Publicidad

¿Tu PC te lanza alguna de estas cinco señales? Es hora de dar el salto a un equipo para gamers

¿Tu PC te lanza alguna de estas cinco señales? Es hora de dar el salto a un equipo para gamers
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

No siempre es fácil diagnosticar los problemas de nuestro PC, pero si surgen de forma concreta cuando estamos dándolo todo en Call of Duty: Warzone, dominando arenas en DOTA2 o aplastando demonios en Doom: Eternal, se hace mucho más fácil diagnosticarlos. Porque entonces posiblemente no estamos hablando de problemas de software, sino de falta de chicha. Necesitas un buen ordenador gaming, pero todavía no lo sabes.

A continuación, exploraremos algunos de los problemas más habituales que pueden surgir cuando queremos estirar más allá de lo saludable la vida útil de nuestro ordenador doméstico. Y cómo un buen equipo de altas prestaciones como los pertenecientes a la gama Millenium (ahora con descuentos en PC Componentes) puede hacernos gozar de una experiencia gaming de otra forma imposible de alcanzar.

Los FPS se cuentan con los dedos de las manos

Posiblemente es el problema más habitual. Empezamos a subir el nivel de detalle del juego y el rendimiento se desmorona. No es que vaya justo para alcanzar los 60 FPS, es que ni araña los 30. La acción es lenta y entrecortada, el equipo se atraganta cada vez que aparecen más de dos enemigos o hay explosiones. ¿Qué está sucediendo?

Las causas pueden ser numerosas, pero la más habitual es la falta de músculo en la tarjeta gráfica. Los equipos con una GPU integrada suelen agonizar para mover juegos modernos, e incluso muchos equipos generalistas suelen estar dotados con tarjetas aptas para juegos poco exigentes, como las GTX 1050 o incluso unas GeForce MX que apenas sirven para mover indies y poco más.

AMD Ryzen

En este sentido, lo mejor que podemos hacer es apostar por un equipo como el Millenium Machine 1, ahora con descuento, que incorpora una GeForce RTX 2060. Sus ventajas van más allá de la potencia brindada por la última arquitectura de Nvidia o el uso de raytracing; gracias a la tecnología DLSS 2.0 podremos realizar un supersampling inteligente, corriendo el juego internamente en Full HD pero mostrándolo a resolución 4K gracias a avanzadas rutinas de inteligencia artificial. Es lo más parecido a dar un salto de dos generaciones en materia de rendimiento.

Otro factor que puede intervenir en las ralentizaciones es la CPU. Si bien ya no es tan importante como antaño, un procesador antiguo puede suponer un cuello de botella importante, en particular a la hora de procesar inteligencia artificial o efectos de física y partículas que no puede trabajar la GPU. Si juegos visualmente explosivos funcionan aceptablemente pero GTA V petardea, posiblemente el fallo esté en la CPU.

Millenium Machine 1 Ryzen

Un Ryzen 5 3600 de AMD, basado en su arquitectura Zen 2, proporciona un rendimiento todoterreno para cualquier juego y género a un precio sorprendentemente ajustado, comparándose de forma muy favorable con los Core i5 de última generación. Si además se añaden 16 GB de RAM, nos aseguraremos de que nuestro equipo no tenga problemas superando los 60 FPS e incluso alcanzando cifras de tres dígitos.

ofrece:

El Millenium Machine 1 está dotado con un procesador AMD Ryzen 5 3600 basado en la arquitectura Zen 2. Monta 16 GB de RAM, una SSD de 500 GB apoyada en un disco duro de 2 TB y posee una potente tarjeta gráfica GeForce RTX 2060 de Nvidia.


El juego se cuelga o muestra fallos inexplicables

Este es posiblemente uno de los problemas más difíciles de diagnosticar. Asumiendo que solo suceda durante una sesión de juego intensa, sin embargo, la causa más probable tiene que ver con la ventilación. La CPU necesita estar adecuadamente refrigerada para evitar posibles problemas de throttling (reducción automática del rendimiento) o incluso bloqueos en los casos más extremos.

Si además vemos que antes de eso los gráficos se distorsionan, apareciendo efectos extraños en texturas o poligonación, el fallo puede residir en la GPU. Nuestra tarjeta gráfica puede estar pobremente ventilada, y un exceso de calor puede estar provocando un comportamiento anómalo. Es mucho más frecuente de lo que parece, pero mucha gente achaca estos fallos de estabilidad al propio juego en lugar de al uso de un hardware inadecuado.

Para evitar estos problemas, todas las torres Millenium no solo están dotadas con hardware de primera línea, sino que están convenientemente ventiladas. Esto es así porque el Core i5 9600K disponible en la versión Intel de la torre Machine 1 ha sido preparado para overclocking, así que se hace indispensable gestionar de forma adecuada su refrigeración mediante el uso de tres ventiladores de alto rendimiento, que gracias a su amplio diámetro consiguen desplazar una gran cantidad de aire mientras se controlan los decibelios.

ofrece:

La versión Intel del Millenium Machine 1 cuenta con un procesador Intel Core i5-9600K de novena generación y 16 GB de RAM, así como una potente tarjeta gráfica GeForce RTX 2060 dotada con un eficiente sistema de ventilación para largas sesiones de juego.

Las cargas se eternizan

Loading screen

Asumiendo que tengamos una CPU razonablemente moderna (Core i5 de octava generación o Ryzen 5), los problemas derivados de las cargas suelen tener un único culpable: el disco duro. Desde hace tiempo las unidades SSD imponen su ley, brindando velocidades de acceso fulgurantes y un rendimiento muy superior en todos los aspectos posibles a los clásicos discos duros mecánicos.

El uso de chips de memoria en lugar de platos y cabezales móviles hace que las unidades SSD puedan leer y escribir datos a una velocidad incomparable. No solo lo notaremos al arrancar los juegos o en las pantallas de carga, que avanzarán en unos pocos segundos o en ocasiones de forma instantánea, sino que evitaremos los atascos y pequeños carraspeos que pueden tener lugar en los juegos donde los niveles avanzan mediante streaming de datos, donde un disco duro funciona a marchas forzadas.

Dicho esto, siempre es buena idea complementar una SSD con un disco duro de gran capacidad. En la primera podremos guardar el sistema operativo y los juegos que requieran mayor velocidad de acceso, mientras que el segundo lo podemos dedicar al almacenamiento de datos en general o de aquellos juegos menos exigentes. Una configuración de 250 GB + 2 TB del modelo Millenium Machine 1 que veíamos arriba, es más que suficiente.

Tearing y stuttering: la imagen de juego se cae a trozos

Amd freesync

El tearing es un problema que aparece cuando la frecuencia de refresco de la pantalla no funciona a la misma velocidad que los FPS del juego. Las imágenes no pueden sincronizarse, por lo que se genera una imagen "desgarrada" muy desagradable. Si además los fotogramas por segundo caen por debajo de la frecuencia del monitor, se genera lo que se conoce como stuttering, pequeños pero molestos parones en la imagen.

Estos problemas se pueden reducir de un plumazo usando monitores gaming dotados con tecnología de refresco adaptativo. Una pantalla FreeSync, utilizable tanto con tarjetas gráficas Nvidia como con AMD Radeon, sincroniza su frecuencia de actualización con la velocidad de generación de fotogramas de la GPU para lograr la imagen más fluida y suave posible, reduciendo al mismo tiempo la latencia de entrada.

Monitor Millenium 25PRO
ofrece:

Con un refresco de 144 Hz y tecnología FreeSync, el Millenium 25Pro brinda un panel TN de 25 pulgadas con resolución Full HD. Su tiempo de respuesta es de solo 1 ms, por lo que es especialmente adecuado para shooters.

¿Y cuál es la frecuencia y la resolución más aprovechables en un monitor gaming? Eso depende bastante de nuestras preferencias, pero la combinación de Full HD y 144 Hz suele ser todo un éxito, puesto que con una buena tarjeta gráfica es posible alcanzar tasas de más de 100 FPS en juegos de acción si no superamos los 1080p. Son además pantallas relativamente económicas, por lo que no hace falta realizar un desembolso oneroso para disfrutar de sus virtudes.

Monitor Millenium 27PRO
ofrece:

El Millenium 27PRO sube la apuesta al elevar tamaño y resolución a 27 pulgadas y 2560x1440 píxeles, respectivamente. Pese a ello, este monitor QHD no prescinde del refresco adaptativo FreeSync a 144 Hz ni de un tiempo de respuesta fulgurante.

Te llevas todos los tiros antes de ver a tu enemigo

Finalmente, si el rendimiento de nuestro PC es el correcto y aun así nos llevamos todos los capones posibles, a lo mejor el problema no está en la torre. Tal vez lo que falla es el monitor. Nos falta amplitud de visión, esa amplitud que solo se puede disfrutar con monitores UltraWide como el Millenium 49 QLED HDR, que con su formato 32:9 trasciende los clásicos 16:9 para proporcionar una visión periférica sin parangón.

El formato 32:9 ya es de uso estándar en juegos de conducción, vuelo y simulación espacial, pero también se está aprovechando de forma muy concreta en un gran número de shooters. De hecho, este tipo de monitores mejora tanto la visión periférica del jugador que no suelen aceptarse en el circuito competitivo al considerarse que proporcionan una ventaja excesiva. Lo cual no quiere decir que no puedas disfrutar de ellos en casa.

Millenium 49
ofrece:

El ultrapanorámico Millenium 49 abre un nuevo mundo de posibilidades con su formato 32:9. Equivalente a usar dos monitores en paralelo, ofrece una amplitud de visión sin precedentes para llevarte a la victoria.

Y si el espacio es un problema, porque estamos hablando de monitores de gran tamaño, una posible alternativa es seguir en el formato 16:9, pero usando un panel curvo. No ganaremos esa visión periférica adicional, pero nos meteremos en el juego y estaremos más concentrados gracias a su contorno envolvente. Ahorras en espacio y dinero, pero sin perder inmersión, puesto que el Millenium MD24 también proporciona refresco a 144 Hz para una experiencia totalmente fluida y un tiempo de respuesta mínimo.

Millenium MD24 Pro
ofrece:

Con un tamaño de 24 pulgadas y un panel VA, el Millenium MD24 Pro es una de las formas más económicas de subir de nivel. Su pantalla curvada envuelve al jugador para mejorar su inmersión en juegos de conducción, simuladores y FPS, brindando refresco FreeSync a 144 Hz.

Imágenes | Millenium, AMD, Lukasz Piasecki

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios