Publicidad

Cinco gamers nos cuentan por qué ‘Final Fantasy XV’ es la mejor punta de lanza para llevar la saga a Xbox Game Pass

Cinco gamers nos cuentan por qué ‘Final Fantasy XV’ es la mejor punta de lanza para llevar la saga a Xbox Game Pass
5 comentarios

Xbox Game Pass ha demostrado valer cada euro de su precio. Este “Netflix de los videojuegos” no ha hecho sino sumar pesos pesados y, junto a incorporaciones como 'A Plague Tale', 'Frostpunk' o 'The Witcher III', tenemos un hito de la talla de 'Final Fantasy XV'. El adictivo shooter-looter y uno de los JRPG con mejor prensa de la generación y cientos de horas en su haber.

La versión de ‘Final Fantasy XV’ incluida, de hecho, es la Royal Edition, la más completa. Es decir, el juego base, más de 20 objetos especiales y los episodios posteriores centrados en llenar ciertos vacíos narrativos de la historia principal: un episodio dedicado a la historia entre Noctis y Luna, otro a Gladiolus, otro a Prompto, otro a Ignis y, como colofón, en marzo de 2019 se lanzó un episodio final con Ardyn como protagonista. Todos ellos están dentro de esta edición.

Y no encontramos mejor punta de lanza para hablar de una saga que nació de un acto de fe. La historia es de sobra conocida: en 1986, Squaresoft se encontraba al borde de la bancarrota y su “fantasía final” sería su último juego antes de cerrar. El éxito inmediato del lanzamiento revirtió la mala fortuna de la empresa y transformó el juego en su franquicia más exitosa.

Hoy, 34 años después, recuperamos su última entrega, puerta de entrada para una nueva generación de usuarios y una de las historias de amistad más genuinas y emocionantes que podemos recordar.

Más de una década de innovaciones

Xbox 1

La de 'Final Fantasy XV' es la historia de un viaje. Uno dentro y fuera del propio desarrollo. Para los neófitos, baste decir que este juego fue durante años puro vaporware, columpiándose a las puertas de la cancelación. Sobrevivió por la visión obstinada de su equipo.

Sergio Guerreiro, experto en RPG japoneses, nos lo recuerda: «FF XV, es por encima de todo, como salvar una bola de fuego que consume gente y recursos de un infierno de 7 años promovido por un director que no sabía cómo llegar a buen puerto. FF XV es una historia de cuatro amigos blancos y heteros aguantando hasta el final del camino y demostrando que su vínculo y lo que les une es lo más importante».

FFXV comenzó su desarrollo allá por 2006, cuando aún se llamaba 'Final Fantasy Versus XIII'. Nació como escisión de FF XIII, un spin off en las manos del equipo tras ‘Kingdom Hearts’. Tras una serie de retrasos y cambios de formato para aprovechar las capacidades técnicas de las nuevas consolas, en 2012 el desarrollo aún marchaba por su 20%. Entretanto, cambió de motor, de Crystal Tools a Luminous Studio, mientras media docena de estudios se implicaron en aportar tecnología y músculo.

Un viaje, también, porque la primera línea de guión es fruto de un paseo por el sur de Italia. El director del proyecto, Hajime Tabata, hizo un viaje de estudios por su región más bucólica y gastronómicamente exótica. No en vano, aprender recetas y probarlas con Ignis en FF XV es un placer en sí mismo.

Y viaje, al fin, porque toda nuestra travesía arranca con una de esas situaciones de camaradería y anécdota tonta: nos hemos quedado tirados en mitad de la nada, necesitamos remolcar nuestro Regalia y dar con un taller para reparar nuestro preciado bólido de príncipe heredero. Pasaremos muchas horas tras el salpicadero, escuchando música, haciendo fotos, contando chistes, recordando la comilona del día anterior o tomando un atajo hacia algún bosque olvidado.

La opinión de sus fans

Como Ignis, Gladio, Prompto y Noctis, esta historia de amistad no tiene sentido sin la mano amiga y la perspectiva de quienes lo han jugado y disfrutado en Xbox. En sus propias palabras, hemos charlado con algunos fans para saber qué hace diferente y especial este FF XV frente a otras entregas de la saga.

Con 9 millones de unidades vendidas, FF XV es considerado por su comunidad una de las entregas más redondas. Y a su manera, FF XV es el perfecto ejemplo para entrar en la saga. Si bien no guarda correlación con otras entregas, el núcleo duro que cualquier fan reconoce se mantiene inalterado: magia, aventura idílica, malos malísimos, traiciones, amor y un pequeño colectivo de amigos resistiendo frente a imperios enteros.

«Si hay algo que distingue a la saga Final Fantasy del resto es su impecable trabajo artístico y musical», señala Raúl Sierra, ilustrador y aficionado a los juegos de aventura y RPG. «Su estilo artístico mezclando diseños actuales con elementos mágicos consiguió que siguiera jugando para ver qué sorpresas podría mostrarme. El mundo abierto es muy real, casi demasiado —las criaturas y eventos no saltan aleatorias—. El combate es nuevo a lo visto anteriormente, y estuvo en evolución desde la salida hasta los últimos capítulos».

Su ADN puede rastrearse a través del sistema de enlazado de magias, los clásicos sonidos del menú y sus tipografías, de las muchas bestias (bégimos, booms, molbos, unipladios) que ahora presentan batidas y cacerías, o personajes como Cid o Zack. O en las carreras de chocobos: que nadie se olvide de alimentar estas avestruces hiperveloces.

Porque, como apunta el programador de videojuegos Roberto Abad, «'Final Fantasy XV' sabe recoger toda la mitología clásica de la saga e integrarla en una ambientación más actual, siendo una obra con personalidad propia pero respetando lo anteriormente establecido. Es un juego en el que puedes enfrentarte a un bégimo y echar su carne en unos fideos instantáneos y viajar en chocobo por la carretera (¿quién quiere un coche de lujo teniendo un pollo gigante?)».

Chocobo

Una travesía de conexiones. «La conexión entre los protagonistas es uno de los puntos claves. Un road trip de cuatro amigos que hace muchísimo hincapié en que empatices con ellos  y conozcas su relación», resume Roberto Abad. Y con un foco especial en su ambientación, «la cual te hará meterte de lleno. Desde la sobresaliente banda sonora de Yoko Shimomura hasta los amplios y detallados escenarios del mundo de Eos, todo ello contribuye a crear una experiencia inmersiva», continúa Abad.

De villas y villanos

Si bien FF XV tuvo que lidiar con detractores y parches del día 1, el cómputo global ha premiado a los fans.

Como apunta Sergio Guerreiro, «lo mejor es que han demostrado entender el feedback de la comunidad y condensarlo para hacer que un encaje de bolillos acabe haciendo un mejor juego. Otro punto fuerte son los DLC: pequeños capítulos de 2-3 horas que sirven para que diversos miembros del equipo de desarrollo hagan proyectos pilotos y pruebas con sistemas que de otra manera no podrían encajar en el organigrama. Un desarrollo monojugador a tener en cuenta de cara al futuro, ya sea por los DLC, los eventos gratuitos inspirados por los juegos de móvil y esa mente abierta capaz de transmitir sensación de humildad. FF XV no ha sido un sprint de publicar y punto, es una maratón para acabar pariendo algo digno del legado que carga a sus espaldas».

David Quintero, jugador devoto, comparte esta opinión: «yo me quedé al margen de toda crítica. De salida, jugué la versión de Xbox One. Mi segunda partida la realicé en Xbox One X —mi recomendación, fluido al 100%—. A pesar de sus problemas de desarrollo, vi en él algo muy parecido a una despedida, guiños por doquier y sentir que jugaba a otro gran ‘Final Fantasy’. El mundo que nos presenta es sublime, lleno de detalles para explorar cada rincón. Los personajes están muy mimados: mención especial para Prompto, que me recuerda muchísimo a Selphie de ‘Final Fantasy VIII’. Y como si un capitulo de 'Friends' se tratase, todos tienen su gran momento. Ardyn es el villano por excelencia, al nivel de Kefka y Sefirot. Todos sus actos están justificados».

En cuanto al sistema de combate, todos coinciden en que el sistema de invocaciones cumple y las animaciones «son sublimes. He invertido unas 500 horas en todas mis partidas, sacando el máximo de logros tanto en el modo historia como en su apartado online. Cuando terminé el juego, sentí un vacío, una despedida de lo que fueron durante toda mi aventura mis compañeros. Risas, penas, alegrías, tristezas... Y eso es lo que te hace sentir un 'Final Fantasy', ese conjunto de emociones acompañados de una banda sonora que te pone los pelos como escarpias», recuerda David Quintero.

Una banda sonora donde Yoko Shimomura ha volcado todo su ser. Yoko, la otra cara de esta gran saga (Nobuo Uematsu sería su contrapartida) es también la firmante de partituras en la serie 'Kingdom Hearts' y en su haber destacan tres décadas de trabajos para 'Parasite Eve', 'Legend of Mana', 'Xenoblade Chronicles', 'Super Mario RPG' o la banda sonora de la película de animación ‘Kingsglaive: Final Fantasy XV’.

¿Falló algo? «Pienso que el auténtico problema es que se llamaba FINAL FANTASY.  Un juego de rol con las mismas características, llamado de otra forma, no habría causado tanto revuelo al principio y rechazo al final. Sin una marca tan grande y con historia a la que compararse. Pero sobre todo falló al factor nostalgia», según Raúl Sierra.

'Final Fantasy' para todos

Ff

Y ojo, porque FF XV no es el único juego disponible en Xbox Game Pass. Durante los próximos meses, llegará buena parte de la franquicia 'Final Fantasy' tanto al servicio de consola como al de PC. A saber:

  • 'Final Fantasy VII'
  • 'Final Fantasy VIII: Remastered'
  • 'Final Fantasy IX'
  • 'Final Fantasy X: HD Remastered'
  • 'Final Fantasy X-2: HD Remastered'
  • 'Final Fantasy XII: The Zodiac Age'
  • 'Final Fantasy XIII'
  • 'Final Fantasy XIII-2'
  • 'Lightning Returns: Final Fantasy XIII'
  • 'Final Fantasy XV'

Un listado en constante crecimiento que se nutre, además, de algunos lanzamientos originales recientes como 'Wolfenstein: Youngblood' o ‘Death Squared’.

Xbox 2

Y tampoco ignoremos que, para los fans del estudio, en Xbox Game Pass disponemos de los siguientes juegos de Square Enix: ‘Deus Ex: Mankind Divided’, ‘Life is Strange 2’ al completo y los descerebrados ‘Just Cause 3’ y ‘Just Cause 4’. Puedes consultar todos los juegos aquí.

Con unos impecables valores de producción, ‘Final Fantasy XV’ ha sabido sobrevivir al hype y hacer realidad el sueño tras más de siete años en desarrollo. Sus 30-40 horas de historia y sus cientos de misiones secundarias nos podrían tener entretenidos hasta la próxima navidad.

Pero sabiendo que Xbox Game Pass renueva su flota de juegos cada mes y que la suscripción te abre las puertas a más de 150 juegos , mejor apostamos por una dieta onmívora. Sobre todo cuando todavía estamos a tiempo de acceder a la promoción de Xbox Game Pass Ultimate a un euro y disfrutar de todas las ventajas de Xbox Live Gold junto a Game Pass para consola y PC.

Y que nadie se preocupe por perderse algún juego: desde la app oficial, disponible en iOS e Android, los juegos pueden ponerse en la cola de descargas y disfrutar de ellos en cuanto lleguemos a casa. Una forma interesante de estar al tanto de las novedades, de ir superando distintos retos y sumando puntos en cada trofeo para canjear por premios. Jugando a juegos nos regalarán más juegos. ¿Alguien da más?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios