Todo lo que tiene que tener un monitor para que logres la mejor inmersión jugando

Todo lo que tiene que tener un monitor para que logres la mejor inmersión jugando
Sin comentarios

"Dos peces se encuentran en el mar y uno le pregunta a otro: ¿Qué tal el agua? A lo que el otro le responde: ¿Qué agua?" Esta situación ilustra bastante bien lo que sucede con los monitores, y las pantallas en general, dentro de lo que es la experiencia de uso de un ordenador: a veces no le prestamos atención, cuando en la práctica es el centro neurálgico de la interacción con los PC, ya sea de sobremesa o portátiles.

En los PC de sobremesa, de hecho, el criterio para la elección del monitor suele ser casi exclusivamente el del precio, sin pensar que una buena pantalla es, en ocasiones, la diferencia entre sacar todo el partido a un equipo o infrautilizarlo, dejando de realizar algunas actividades lúdicas o profesionales por causas relacionadas con una mala experiencia visual.

Gaming: una cuestión de píxeles

Los juegos se han convertido en el octavo arte: su calidad gráfica y su capacidad para “llevarnos” a escenarios inmersivos ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Algo que se ha conseguido al amparo del desarrollo de tecnologías como las de las tarjetas gráficas, así como las de los procesadores, que permiten aumentar la complejidad de la acción, así como la jugabilidad a partir del uso de algoritmos de IA.

Curved Raceing Car 1920

Jugar a resoluciones de incluso 8K a tasas de frames jugables y con efectos tales como HDR o trazado de rayos, es ya posible con las tarjetas de última generación de las gamas más altas de NVIDIA o AMD. De todos modos, el punto “dulce” de la jugabilidad está en 1440p, por encima de 1080p, que hasta hace no mucho era la resolución óptima para jugar sin tener que gastarnos “un pastón” en una tarjeta gráfica.

Cuando decimos 1080p o 1440p, hablamos de la resolución vertical. Para UHD, tenemos 2160p y para 8K, 4320p. La resolución horizontal depende de la relación de aspecto del monitor. Las más habituales son las 16:9, 16:10 o las ultrapanorámicas, como la 21:9. Así, para 1440p con una relación de aspecto 16:9 se obtiene una resolución de 2560 x 1440 píxeles, y para una relación de aspecto 21:9, la resolución es de 3440 x 1440 píxeles.

Benq Frontal

Es precisamente esta resolución de 3440 x 1440 píxeles la que ofrece más posibilidades de cara a que la experiencia gaming, multimedia y de productividad sea óptima.

Tenemos más píxeles que con 2560 x 1440 (5 millones frente a 3,7 millones), pero son menos que los 8 millones de 4K, por lo que no necesitaremos un “pepino” de tarjeta gráfica para obtener unas tasas de frames elevadas.

Al mismo tiempo, tenemos espacio para ubicar varias ventanas a la vez en el escritorio maximizando las posibilidades multitarea del equipo. Y si consumimos contenidos multimedia, no hay duda de que los disfrutaremos. Por poner un ejemplo, nada menos que dos tercios de las películas originales de Netflix están filmadas en formato 21:9.

Experiencia inmersiva: la prueba para un monitor

Cuando un fabricante como BenQ se decide a desarrollar un monitor que maximice la experiencia inmersiva en escenarios tan exigentes como el gaming, tiene que tomar decisiones tales como el tamaño de la pantalla o la elección del panel.

Un tamaño ultrapanorámico 21:9 de 34’’, como es el caso del BenQ MOBIUZ EX3415R, precisa, por ejemplo, de un cierto grado de curvatura para evitar que la perspectiva se distorsione en los extremos de la pantalla. Concretamente, una curvatura 1900R. Tened en cuenta que marca nada menos que 80 cm de lado para la pantalla. El ángulo de visión de 178 grados permite mantener la calidad de visualización.

Ex3415r Leftside

Además, como decíamos antes, las tasas de frames que podemos conseguir con una tarjeta gráfica de gama media, pueden superar fácilmente los 100 fps, e incluso más si reducimos el nivel de detalle. En este caso, los monitores tienen que estar preparados para mostrar estas elevadas tasas de frames minimizando el tiempo de respuesta y aumentando el valor de la frecuencia de refresco.

El BenQ MOBIUZ EX3415R alcanza los 144 Hz con un MPRT (Motion Picture Response Test) de 1 ms. Es compatible con la tecnología FreeSync Premium, para sincronizar los frames con el frame buffer de la tarjeta gráfica (AMD) y cuenta con sistema para la reducción del desenfoque de movimiento.

Captura De Pantalla 2021 06 01 A Las 14 13 29

La gestión de color es otro de los aspectos que un fabricante tiene que tener en cuenta para ofrecer una experiencia gaming (y multimedia y de productividad) óptima.

El BenQ MOBIUZ EX3415R puede visualizar hasta el 98% de la gama de tonalidades del espacio de color DCI-P3. Además, tiene tratamiento antireflejos y es compatible con el estándar de visualización HDR VESA DisplayHDR 400. Es decir, aprovecha sus 400 nits de brillo para mostrar efectos de alto rango dinámico.

Con todo, BenQ ha integrado un modo adicional con patente propia, Cinema HDRi y Game HDRi, que optimiza o incluso simula el efecto HDR a partir de contenidos SDR. También especialmente pensado para gaming tenemos el modo Black eQualizer o el Color Vibrance, que facilitan ver a los enemigos en la oscuridad.

El sonido también es inmersivo

Lo que ha hecho BenQ con el MOBIUZ EX3415R es identificar todas aquellas tendencias y tecnologías que permiten maximizar la experiencia y la inmersión gaming y las ha reunido en un monitor

El audio es otro componente esencial de la experiencia gaming. Generalmente se usan auriculares ante la ausencia de altavoces contundentes en los PC, pero BenQ, en el MOBIUZ EX3415R, ha querido integrar el audio como parte de la experiencia inmersiva para escenarios gaming y multimedia.

Lo ha hecho con la combinación de un DSP para procesamiento avanzado de audio, y un sistema 2.1 de altavoces con 2 x 2W más un subwoofer de 5W. Esta potencia de sonido, teniendo en cuenta lo cerca que estamos de la pantalla, permite recrear los efectos gaming y el sonido de los contenidos multimedia con cinco modos predefinidos entre los que elegir.

Maximizando la experiencia en juegos de  carreras

El formato de pantalla 21:9 está siendo adoptado por un número de títulos progresivamente mayor, pero donde luce de verdad es en los de simulación de carreras, en particular, y en los de simulación, en general, incluyendo títulos como Flight Simulator, que en un monitor como el BenQ MOBIUZ EX3415R luce de un modo espectacular.

22 Microsoft Flight Simulator Pc Ultra Quality 3440x1440 Youtube 2 29

Los juegos de carreras son más populares que Flight Simulator, eso sí. Light Tuner, por otro lado, permite ajustar la visualización de la pantalla a la luz ambiente. BenQ se ha propuesto que la experiencia gaming con este monitor no presente fisuras, y en el caso de los juegos de carreras, la optimización es máxima, pero sin perjudicar a la experiencia en otros géneros, como los RPG o FPS.

En aquellos títulos que no sean compatibles nativamente con la relación de aspecto 21:9, podremos buscar “mods” para añadir compatibilidad con la resolución WQHD. Si usamos consolas de videojuegos, la compatibilidad con 21:9 no es evidente, pero aún así podremos aprovechar la pantalla renunciando a una parte de los píxeles (ajuste de resolución de 2160p) o escalándolos (1080p).

21:9, también para multimedia y productividad

La relación de aspecto de 21:9 con una resolución de 3440 x 1440 píxeles también es óptima para productividad y ocio multimedia.

En la parte de productividad, el BenQ MOBIUZ EX3415R permite trabajar con comodidad en escenarios multitarea, además de contar con la tecnología Picture in Picture. Así, podremos ver contenidos de dos fuentes de vídeo a la vez en diferentes ventanas en la pantalla. Es lo que tiene contar con una pantalla ultrapanorámica con una resolución elevada.

En la parte multimedia, la relación de aspecto 21:9 está ganando en aceptación, y el número de películas y series producidas en este formato está aumentando.

Benq Connectivity

La conectividad es otro apartado que BenQ ha cuidado. Viene surtido con 2 HDMI 2.0, 1 DP 1.4, así como un concentrador USB con una entrada proveniente del PC y tres puertos para conectar periféricos al monitor. Los escenarios de productividad y ocio son también un terreno donde este monitor de BenQ se defiende bien, aunque el gaming el escenario donde el  MOBIUZ EX3415R brilla con luz propia.

Podemos usar este monitor tanto con un PC de sobremesa como con un portátil gaming. La potencia de los portátiles gaming es excepcional y su punto débil es, en muchos casos, la pantalla. No tanto en calidad o rapidez como en resolución y tamaño: 34’’ en formato ultrapanorámico no es fácil de superar.

Ex3415r Back45

El diseño y la ergonomía tampoco se quedan atrás: el diseño industrial es prémium, con opciones de ajuste en inclinación, altura y giro. El menú OSD también está pensado para agilizar los ajustes y hasta tenemos un mando a distancia para que cambiar de fuente de entrada, modo de visualización o de sonido sea una tarea inmediata.

BenQ, un ejercicio de identificación de tendencias y su materialización

Básicamente, lo que ha hecho BenQ con el MOBIUZ EX3415R es identificar todas aquellas tendencias y tecnologías que permiten maximizar la experiencia y la inmersión gaming y las ha reunido en un monitor.

No siempre es fácil hacer un producto que encaje en todos los escenarios, pero, en aquellos donde encaja de forma especial, lo hace con nota, sin que su relación 21:9 sea un impedimento para otros usos. Al contrario, modos como el de pantalla dividida 5:9 permiten jugar al tiempo que se mantiene otro espacio en pantalla para Twitch o YouTube.

Imágenes: BenQ

Inicio