Compartir
Publicidad
Todos los juegos de la saga The Legend of Zelda ordenados de peor a mejor
Listas

Todos los juegos de la saga The Legend of Zelda ordenados de peor a mejor

Publicidad
Publicidad

Es incuestionable que Mario es el rey de las plataformas y el hijo más mimado de Shigeru Miyamoto. A fin de cuentas, es su personaje más icónico y universal. Pero la aventura con mayúsculas (incluso más allá de Nintendo) tiene nombre de princesa: The Legend of Zelda. Un hito que se consigue a través de una sucesión de lanzamientos impoluta. Clásico sobre clásico.

De todos es sabido que La Gran N se toma muy en serio el regreso de sus licencias, pero también que es plenamente consciente del impacto que tiene la saga del héroe de Hyrule en la industria. Tanto a nivel de legado como de cara a los próximos lanzamientos: Link, Zelda y las encarnaciones de mal en Hyrule han servido de puente generacional entre sus recientes sistemas y el caballo de batalla de las mejores generaciones de sus consolas.

Una saga en la que todos los títulos brillan y aportan algo al jugador. Desde las modestas primeras incursiones que cimentaron y dieron forma a experiencias que sentaron escuela a las entregas más experimentales y transgresoras. Admitámoslo: cuando Eiji Aonuma, actual máximo responsable de la saga, y su equipo derrochan talento e ideas, ir a la vanguardia visual es algo secundario.

Lo cual nos deja en un punto interesante: a diferencia de otras sagas, cada lanzamiento de The Legend of Zelda es realmente único. Hay elementos y temas comunes, desde luego, y también aspectos que se han replanteado de manera integral, manteniendo la esencia y -a su vez- cristalizando una identidad propia creada acorde a la experiencia. 

Con eso por delante, la primera pregunta a responder se hace sola ¿es posible ordenar todos los juegos de peor a mejor?   

The Legend of Zelda: o cómo reinventarse con maestría

La propia Nintendo ha conectado cronológicamente la mayoría de los sucesos acontecidos en las entregas de The Legend of Zelda, definiendo el conjunto de los mismos como una historia más amplia y de carácter cíclico. Es decir: al adentrarnos en cada título de la saga nos encontraremos con muchos elementos comunes en circunstancias completamente únicas que, además, tienen lugar en diferentes puntos de una misma línea cronológica.

Una sucesión de eras en la que tomaremos el papel sus respectivos héroes, adentrándonos a través de sus ojos en diferentes versiones de un mismo mundo en el que la naturaleza, un mal inevitable, personajes característicos y desafíos únicos pondrán a prueba nuestro valor, nuestra destreza y nuestra sabiduría. Las tres energías esenciales de la sagrada Trifuerza.

The Legend Of Zelda Skyward Sword

A partir de ahí Nintendo cuenta con cierta libertad de cátedra a la hora de desplegar el escenario de nuestra aventura, el estilo visual del conjunto e incluso el modo en el que se le propone al jugador abordar los acontecimientos. Así, unas entregas deberemos resolver mazmorras y otros resolver santuarios y liberar bestias sagradas. En ocasiones iremos a contrarreloj y en otras el tiempo será nuestro mejor aliado. Pero en todos está presente lo que se conoce como el viaje del héroe.  

Nintendo se siente cómoda añadiendo variedad al conjunto. A veces haciendo uso de perspectivas en top-down. En otras ocasiones sentando cátedra a la hora de abordar las aventuras en escenarios amplios, dando al jugador unas exquisitas perspectivas en tercera persona. De vez en cuando a través de un estilo visual cálido, en otras más sombrío y, ¿por qué no? Recurriendo al aspecto de los dibujos animados. Con bastante acierto, además.

Pero el modo de reinventarse con cada entrega va más allá de lo artístico o narrativo: Aonuma se ha preocupado de que cada trocito de historia tenga su propia esencia. Que sea una especie de micro-universo aislado de aquello que lo precede y antecede, conservando lo aprendido y estrechando lazos a conveniencia con las entregas más en sintonía. Como ocurre con The Wind Waker y Spirit Tracks, o entre A Link to the Past y A Link Between Worlds.

Wallpaper 1080p Zelda D3ipkhq

Por supuesto, hay entregas consideradas más relevantes que otras ya que su impacto en la historia de Hyrule ha trascendido más. Pero también es justo decir que no todos los títulos han calado del mismo modo entre los jugadores y fans. Estamos hablando de entregas como The Adventure of Link o Majora’s Mask que en su día sucumbieron a la sombra de aquellos títulos que les precedieron y que, gradualmente, han ganado nuevo peso desde la perspectiva de los años.

Mención aparte y -casi- obligada son las tres entregas de The Legend of Zelda publicadas para CD-i, de las cuales la propia Nintendo se desentiende. No por haberse desarrollado por estudios externos (Capcom dio forma tres títulos dentro del canon de la saga) sino por su propio contexto: su creación se debía a una cesión de derechos y el resultado final acabó siendo la mancha en el currículum de los elegidos por la Trifuerza. Tres títulos que, por méritos propios, se posicionan al final de nuestro listado.

The Legend of Zelda ordenado de peor a mejor ¿cómo hemos establecido el orden?

En VidaExtra ya llevamos varios listados en los que nos mojamos -con todas las consecuencias- con respecto al orden de una determinada saga de juegos. Sin embargo, The Legend of Zelda es muy excepcional. Lo suficiente como para que, además de compartir como siempre los parámetros con los que acoto las decisiones de determinada posición, quiera ofrecer un extra de transparencia. 

Asumimos que el consenso es algo casi imposible, pero también que ordenar por cuestión de gustos o notas es un error. En el primer caso porque la subjetividad supone recurrir a lo fácil. A lo equivocado. Pero esto no va de gustos personales o es para decirte cuáles entregas he disfrutado más. Por ello, y porque es lo realmente apropiado, hemos establecido siete parámetros destinados a intentar puntuar los factores clave y en común de todas las entregas con el propósito de hacerlo lo más justo posible. 

Parámetros que buscan un equilibrio entre las entregas clásicas y las recientemente lanzadas y que, por cierto, son:

  • Rejugabilidad, o las veces en las que un jugador está dispuesto a embarcarse en la aventura una vez completada desde cero o bien con el propósito de descubrir todos los secretos.
  • Impacto dentro de la saga, o el número de ideas y elementos del lore que han trascendido con éxito para permanecer dentro del canon, independientemente de su fecha de lanzamiento.
  • Impacto y legado fuera de la saga, o el modo en el que esta entrega a influido en la industria del videojuego y más allá, inspirando a otros desarrolladores y artistas.
  • Presentación y despliegue artístico, o cómo ha trascendido la estética y la presencia visual del juego más allá del sistema en el que fue lanzado.
  • Riqueza de la narrativa y trama, o el modo en el que se aborda la trama creada para la ocasión. Aquí también se tienen en cuenta las posibles historias, misiones o tramas secundarias y el peso y cantidad de los personajes que nos encontraremos por delante. 
  • Recepción por parte de los jugadores. O cómo la entrega ha calado el lanzamiento -o relanzamiento- de cada título, así como la importancia de su presencia frente al resto de juegos de la saga. 
  • Innovación y sensación de jugabilidad. O las ideas e innovaciones principales de cada entrega, así como el modo en que se ha pulido la sensación al mando y la experiencia de juego.       

Se ha dado el caso de algún empate, por supuesto, pero es necesario señalar que salvo los tres últimos, todos los títulos han destacado en al menos un aspecto. Así, los desempates se han establecido teniendo como referencia la fecha de lanzamiento y premiando con un extra los títulos más antiguos. Aquellos que no podían abarcar, lógicamente, las cada vez mayores expectativas de los jugadores ni las posibilidades de un hardware más versátil.

Zelda

¿Qué se ha quedado fuera de nuestra selección? Las reediciones y los lanzamientos originales se han unificado, así que básicamente hemos considerado no incluir los spinoffs de la saga, la maquinita de LCD, los crossovers como Cadence of Hyrule o las apariciones de los personajes de la saga en otras sagas como Mario Kart o SoulCalibur.  Eso sí, las infames entregas en CD-i dicen presente.  

Con eso por delante, aquí tienes todos los juegos de la saga The Legend of Zelda ordenados de peor a mejor y, un poquito más abajo, la sección de comentarios. Ese espacio en el que tú, amigo lector, también tienes la palabra. 

Link: The Faces of Evil

  • Fecha de lanzamiento: 10 de octubre de 1993 
  • Sistemas: CD-i

Las consecuencias de la alianza entre Nintendo y Philips por desarrollar un lector de CDs para el cerebro de la bestia fueron, curiosamente, el lanzamiento del CD-i, un sistema multimedia por parte de la segunda, y los derechos para publicar en él las conocidisimas licencias de Nintendo. 

Desafortunadamente para todos, Link: The Faces of Evil tuvo una producción demasiado rápida y poco elaborada para sostener el legado de la saga. A lo que hay que sumar una jugabilidad y una presentación catalogadas como verdaderos despropósitos.

Zelda: The Wand of Gamelon

  • Fecha de lanzamiento: 10 de octubre de 1993
  • Sistemas: CD-i

Lanzado el mismo día de Link: The Faces of Evil y desarrollado por el mismo estudio, Zelda: The Wand of Gamelon compartía los mismos errores, aunque cuenta con una distinción que lo convierten en una pequeña rareza: sería el primer juego de la saga en el que la protagonista pasaba a ser la princesa Zelda. Algo que no mejoraba en absoluto el resultado final.

Mención especial a las animaciones digitalizadas que ofrecía cada títulos a modo narrativo, integrándolas en el juego tras pausas para la carga que a día de hoy pasan muy poco desapercibidas. Animaciones que, todo hay que decirlo, han envejecido terriblemente. 

Zelda's Adventure

  • Fecha de lanzamiento: 5 de junio de 1994
  • Sistemas: CD-i

La tercera y última entrega de la saga The Legend of Zelda para CD-i tuvo más margen de desarrollo y se encauzó algo más en la buena dirección, lo cual tampoco lo hace especialmente recomendable. Volvíamos a ser la princesa Zelda y en esta ocasión la acción recuperaba la vista en Top-down que tantas alegrías nos había dado anteriormente.

Una vez más, los problemas nacen de su jugabilidad, rematada con un diseño de los escenarios mal planteados que condiciona totalmente el conjunto. Eso sí, en esta ocasión las animaciones dejan paso a cinemáticas y sprites digitalizados.

Four Swords Adventures

  • Fecha de lanzamiento: 18 de marzo de 2004
  • Sistemas: Game Cube

La secuela de aquel modo Four Swords que acompañó la adaptación de A Link to the Past para Game Boy Advance en clave de nuevo contenido mantenía la idea de crear una experiencia multijugador en la misma tónica del clásico de SNES a través de un modo clásico. Eso sí, también contaba con un extra: la batalla a cuatro jugadores.

Como curiosidad, las versiones japonesas ofrecían una tercera experiencia llamada Navi Trackers en la que los jugadores deberían obtener sellos. ¿El talón de Aquiles? La dependencia del multijugador para aprovechar totalmente la idea. Eso sí, fue uno de esos juegos que nos permitió usar la portátil en calidad de mando.      

The Adventure of Link

  • Fecha de lanzamiento: 14 de enero de 1987  
  • Sistemas: NES, Consola Virtual, Nintendo Switch Online
     

La secuela de The Legend of Zelda fue un paso adelante en lo visual, pero la incorporación de una nueva perspectiva a la hora de desplazarse por ciudades y mazmorras o combatir no tuvo el éxito esperado. 

Aquella perspectiva no fue la única novedad que quedaría descartada de cara a la continuidad de la serie: Link estrenó un sistema de niveles en el que además se daba al jugador la elección de qué habilidades potenciar. 

Tri Force Heroes 

  • Fecha de lanzamiento: 22 de octubre de 2015 
  • Sistemas: Nintendo 3DS

El sucesor natural de Four Swords Adventures sacrificaba a uno de los héroes a cambio de dar un paso al frente en lo jugable y visual, desechando los pixeles y la estética de los 16-bits por algo más acorde a lo que se esperaba de una 3DS.

Ahora bien, pese a que es posible jugar a Tri Force Heroes sin otros jugadores a través de un sistema de relevos, lo cierto es que se palpa que es una experiencia a seis pulgares. Lo suficiente como para sacrificar elementos esenciales de otros títulos clásicos en favor de los puzles compartidos.

Phantom Hourglass 

  • Fecha de lanzamiento: 23 de junio de 2007
  • Sistemas: Nintendo DS
     

La continuación directa de The Legend of Zelda: The Wind Waker nos dio la oportunidad de seguir explorando su fascinante mundo y personajes a través de una entrega que, quizás no fuese tan ambiciosa como la original, pero desde luego no era una secuela menor.

Eso sí, Nintendo siempre estuvo especialmente inspirada de cara a las posibilidades de las dobles pantallas de la llamada Touch Generations y Phantom Hourglass es la mejor prueba de ello, integrando la pantalla táctil de la DS en la aventura.

Oracle of Seasons y Oracle of Ages 

  • Fecha de lanzamiento: 27 de febrero de 2001
  • Sistemas: Game Boy Color, Consola Virtual

No es justo ni apropiado dividir Oracle of Seasons y Oracle of Ages en este listado, sobre todo teniendo en cuenta que ambas entregas se complementan entre sí. De la mano de Capcom, Nintendo diseñó dos aventuras que, si bien podían disfrutarse de manera independiente, se tornaban en una mucho mayor al juntarlas.

Son experiencias diferentes, cada una con su ritmo y sus personajes. Sin embargo, se consideran dos propuestas gemelas y tiene su porqué:  da igual por cual empezamos, al completar Oracle of Seasons u Oracle of Ages se nos invita a traspasar nuestros progresos al otro juego y, de paso, descubrir nuevos finales y desafíos.

Spirit Tracks

  • Fecha de lanzamiento: 7 de diciembre de 2009
  • Sistemas: Nintendo DS

La trilogía que se había iniciado con The Wind Waker y continuado en Nintendo DS cambiaba los inagotables mares por un fascinante tren que servía de nexo para la aventura compartida entre Link y Zelda: mientras el héroe con ojos gatunos hace de aprendiz de maquinista en el Tren de los Dioses, el jugador contará con la ayuda de varios espíritus, incluido el de la propia princesa.

Hasta la fecha, Spirit Tracks supone el broche de la línea temporal en la que el héroe del tiempo derrota a Ganon, manteniendo las funciones exclusivas de la pantalla táctil heredadas de Phantom Hourglass, consolidándose como uno de los mejores embajadores de la llamada Touch Generations.

Majora’s Mask

Nintendo se enfrentaba a una papeleta tras Ocarina of Time: ¿cómo superar el impacto de un juego que no tardó en convertirse en un clásico instantáneo? Para sorpresa de todos, se salió por la tangente dándole una secuela directa muy especial y bastante más oscura.

En Majora’s Mask Link tiene tres días para evitar que la Luna caiga y destruya Hyrule. Eso sí, contaremos con dos ventajas añadidas: por un lado, podremos transformarnos usando unas máscaras. Por otro, y gracias a la ocarina de la anterior entrega, podremos retroceder en el tiempo y superar los puzles y desafíos para evitar la catástrofe.   

A Link Between Worlds 

Tendrían que pasar más de dos décadas del lanzamiento de A Link to the Past para que Nintendo se decidiera a darle una secuela directa aunque con un matiz: A Link Between Worlds tiene lugar varias generaciones después del juego de SNES y nuestro protagonista es un joven  aprendiz de herrero. Uno bendecido con el poder de la trifuerza.

Por delante, la misión de salvar a los Siete Sabios. Una tarea que le permitirá descubrir su verdadero legado, nuevas habilidades como poder convertirse en una pintura y aprovechar los entornos tridimensionales. Algo especialmente conveniente a la hora de moverse entre Hyrule y el misteriosamente familiar reino Lorule  

The Minish Cap

  • Fecha de lanzamiento: 10 de enero de 2004
  • Sistemas: Game Boy Advance

Tras los formidables Oracle of Seasons y Oracle of Ages, Nintendo volvería a confiar a Capcom el regreso de Link a su familia de portátiles. The Minish Cap irradiaba el encanto de los ya clásicos juegos de SNES y era todo lo que podía esperar cualquiera fan de A Link to the Past, compensando su ajustada duración con minijuegos y actividades con los que perderse.

Eso sí, el máximo reclamo de esta entrega era la nueva habilidad de nuestro héroe: al cruzar el portal hacia el universo de los minish veríamos como Link queda reducido al tamaño de un dedal, descubriendo todo un mini-mundo lleno de encanto y aventuras.

The Legend of Zelda

  • Fecha de lanzamiento: 14 de febrero de 1986  
  • Sistemas: NES, Consola Virtual, Nintendo Switch Online
     

El título que inició la saga en NES comparte con Super Mario Bros. el hecho de que sus sprites y escenarios, pese a estar drásticamente desfasados, han trascendido al nivel de icono. Y no es para menos: todo lo que hizo grande a The Legend of Zelda está presente en la primera entrega: exploración, acción, mazmorras, puzles y verdaderos desafíos.

De hecho, no está de más tener en cuenta que, a diferencia de otros juegos similares, The Legend of Zelda tenía un incentivo extra para el jugador: el juego incluía una segunda misión que sólo podía activarse al completar la misión principal. Un extra de rejugabilidad que redondeó un título que no tardó en hacer historia.  

Skyward Sword 

Toda leyenda tiene su origen, y la de la princesa Zelda nos remonta a las islas flotantes de Altárea y Celéstea. El título que inicia cronológicamente la saga  nos presenta un mundo en el que los humanos reinan los cielos y las criaturas malignas dominan la tierra. Y entre ambos, un héroe en una desesperada misión de rescate.

Skyward Sword es una de las entregas más bellas jamás creadas, pero también un homenaje al legado de la saga: la dualidad de mundos, la ambición técnica y jugable, el espíritu de descubrimiento y aventura y el hecho de exponernos, de manera gradual, a unas fuerzas enemigas tan sobrecogedoras como fascinantes.

Link's Awakening / Link’s Awakening DX

  • Fecha de lanzamiento: 6 de junio de 1993
  • Sistemas: Game Boy, Game Boy Color, Consola Virtual

El primer juego de la saga The Legend of Zelda diseñado expresamente para un sistema portátil tenía un encanto muy especial. De hecho, pese a su nombre la princesa Zelda no aparecería en esta aventura insular de Link. Lo cual no fue impedimento para que Mario y Yoshi tuvieran una pequeña aparición especial.

En 1998 Nintendo reeditó el juego para Game Boy Color a través de una edición Deluxe, la cual no solo añadía un toque de color al juego, sino que sumaba algunos puzles extra y hasta una mazmorra exclusiva. Link's Awakening venía en un cartucho diminuto, no tanto como los de Switch, pero dentro de él se encontraba una de las mejores aventuras de la saga.

Twilight Princess 

Fecha de lanzamiento: 2 de diciembre de 2006

Sistemas: GameCube, Wii y Wii U

Referencia en VidaExtra:  Análisis de The Legend of Zelda: Twilight Princess HD. Sin Wiimote te gustará más

la saga de The legend of Zelda se despidió de GameCube y debutó en Wii con la primera entrega de transición: Twilight Princess. Una decisión salomónica que volveríamos a ver con Breath of the Wild y que, en un mismo movimiento, recompensaba a los fans más fieles y a los Early Adopters de sus sistemas con una verdadera joya.

Twilight Princess supone la aventura más oscura y madura del héroe de Hyrule en términos de trama y ambientación, destacando por unos diseños más ambiciosos. Eso sí, en lo jugable era todo lo que se podía esperar de un juego de Zelda: aventura pura y dura con un toque de misterio que le acabó dando identidad propia al conjunto.       

The Wind Waker

Más de un fan de la saga se quedó en shock cuando Nintendo presentó el aspecto con el que Link debutó en GameCube. Habíamos pasado de las apoteósicas entregas de N64 a una aventura que parecía destinada a los más pequeños de la casa. Afortunadamente, no hay que juzgar a un juego por su carátula.

Aquél héroe menudo y con ojos de gato protagonizó una de las entregas más fascinantes de la saga, dando un paso de gigante en el aspecto aventurero al llevarnos de travesía por un colosal mar repleto de exóticas y desafiantes islas. Un verdadero soplo de aire fresco a la saga que -además- le sentó de maravilla.

A Link to the Past

  • Fecha de lanzamiento: 21 de noviembre de 1991
  • Sistemas: SNES, Game Boy Advance, Consola Virtual

El tercer juego de la saga The Legend of Zelda sigue siendo uno de los más influyentes del panorama actual, siendo la inspiración favorita de incontables desarrolladores -calando especialmente bien entre los indies- así como una de las joyas de de la corona de la SNES. ¿El secreto? Regresar al sistema de juego original y hacernos descubrir en la misma experiencia dos mundos colmados de vida, aventuras y desafíos.

A Link to the Past quizás no sobresalga visualmente, incluso pecaba de modesto frente a los enormes sprites del Cerebro de la Bestia, pero su propuesta de juego es tan cautivadora como atemporal. Sobre todo, cuando esta sería expandida ligeramente a través de su adaptación para Game Boy Advance a través del contenido multijugador Four Swords.

Breath of the Wild

El broche de oro de Wii U fue también el máximo reclamo para hacerse con una Nintendo Switch de salida. El regreso de Link tras Skyward Sword se hizo de rogar más de lo deseado, pero nos puso por delante una Hyrule inagotable, capaz de saciar de desafíos y aventuras al más osado. Una verdadera obra maestra.

The Legend of Zelda Breath of the Wild no necesitaba ofrecer una trama compleja, el empujoncito que se nos daba al salir de la Meseta de los albores era más que suficiente como para que el jugador quisiera degustar cada sorbito de la exquisita aventura que, incluso tras cientos de horas de juego, guarda sorpresas y sigue despertando la curiosidad de aquellos dispuestos a seguir galopando sin rumbo, experimentar con la piedra Sheika o meter cualquier cosa en una cacerola. 

Ocarina of Time

El impacto de Ocarina of Time resuena hasta nuestros días. Al punto en el que está considerado, de manera incuestionable, como uno de los mejores juegos de la historia. Y no es para menos: durante años se consideró el buque insignia de Nintendo, destacando en todos los aspectos de la época con énfasis en un apartado técnico de vanguardia en el que la saga hacía uso de entornos y personajes tridimensionales. Algo que ató con maestría a través de una jugabilidad impecable.

En el libro Hyrule Historia la propia Nintendo reconoce que Ocarina of Time es el juego que hizo ganar la fama mundial a The Legend of Zelda y elementos como su Templo del Agua o su B.S.O., una de las más memorables jamás escritas, forman parte de la cultura popular por méritos propios. Por no hablar de la sensación de cabalgar por Hyrule de punta a punta a lomos de Epona. 

F77ceb8716ee5bd230339e1c342776fe

La historia del Héroe del Tiempo no solo fue el máximo revulsivo de toda la saga, también es una de las mayores genialidades que ha dado la industria del videojuego. Una experiencia en la que, pese a que tendremos que movernos entre el presente y el futuro, es exquisitamente atemporal. Lo suficiente como para que la podamos considerar el mejor exponente de una saga de culto.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio