Resident Evil (2002)

Publicidad
Publicidad

Noticias de Resident Evil (2002) en Vida Extra

Se dice pronto, pero el primer 'Resident Evil' se publicó en 1996. Conocido en su país de origen como 'Biohazard', la primera plataforma que lo acogió fue la Playstation de Sony, teniendo que esperar unos cuantos meses para su desembarco en PC, y algo más, ya en pleno 1997, para hacer lo propio en la SEGA Saturn. En seguida se convirtió en un clásico y en todo un referente de los survival horror, recibiendo a posteriori varias ediciones con leves retoques para alargar su nombre. En todo ese tiempo también tuvo ocasión de experimentar con más capítulos, con joyas del calibre de 'Resident Evil 2' o 'Resident Evil Code: Veronica', hasta que en 2002 Capcom se animó a crear un remake para Game Cube del primer 'Resident Evil'. Pero un remake en condiciones, ojo, no lo que se suele ver hoy en día con retoques en el apartado gráfico y poco más. El que se sabía de memoria el 'Resident Evil' de "la plei" gozó de una nueva aventura como tal, al cambiarse casi por completo. En su momento, y durante muchos años, fue una de las mejores exclusivas de Game Cube, hasta que los de Osaka decidieron sacarlo también en Wii con una conversión que se aprovechaba del wiimote. Por fortuna esto es historia, ya que como desveló Capcom el año pasado, mañana se pondrá a la venta 'Resident Evil HD Remaster' en PC, PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One, devolviendo el clásico de Game Cube a la vida y aprovechando las mejoras que ofrece la alta definición. Resident Evil, un clásico que nunca muere Mucho se le ha acusado a Capcom de haber perdido la esencia de los primeros 'Resident Evil', ya que aquellos eran más survival horror que el típico videojuego de acción que puebla hoy las estanterías de cualquier tienda. Por aquel entonces no era tan raro morir al perdernos por la mansión de Spencer, porque nos podía salir un zombi del sitio más inesperado, o peor aún, una manada de perros zombi o Hunters con más sed de sangre si cabe. Ya que aquí no teníamos tanta munición. Tanto el original de 1996 como su remake de 2002 gozaron, a mayores, de una historia que atrapaba desde el primer minuto. ¿Qué demonios pasaba en Raccoon City? ¿Qué gomina usaba Wesker? Hasta contó con algo muy importante para esta clase de títulos: podíamos escoger a Chris Redfield o a Jill Valentine, variando considerablemente la dificultad, y también parte de la historia y sus rutas. Sin olvidar que esto, ya de por sí, le imprime mucha rejugabilidad al asunto. Y si tenemos en cuenta que había varios puntos de la historia clave que afectarían al final de la historia, daba como resultado varios finales a desbloquear. Y como consecuencia de esto, extras (trajes, armas o modos). 'Resident Evil HD Remaster' conserva todo esto y de entrada nos ofrece la posibilidad de equipar a Chris o a Jill con sus trajes de la BSAA de 'Resident Evil 5'. Aunque por lo que destacará esta edición es por incluir un tipo de control nuevo, complementario al clásico, tan rudimentario. Este control nos ofrece mucha más libertad al no tener que girar sobre nuestro eje para variar el movimiento, sino que es totalmente directo. ¿Pulsamos el stick hacia la derecha? Nos moveremos hacia la derecha. Esto inevitablemente lo hace más manejable, y por ende más asequible para esquivar a los zombis. Sí, todavía podremos realizar el giro de 180º, aunque ¿para qué lo queremos si nos podemos dar la vuelta al instante y empezar a correr como si tal cosa? Y si os va lo clásico, está el control clásico, ya decimos, y con distintos tipos de mapeo prefijados para los controles, con un aspecto a cambiar, el de los objetos de defensa, que podemos poner en manual o automático (para usar al instante). ¿Qué tenía de especial el remake de Game Cube? El primer 'Resident Evil' siempre ha sido de mis videojuegos favoritos. Me compré la Playstation por él. Y el remake de Game Cube cayó de salida, como es lógico. Me sabía al dedillo todo lo que pasaba en el original de 1996, y la cabeza me estalló en 2002 con tanto cambio. Era un pasote. Aunque también hubo ligeras decepciones, como esa pérdida de la intro original con actores de carne y hueso (a mí me sigue molando más esa que el CGI de Game Cube), y también la música de ese vídeo. Los cambios a mejor, ya digo, los encontrábamos tanto en minucias con arte, como la puerta principal de la mansión Spencer que en el original mostraba a los perros zombi y que en el remake metía a uno dentro, con el consecuente sobresalto. O el cambiar la localización de algunas máquinas de escribir (donde se guarda la partida con la pertinente tinta) e infinidad de objetos. Sin embargo el cambio más acertado vino al expandir todo el mapeado de 'Resident Evil', con nuevas localizaciones, tanto en la mansión como en los aldededores, nuevos monstruos y también puzles. Otros cambios afectaron directamente a la jugabilidad. Siempre se habló, por ejemplo, de los responsables de la limpieza que eliminaban todas las manchas de una sala (entendiendo por "manchas" un zombi u otro tipo de monstruo que acabábamos de "matar"), cosa que en el 'Resident Evil' de Game Cube se corrigió de un modo más que acertado. Aquí los cuerpos se mantienen... y no solamente eso, sino que al cabo de un tiempo vuelven a la vida. Para ello hay que quemarlos (salvo que les hayamos volado la cabeza, al estilo Barry Burton), gastando queroseno en el proceso. Y también tenemos objetos defensivos, citados anteriormente, de usar y tirar para cuando nos cojan. Resident Evil HD Remaster: bendita nostalgia No se puede obviar que los años han pasado por esta entrega, y por lo tanto para esta reedición bajo el nombre de 'Resident Evil HD Remaster'. Si le dáis mucha importancia a los gráficos os daréis cuenta que a 1080p se le notan muchas carencias (también podemos respetar su ratio de 4:3). Pero es que ésa no es su única lacra, sino también su cámara, la cuál ya en su día no era todo lo buena que cabría esperar (ni en el original ni en el remake) y que aquí sigue tan puñetera como siempre en algunos combates, dejándonos vendidos en más de una ocasión (por no ver lo que tenemos delante o por fijar el rumbo del movimiento). Aunque también es parte de su carisma, dirá alguno, no sin razón. Sigue siendo una grandísima aventura, esencial para comprobar cómo eran los survival horror de antaño, pero que como reedición se queda algo coja en cuanto a opciones o extras. Cierto es que ahora tenemos, por ejemplo, el nexo con la web residentevil.net para degustar todos sus detalles a fondo, con información relativa a las armas y monstruos que vamos desbloqueando o los logros, entre otras cosas. Y también desde el propio videojuego, como esos marcadores online. Pero habría estado bien recibir una edición mucho más completa y sobre todo en formato físico. Al menos ahora mucha más gente va a tener ocasión de degustar este 'Resident Evil', tantos años exclusivo de Nintendo. Es sin duda algo para celebrar. Y a ver si 'Resident Evil Zero' le acompaña. En definitiva, pieza imprescindible si no tuvimos la suerte de disfrutarla en su momento. Y una reedición con un mundo en el que apetece volver a adentrarse por toda la diversión que atesora.

8,5

Resident Evil HD Remaster Plataformas Steam (PC, versión analizada), Playstation Network (PS3 y PS4) y Xbox Live (Xbox 360 y Xbox One) Multijugador No Desarrollador Capcom Compañía Capcom Lanzamiento 20 de enero de 2015 Precio 19,99 euros Lo mejor Un clásico del survival horror Todo su universo Sumamente rejugable Lo peor Que no venga en formato físico Esa cámara a veces... Se le notan los años

Publicidad
Inicio