Publicidad

Los eSports para el aficionado: Overwatch en 2 minutos

Los eSports para el aficionado: Overwatch en 2 minutos
3 comentarios

Publicidad

Overwatch es uno de esos productos que deben su éxito a los demás. Pero no porque hayan plagiado ideas o personajes, sino porque han sabido reunir lo mejor de cada casa y experimentar hasta dar con la fórmula maestra.

El título de Blizzard combina la visceralidad de un shooter en primera persona como CS:GO con ese estilo jugable tan “fácil de entender, difícil de dominar” que ha colmado de éxitos –y de dólares– a League of Legends.

En Overwatch —y su continuista secuela, recién anunciada—, cada jugador elige uno de los muchos personajes del juego para formar equipo con otros cuatro jugadores y cumplir, siempre mediante el juego en equipo, los objetivos que nos plantean sus múltiples modos de juego.

Es un FPS, sí, pero a diferencia de juegos como Counter-Strike, en Overwatch no vamos a armarnos con una AK-47. En el arsenal de Overwatch lo mismo nos encontramos una katana o un lanzacohetes que un arco que invoca dragones chinos o una pistola de rayos congelantes. ¿Hemos hablado del hámster que pilota su propia bola motorizada? Porque de eso también hay.

Si hubiese que definir a Overwatch con una palabra, esa palabra sería ecléctico. Y divertido, muy divertido.

Imagen de cabecera | Overwatch

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir