¿Una hamburguesa cuadrada estilo ‘Minecraft’? ¿Una ruleta rusa de nuggets? Llega la hora de jugar con la comida ‘next-gen’ gracias a Dani García

¿Una hamburguesa cuadrada estilo ‘Minecraft’? ¿Una ruleta rusa de nuggets? Llega la hora de jugar con la comida ‘next-gen’ gracias a Dani García
1 comentario

¿Qué te apetece pedir? Imagina hamburguesas cuadradas inspiradas en ‘Minecraft’, perritos calientes reconstruidos y convertidos en fingers de pollo de la mejor calidad y dulces que contienen esencia de cuerno de unicornio.

Estas son las propuestas reales del The Gaming Family, una iniciativa donde el popular chef Dani García, creador de La Gran Familia Mediterránea, se ha aliado con algunos de los creadores de contenido más exitosos de nuestro país, El Rubius, Vegetta y Willyrex, para confeccionar menús únicos.

Y estos menús son la mejor alternativa cuando el hambre despierta. Ya seas más de echar un ‘LoL’, un ‘FIFA’, un ‘Rainbow Six: Siege’, un ‘COD’ o prefieras simplemente jugar a dobles en algún juego de lucha o conducción, estos menús se ajustan a tu paladar.  Eso sí, el que pierda, paga, como mandan los cánones. Jugar con la comida nunca ha sido una frase tan bien hilada.

Los exclusivos menús de Dani García con El Rubius, Vegetta y Willyrex

Sesion De Estudio 1023

Estamos agotados de ver la clásica combinación de pan, carne y queso, con algo de tomate o lechuga en el mejor de los casos. Los platos de La Gran Familia Mediterránea no se distancian de lo tradicional. Sin embargo, sí van un poco más allá de la fórmula.

¿Recuerdas los días de El Rubius haciendo de las suyas por las llanuras de ‘Skyrim’? ¿Has seguido la trayectoria de Willyrex desde sus inicios? ¿Conoces los vicios ocultos de Vegetta? Estos menús captan la esencia de cada uno con platos distintos y a la vez clásicos.

Como si acabaran de sacarlos de un videojuego como ‘Final Fantasy XV’, como si ya estuviésemos viviendo en el metaverso propuesto por Facebook, The Gaming Family presenta recetas creativas y, sobre todo, deliciosas. ¿No te lo crees? Pues aquí van cinco razones.

Razón 1: los ingredientes, un paso hacia adelante sobre “lo de siempre”

Rubius

Los fans de El Rubius, por ejemplo, se encontrarán con un menú que viaja al pasado y se inspira en sus primeros videoblogs y su amor por la cultura asiática. Esto se traduce en creatividad y sabores únicos. La Tonkatsu Dojo Burger se basa en un filete empanado acompañado de una ensalada de col china, queso cheddar y salsa tonkatsu.

En la Mad Kimchi Dojo Burger nos encontraremos, por su parte, un doble filete de ternera de primera calidad, queso cheddar, crujiente bacon, cebolla frita y la mítica mayonesa kimchi. Y si prefieres probar algo distinto y más arriesgado, mucho ojo al Spicy Nuggets Challenge, una ruleta rusa de nuggets con seis unidades donde dos de ellos pican como el diablo.

La burguer de Vegetta lo apuesta todo al formato cuadrado, en referencia a sus mil aventuras vividas dentro de ‘Minecraft’. La Purple Cube Burger se monta sobre un esponjoso pan brioche —cuadrado, sí— y se compone de patty de ternera, queso cheddar y salsa mayo bacon BBQ con salsa morada extra. Y si echas en falta un poco de “verde zombi”, la Cube Burger no te decepcionará: misma fórmula más lechuga para acompañar.

Willyrex, en cambio, opta por la reconstrucción de un perrito: su Zeus The Dog, de pan indescriptiblemente sabroso, sustituye la típica salchicha por unos chicken tenders muy crujientes y completa la fórmula con guacamole, cebolla morada, crema agria y crispy nachos. Pero, si lo prefieres, también puedes encargar su Willy Poke, con pollo crujiente, edamame, zanahoria, cherries multicolor, rabanito, aguacate y ‘mayonesa-japo’ con ponzu.

Razón 2: sabores distintivos… y postres deliciosos

Willyrex

Lo que nos lleva a profundizar un poco más en ese “lo de siempre”: los menús de The Gaming Family también tienen postre. Y son una jugada maestra.

Un menú no es nada sin la contrapartida del postre: el de Vegetta se construye sobre helado de yogur con violeta liofilizada, frambuesa, un barquillo crujiente, Peta Zetas y algo así como un cuerno de unicornio volador de chocolate. Es cierto, como lo lees.

Willyrex es algo más tradicional en su apuesta: un delicioso corte de helado de vainilla y chocolate arropado por dos galletas crujientes. Y qué decir sobre El Rubius... Qué mejor que bajar el ardor provocado por el Spicy Nuggets Challenge —si has tenido mala suerte— que con los Katana-mochis de mango y tarta de queso, que además van acompañados de un dulce coulis de frambuesa y de paillete crujiente. Se nos hace la boca agua.

Razón 3: el ‘packaging’. ¡Querrás coleccionarlo!

En serio. ¿Has visto las cajitas? Inspirado en clásicos como ‘Golf’ (1984) y formatos de cartucho como los juegos de NES y Super Nintendo, el packaging también va un paso adelante a lo ya visto y presenta un estilo único.

El icono de El Rubius, el mítico gato, también hace acto de aparición. Un cariñoso guiño a Raspberry McFaggotcakes y Wilson, las dos mascotas más conocidas y las que más veces han hecho acto de aparición en su canal.

Razón 4: mensajes ocultos

Vegetta

No. Estos menús no están perpetrados por una élite Illuminati. ¿O sí? Nunca lo sabremos. Lo que está claro es que tras el citado packaging se esconden mensajes que solo los fans sabrán descifrar. Guiños que seguro arquearán más de una sonrisa. No podemos decir más, así que tendrás que descubrirlo tú mismo.

Razón 5: garantía de calidad

Hablemos del chef: Dany García es uno de los restauradores más prestigiosos de nuestro país. Comenzó su andadura en 1996 de la mano de Martín Berasategui y su formación le ha llevado a trabajar en Nueva York. Posee más de 50 galardones, entre los que destacan tres estrellas Michelin, y ha producido documentales, además de protagonizar el programa ‘Hacer de comer’ en Televisión Española.

La Gran Familia Mediterránea de Dani García es un servicio delivery que opera desde 2020. Y su éxito no necesita auparse en el nombre del propio cocinero. Sus avales son la calidad de sus productos y las fuertes ofertas del servicio, distinguiéndose por una amplia cartera de platos, un concepto original y una oferta para toda la familia y no solo para aquellos que vivimos “dentro” de Internet.

Sesion De Estudio 1023

Si echamos un ojo más allá de esta alianza, veremos que la marca siempre ha apostado por aperitivos y platos atractivos y por una carta variada que va desde las típicas croquetas hasta una variedad de sushi, pastas y pizzas. Y todo ello sin dejar de lado algunos de los platos más cosmopolitas del siglo XXI, como son el hummus, los brioches de rabo de toro —una de las especialidades de Dani García— o el cachopo, una de las grandes aportaciones de la gastronomía asturiana al mundo.

En resumen, esto es mucho más que menús creados por gamers con Dani Garcia. Es la suma de talentos a un lado y otro de la cocina para que tu paladar saboree deliciosa comida next-gen con un toque de lo más jugón. Una filosofía que se apoya en los embajadores de toda una generación y que construye productos basados en sus canales para saborear hasta devorar.

Pedido para llevar, por favor

Captura De Pantalla 2022 02 25 A Las 14 34 49

En la actualidad, y a través de Glovo o Just Eat, puedes pedir cualquiera de los menús de La Gran Familia Mediterránea en Madrid, Barcelona, Marbella, Sevilla, Málaga, Granada, Valencia, Alicante, Sabadell, Palma de Mallorca, Córdoba y Almería. Y, en breve, este listado de ciudades se incrementará a Zaragoza, Vigo y Valladolid.

Además, su precio, como decimos, es una de las bazas más ‘jugosas’. The Gaming Family va desde los humildes 2,75 euros de las patatas fritas hasta los 13 euros de la Purple Pizza Craft, el plato más ‘flipado’ del menú. Por poner otro ejemplo, la burger de El Rubius apenas asciende hasta los 9,50 euros. Todo depende de la cantidad de comida que elijamos y podemos combinar distintas posibilidades. No hay game over posible.

Fotos | La Gran Familia Mediterránea

Inicio