Compartir
Publicidad

Cuánto supone un 32% de campo de visión extra en una partida online

Cuánto supone un 32% de campo de visión extra en una partida online
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te sorprendería saber que tus rivales pueden verte incluso fuera de tu propio alcance visual y sin necesidad de ser unos chetos? Pues no debería.

La revolución Ultra Wide ya se cierne sobre nosotros, ofreciendo todas las virtudes de un nuevo formato de pantalla. Un 32% más de pantalla, para ser exactos. Y si hasta ahora cada píxel valía su peso en oro, su disposición ultrapanorámica será especialmente preciada por los jugadores, que valoran como nadie la capacidad de visión periférica.

Las ventajas ofrecidas por este tipo de monitores son evidentes a nivel visual, pero también en aspectos potencialmente menos obvios como la capacidad de eliminar de un solo plumazo los antiguos e incómodos sistemas multimonitor sin renunciar a sus obvios beneficios.

Máxima inmersión... y máxima ventaja visual frente a tus adversarios

Ultrawide 5

Un 32% más de superficie visual no es cosa baladí. Hablamos de nada menos que una tercera parte más de monitor con respecto a la clásica pantalla 16:9, o si lo prefieres, un 16% más de espacio a cada lado. Estamos hablando de una cantidad sustancial de píxeles e información visual, tanto que puede llegar a otorgar una ventaja competitiva.

Usando cualquiera de los títulos que soportan esta clase de formato, jugar con un monitor de estas características equivale a incrementar el campo de visión o FOV de forma proporcional a la relación de pantalla.

Esto significa que podemos ver a nuestros enemigos aproximarse por la esquina antes de que ellos nos puedan detectar, observar las curvas más lejanas de una carretera sin necesidad de consultar el mapa o simplemente dejarnos envolver por los escenarios.

Ultrawide 3

El número de juegos que ya sacan partido a los formatos Ultra Wide es elevado y no deja de crecer. Y eso sin contar los mods no oficiales. Star Citizen es posiblemente uno de los más conocidos, y es que en Roberts Space Industries saben perfectamente que no hay mejor forma de potenciar aún más la increíble capacidad de inmersión de su simulador espacial que ampliando el campo de visión. Otro tanto sucede con el magnífico Project CARS 2, que muestra las cabinas más realistas que podemos imaginar.

Además de liberar la superficie de juego para "dar aire" a los elementos de la interfaz y centrar al jugador en la acción más pura y dura, los monitores Ultra Wide se disfrutan particularmente en títulos más ambientales y menos cañeros como The Witcher 3.

Ultrawide 43

Incluso tratándose de una producción en tercera persona, la capacidad para apreciar con todo detalle las cordilleras del universo de Geralt de Rivia e introducir más NPCs en nuestro campo de visión termina por crear un ambiente mucho más inmersivo y creíble.

A todo esto podemos añadir que el uso de un monitor Ultra Wide elimina las restricciones físicas impuestas por las configuraciones de doble monitor. Ya no hay marcos intermedios estorbando, por lo que apuntar en los juegos de primera persona resulta mucho más práctico. Así que no solo es posible adelantarnos al enemigo, sino que además podremos poner nuestras miras sobre él sin tener que alterar su posición artificialmente.

Split Screen: Toda la productividad de una configuración multimonitor con una sola pantalla

Multimonitor

Siguiendo con el tema de las configuraciones multimonitor, hasta no hace tanto para disfrutar de esta clase de formato hacía falta conectar dos pantallas al mismo PC. Esto implica sacar el mismo número de cables y asumir que tenemos el hardware gráfico necesario para ello.

Con la irrupción de los monitores Ultra Wide como el LG 34UC89G-B, solo es necesario un único conector DisplayPort o HDMI para disfrutar de una entorno ultrapanorámico.

Dicho esto, modelos como el 34UC98-W no solo brindan una mayor distancia visual en la recta horizontal, sino que además ofrecen la resolución necesaria para simular el uso de dos, tres y hasta cuatro espacios de trabajo contiguos. E incluso combinar su posición artificialmente dentro de la misma pantalla. Huelga decir que esto puede suponer un enorme empujón a nuestra productividad.

Esta característica, presente también en algunos modelos QHD 16:9 gaming y de gama alta, recibe el nombre Split Screen. En esencia permite extender nuestro escritorio en múltiples zonas y posiciones, exactamente igual que si estuviéramos usando una configuración multimonitor. La pantalla se puede separar en dos, tres o cuatro partes iguales con diferentes relaciones de aspecto, o si lo preferimos separar una segunda imagen en forma de PiP (Picture in Picture) como si fuera un televisor.

Esta característica resulta especialmente práctica si tenemos que transcribir documentos, copiar grandes bloques de texto de forma repetitiva o desenvolvernos con múltiples archivos sin vernos afectados por las obvias limitaciones de desplegar toda esa información en un monitor convencional. Así que los beneficios del formato Ultra Wide son igual de palpables en términos lúdicos que en productivos.

QHD y G-Sync como elementos al servicio del jugador

32gk850g Qhd

Ahora bien, no todo el mundo tiene un escritorio con espacio suficiente para albergar una de estas bestias ultrapanorámicas. Y dadas las obvias ventajas competitivas que aportan, muchos títulos enfocados a los eSports limitan su uso a resoluciones más convencionales o estableciendo un FOV fijo para todos los jugadores.

Es ahí donde resultan interesantes monitores gaming como el LG 32GK850G-B, que brinda características avanzadas como el refresco adaptativo G-Sync en el tradicional formato 16:9. Es además pivotable y ajustable en altura e inclinación, por lo que el espacio no será un problema a pesar de sus 32 pulgadas. Y si quisiéramos ponerlo en paralelo para gozar del mencionado efecto Ultra Wide, tampoco tendríamos problema alguno gracias a su diseño de marcos extrafinos.

Este monitor plano de 32 pulgadas está dotado con la tecnología de refresco adaptativa de Nvidia, que sincroniza la frecuencia del monitor con el número de frames por segundo para estabilizar la imagen. De esta forma no solo se consigue la máxima fluidez, sino que se evita el uso del ocasionalmente nefasto V-Sync y la aparición del famoso tearing, que secciona la pantalla en bandas horizontales durante los momentos de mayor movimiento.

Como el resto de la gama gaming de LG, el 32GK850G-B posee una elevada velocidad de refresco independientemente de si se está utilizando G-Sync o no. La frecuencia máxima base es de 144 Hz, permitiendo pues superar holgadamente los 60 y 75 FPS visibles de otros monitores, con la posibilidad de introducir un overclocking gracias al cual podemos llevarlo hasta los 165 Hz para gozar de una suavidad máxima.

Junto a estas prestaciones aparecen también otras propias de LG como la estabilización de negros el DAS o Dynamic Action Sync. La primera de estas tecnologías permite eliminar el efecto de los "negros aplastados" al actual sobre la luminancia, haciendo que las zonas más oscuras de la pantalla sean visibles y con ellas los detalles en su interior.

Esta característica se complementa con el tratamiento antirreflejos 3H de la superficie para mejorar su visibilidad. Que no solo es importante a nivel de juego, sino también para poder apreciar mejor las tonalidades generadas por su panel VA de gran constraste.

El DAS, por su parte, es el equivalente al "modo juego" del televisor que podemos tener en el salón. Concebido para reducir la latencia a su mínima expresión, desactiva cualquier procesamiento innecesario de la imagen para plasmarlas en pantalla con la máxima velocidad, ganando unas milésimas de segundo potencialmente preciosas en entornos competitivos.

También podemos encontrar otros modelos de alto rendimiento para juegos sin salir del formato 16:9. Es el caso del LG 27UD58-B, que a pesar de sus "pequeñas" 27 pulgadas brinda resolución 4K. No solo incorpora funciones como el DAS y el estabilizador de negros, sino que brinda una luminosidad y un colorido superior gracias a su panel IPS al tiempo que aporta otras prestaciones avanzadas, tal es el caso de perfiles de uso para FPS y RTS, así como la capacidad de plasmar el 99% del espacio de color sRGB.

Y es que el mismo monitor que usamos para hacer frags también puede ser el mejor lienzo posible para Photoshop. ¿Porque quién dijo que no se podía mezclar placer con trabajo?

Capturas originales | Bulletwithbatwings, Rivnatzille, TwoHeadedTurtle

Monitores UltraWide de LG

Desde 169€ - Comprar ahora

Disponible en distribuidores autorizados de LG

Monitor 1

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio