Publicidad

Schrödinger’s Cat And The Raiders Of The Lost Quark

Publicidad
Publicidad

Noticias de Schrödinger’s Cat And The Raiders Of The Lost Quark en Vida Extra

El problema de muchas personas con la ciencia es que no son capaces de ver más allá de una espesa capa de términos complicados, operaciones matemáticas de envergadura y científicos de caras largas encerrados en sus laboratorios. Los factores que influyen en esta percepción tan generalizada entre la sociedad son muchos, pero estoy seguro de que dar un enfoque distinto a la ciencia desde los niveles educativos más básicos ayudaría bastante a mejorar en este sentido. Y es que con la ciencia pasa como con la cerveza: al principio provoca rechazo, pero si le sigues dando una oportunidad y te mantienes paciente, al final acabas descubriendo sus muchas bondades. Porque sí amigos, la ciencia es sexy y últimamente parece haber surgido una oleada de videojuegos desarrollados con el objetivo de demostrar esta premisa. Al menos esa es la sensación que a uno le queda echando un vistazo a las listas recientes de lanzamientos.

La ciencia no es más que una excusa para establecer un punto de partida alejado de las ambientaciones más comunes, pero se agradece el intento

Jugándolos te das cuenta de que en realidad la ciencia no es más que una excusa tan buena como otra cualquiera para establecer un punto de partida alejado de las ambientaciones más comunes, pero se agradece el intento y siempre es positivo que haya quien se fije en ideas que van más allá del típico conflicto bélico histórico o la manida fantasía con aires de Tolkien. Vamos, que siendo sinceros, tampoco es que vayamos a aprender mucho con el mero hecho de completar estos títulos, pero al menos sí que es posible que generen en el jugador el interés por profundizar después en los principios científicos tratados, y solo por ello ya habrá merecido la pena el gesto. Aquí lleváis tres buenos ejemplos de esta "moda". Schrödinger’s Cat And The Raiders Of The Lost Quark El experimento mental de Erwin Schrödinger sobre el gato que está a la misma vez vivo y muerto, al menos mientras no interviene un observador para determinar su estado, es sin duda uno de los más conocidos de la física cuántica y por ello ha sido fuente de inspiración para numerosas obras, como el reciente largometraje titulado Coherence que os recomiendo fervientemente. No cabe duda de que la idea es sumamente atractiva y da mucho juego. Desarrollado por Italic Pig, las dosis de frikismo de 'Schrödinger’s Cat And The Raiders Of The Lost Quark' se disparan ya hasta el infinito con el homenaje a Indiana Jones de su título. Sobre la base de un plataformas en 2D de scroll lateral, se añade una capa de puzzles que se irán resolviendo a base de ir recolentando quarks, los cuales servirán como base para construir plataformas o armas necesarias para poder avanzar. Sin duda, lo mejor de este título es su muy bien llevado sentido del humor, que no duda en hacer uso de todas las referencias posibles a la física de partículas con total impunidad. Boson X Los aceleradores de partículas empezaron a formar parte cada vez más del lenguaje común a raíz de la construcción cerca de Ginerbra del Gran Colisionador de Hadrones, a través del cual la Organización Europea para la Investigación Nuclear pretende poner a prueba el Modelo Estándar con experimentos capaces de demostrar la existencia de partículas tan esquivas como el Bosón de Higgs. Esta es la premisa que toman Ian MacLarty y Jon Kerney para la creación de 'Boson X', donde nos ponen en la piel de unos científicos que se dedican a correr y saltar como posesos por el psicodélico interior de un acelerador de partículas en busca de la misteriosa partícula. El título, pensado para poner a prueba nuestros reflejos, llegó a plataformas móviles el año pasado y recientemente se ha estrenado en Steam. The Collider Sobre una idea parecida a la de 'Boson X' gira 'The Collider', desarrollado por Shortbreak Studios s.c. También aquí nos veremos atrapados a velocidad terminal dentro de un gigantesco acelerador, aunque en este caso tomaremos directamente el control de la partícula que deberá ir sorteando los obstáculos de creciente dificultad que se irán presentando por el camino. Solo es apto para los más rápidos. Las referencias científicas son aún más vagas e inexactas en este proyecto de espíritu puramente arcade, pero ahí están y hacen más simpática la desafiante experiencia que propone. Lo tenéis disponible desde hace un tiempo en plataformas móviles y ahora también en Steam.

Publicidad
Inicio