Publicidad

Ventajas de incluir de lanzamiento en Xbox Game Pass un brawler multijugador como ‘Bleeding Edge’

Ventajas de incluir de lanzamiento en Xbox Game Pass un brawler multijugador como ‘Bleeding Edge’
1 comentario

Este 24 de marzo aterriza 'Bleeding Edge' en Xbox Game Pass, aunque los suscriptores del servicio ya han podido saborear el prometedor título multijugador gracias al acceso a dos betas privadas y al paquete Punk.

Sobre el papel, el juego suma la complejidad de un hero shooter en combates cuerpo a cuerpo en tercera persona para cuatro contra cuatro, el trabajo en equipo de los Tower Defense, la personalización y mods, la caracterización mediante objetos… Mucha tela por cortar.

Un brawler de nueva generación

Si el objetivo último de Xbox es construir comunidad, incluir un juego como 'Bleeding Edge' en el servicio Game Pass es la mejor decisión posible. En primer lugar, porque este es un juego exclusivamente enfocado al multijugador y a exprimir al máximo nuestra red. La base de potenciales jugadores se dispara desde el primer minuto. Ninjas, especialistas en melés y estrategas, todos juntos.

En segundo lugar, porque puede identificarse como un brawler de los de toda la vida, un “yo contra el barrio” ('Final Fight', 'Double Dragon', 'Streets of Rage', 'Golden Axe' o 'Cadillacs vs Dinosaurs') tan divertido como siempre, pero a 4K y 60 fps. Una forma de sacar pecho de una consola —la más potente en la actualidad— y un equipo que trabaja en exclusiva para ella.

Y en tercer lugar, 'Bleeding Edge' es para todos. No hay un prota. Elijas el personaje que elijas, puedes condicionar la partida. Influimos en el devenir únicamente con nuestra habilidad, sin depender del mapeado ni la pericia de otros. Todo el elenco cuenta con un equilibrio clave, lo que deriva en partidas justas —porque exigen jugar en equipo—. Pone a prueba, por tanto, nuestra capacidad de coordinación.

Coordinación que vamos a necesitar para jugar a los más de 120 juegos que propone la suscripción de Xbox Game Pass Ultimate, ya que combina tres suscripciones en una.

De una parte, el citado servicio con acceso inmediato a los juegos tanto desde consola como PC. De otra, Xbox Live Gold, con 4 juegos gratuitos cada mes, descuentos en toda la plataforma, acceso a las exclusivas desde el mismo día de lanzamiento, betas privadas y un sistema de recompensas con el que sumar puntos con el simple hecho de loguearnos diariamente en la app oficial de Xbox Game Pass, disponible en Windows, Android o iOS.

Ultimate

Pero vayamos por partes. ¿Qué es en realidad 'Bleeding Edge'? Es un hero shooter ('Overwatch') con raíces dentro del MOBA ('Arena of Valor', 'LoL', 'Paladins', 'DOTA'). Suena clásico y un tanto rutinario. Hasta que lo juegas.

Y es que, para entender 'Bleeding Edge', hay que jugarlo. Los tráileres apenas dicen gran cosa, más de lo mismo, un gameplay en manos ajenas puede dejarte frío. Pero, en cuanto coges los mandos, no necesitas darle oportunidades: explota. Es como mezclar 'Splatoon' con 'SMiTE', es como jugar a algo que llevamos toda la vida jugando, pero transmitiendo sensaciones nuevas.

'Bleeding Edge' es uno de los exclusivos más atractivos de los últimos años con un potencial enorme: personajes con carisma, iconografía propia, personalidad marcada y una distinción obvia. Los sonidos y efectos de cada personaje son únicos, de manera que con solo escucharlos puedes planificar la partida, fundamental para estructurar un competitivo justo y creativo. Pese a vertebrarse sobre una línea de tres arquetipos (ofensivos, tanques y apoyos), el juego se abre de par en par en cuanto das forma a tu PJ.

Tanque

Por un lado, tenemos el dojo, una zona de entrenamiento donde enfrentarnos a la IA para medir fuerzas. Aquí podremos probar a las distintas configuraciones de cada personaje. Por otro, debemos destacar la profundidad de su gameplay: pulsar un botón desencadena una acción. Mantener pulsado el mismo botón desencadena otra habilidad.

En suma, 'Bleeding Edge' posee todos los ingredientes —escenarios variopintos, modos y mapas con variedad de opciones, personajes con múltiples orígenes étnicos, facilidad de comunicación, montones de modificaciones y gestos desbloqueables, habilidades únicas— para convertirse en el perfecto multijugador en tercera persona.

¿Y quién es Ninja Theory?

Estudio

Habrá quien piense que este juego, tan colorido y desbocado, no encaja en absoluto con la filosofía actual del estudio. Pero que nadie olvide su génesis: un desmadrado 'Kung Fu Chaos', un brawler exclusivo para Xbox que tomaba prestado el caos de 'Super Smash Bros' y lo aderezaba con guiños al cine wuxia, el de artes marciales y mucho guantazo.

De ahí saltaron al hack & slash con 'Heavenly Sword', siguieron explorando —y reinventando— el género con el distópico 'Enslaved: Odyssey to the West', obra de culto guionizada por Alex Garland ('28 días después', 'Ex Machina', 'Annihilation'). Sin bajar valores de producción aceptaron el encargo de Capcom y perpetraron el polémico 'DmC: Devil May Cry'.

Entretanto, colaboraron en Disney Infinity, pasaron por alguna que otra cancelación y retornaron a la protagonista femenina y torturada con el laureado 'Hellblade: Senua's Sacrifice', del cual se encuentran desarrollando segunda parte, mientras una escisión del estudio construye el experimental 'Project Mara'. Ambición, ideas claras y un manifiesto para explicar al mundo su mentalidad.

Otra forma de presentar el género

Si nos fijamos en 'Fortnite', el juego de Epic Games logró un éxito masivo gracias a su estudiado método: años de pruebas hasta lanzarse como un juego completamente gratuito con packs y pases para quienes buscan más y mejores objetos en menos tiempo. Desde entonces, el género del battle royale ha tenido un espejo donde mirarse. Pero aún existen alternativas al modelo de Epic.

Insider

Con 'Bleeding Edge', Ninja Theory y Microsoft quieren presentar un hero shooter/hack&slash completamente gratuito para todos los suscriptores de Xbox Game Pass, una puerta abierta para early adopters, para los primeros interesados. El boca-boca hará el resto. En palabras de la propia directora creativa de Ninja Theory, Rahni Tucker, una de las principales ventajas de incluir Game Pass entre los canales de lanzamiento del juego es que así se da a conocer el género.

Pero quienes conozcan las lides del juego online sabrán que los fundamentos residen en el pingback, la latencia y los rendimientos en los emparejamientos. Un buen servidor lo es todo. En este aspecto técnico, el estudio ha volcado toda su pericia: primero reemplazaron por completo la capa de red en Unreal haciendo uso de ingeniería inversa. De esta manera, eliminaron la latencia de entrada al presionar botones, lo que redunda en un gameplay muy fluido, de cuidadas animaciones y cero input lag.

Y si en el brawler avanzamos en 2D, frente a toneladas de personajes y aprovechando el entorno como armazón, 'Bleeding Edge' exige multiplicar las opciones al saltar al 3D. «No es muy divertido ser el que está atrapado en un combo de 100 golpes, por lo que estamos cuidando este equilibrio entre hacer que sea divertido y gratificante para el atacante, pero también ofrecer un contrajuego y oportunidades al tipo que le están pateando el culo». ¿Cómo? Premiando a nuestros compañeros de equipo por ayudar.

En cuanto al hitboxing, es decir, la forma en la que los golpes impactan sobre partes concretas de los enemigos, Ninja Theory ha sacado músculo con todo su bagaje creando brawlers: no hay golpe en falso, no hay un frame perdido. En un juego que aún se encuentra en fase beta, sin finalizar el desarrollo, este hecho constata que estamos ante un muy mimado trabajo. Solo así puede conquistarse a unos jugadores atiborrados de opciones multijugador.

Con acceso privilegiado

Goodies

'Bleeding Edge' cambió de perspectiva a través del servicio Xbox Game Pass: ¿por qué no ofrecer a los suscriptores la ventaja de probarlo y juzgarlo?

Desde Xbox, todos los usuarios pueden mandar reportes y consejos directamente al equipo de desarrollo, sin intermediarios. Más allá de los tests de estrés de red, el estudio puede analizar pros y contras para poner o quitar elementos según el feedback de la comunidad.

Un modelo que, muy probablemente, se convertirá en el estándar para el futuro. Si el programa ID@Xbox deja a los desarrolladores autopublicar juegos y Xbox Game Preview permite acceder a una versión preliminar de títulos digitales en desarrollo ─para apoyar las mejores ideas desde sus estados tempranos─, este tipo de garantías conectan ambos nodos y ofrecen a los usuarios de Xbox Game Pass una vista exclusiva. Un acceso a la cocina para ajustar, entre todos, el punto de sal de este nuevo plato.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios