es mucho más asequible que Mushihimesama.

Crimson Alliance

Crimson Alliance

Crimson Alliance es el segundo de los únicos trabajos propios del estudio Certain Affinity, formado por ex-miembros de Bungie y otra gente con experiencia en el sector. Porque este equipo (al que le debemos también el simpático Age of Booty) se ha especializado en crear contenido para los modos multijugador de buena parte de los Halo y Call of Duty, entre otros.

¿Y de qué iba exactamente Crimson Alliance? Pues era un hack & slash en la línea de los Diablo de Blizzard, pero bajo un espíritu mucho más arcade. Se podía jugar en solitario o acompañado de tres colegas más y las fases se iban desbloqueando a medida que progresábamos en la historia. Luego venía la faceta rejugable para obtener la mayor puntuación en cada una.

Geometry Wars: Retro Evolved 2

Geometry Wars Retro Evolved 2

Surgido como fantástico minijuego del potente Project Gotham Racing 2 de la primera Xbox,  Geometry Wars fue perfeccionando su fórmula bajo la muletilla Retro Evolved y cuya secuela degustamos en Xbox Live Arcade.

Uno de los shoot'em up con mayor atracción magnética por antonomasia, esa clase de juegos donde sabemos cuándo empezamos pero nunca cuándo terminamos, porque su espíritu arcade incita a que soltemos adrenalina de manera constante. Y además bajo un espectáculo visual digno de elogio.

Omega Five

Omega Five

Omega Five cuenta con el dudoso honor de ser el único juego creado por Natsume (Wild Guns) para una consola de Microsoft. Y estamos hablando de un estudio que nació en 1987 y que ha trabajado para Nintendo, SEGA o Sony, aparte de los móviles actuales. Sorprende bastante este hecho.

En cuanto al juego en sí, se trataba de un shoot'em up de scroll lateral que podía recordar vagamente al Forgotten Worlds de Capcom, pero dejando los píxeles por un aspecto con texturas en 3D mucho más actual. El control de su disparo, por cierto, se realizaba con el stick derecho, mientras que sorprendía el enorme tamaño tanto del protagonista como de los enemigos.

Splosion Man

Splosion Man

2009 fue un año de lo más productivo para Twisted Pixel Games, porque debutó en enero con el simpático The Maw y se acabaría consagrando ese mismo verano con Splosion Man, una de las joyas de Xbox Live Summer of Arcade más recordadas y cuya secuela (Ms. Splosion Man) sí que hemos podido ver en otros sistemas con el paso del tiempo, como en Switch.

Splosion Man, el original, sigue resultando fresco por su propuesta, donde nos impulsamos a base de explotar nuestro propio cuerpo. Disfrutamos de lo lindo masacrando científicos a la vez que intentamos completar cada una de sus fases lo más rápido posible. Si os van los plataformas, es imprescindible.

Raskulls

Raskulls

De los creadores de Jetpack Joyride y Fruit Ninja, Halfbrick Studios, nos topamos con este Raskulls que nos sorprendió antes de despedir 2010. Un plataformas pensado para correr sin mirar atrás teniendo cuidado a la hora de destruir los bloques de colores, porque se agolpaban a lo Puyo Puyo.

Ganaba muchos enteros en compañía, porque su multijugador (local y online) admitía hasta un máximo de cuatro personas y ahí los piques sí que podían hacer estragos en las amistades por culpa de los bloques.

Trials HD

Trials HD

Trials HD no es, ni mucho menos, un desconocido de Xbox Live Arcade, pero sí que se tiende a olvidar que esta entrega sigue siendo exclusiva de Xbox 360, al contrario de lo que sucedió con el imprescindible Trials Evolution.

No puede ocultar que ya han pasado diez años desde su lanzamiento, lo que se nota especialmente en el control de la moto, mucho más difícil de controlar por culpa de unas físicas más exageradas. Pero sus circuitos son más puros y sobre entornos cerrados, lo que puede venir bien para iniciarse en esta saga. O volver tras Trials Rising y ver mejor las enormes diferencias.

Hay muchos más exclusivos en Xbox 360, obviando otros conocidos, como Fable II o los Project Gotham Racing (3 y 4), pero no todos han logrado destacar de la misma manera. Porque hubo RPG que no las tuvieron todas consigo, pese a que los disfrutase hasta cierto punto, como MagnaCarta II o Infinite Undiscovery. Incluso indies como Undertow, del estudio Chair.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir