Publicidad

Así puedes sacar el máximo partido al ecosistema de PlayStation para disfrutar más por menos

Así puedes sacar el máximo partido al ecosistema de PlayStation para disfrutar más por menos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Partamos de una realidad sencilla: cuando éramos niños rara vez podríamos acceder a un gran catálogo de juegos. La respuesta de muchos padres ante la publicación de un nuevo hito era “ya veremos”, “según las notas que saques”, “para tu cumple”. Y punto. Y ojo, tal vez creas que ahora se publican más juegos que nunca, pero recuerda que la primera PSX contó con 2.851 piezas en su catálogo. Ni siquiera PS2 la superó, con 2.748. Ni PS3: menos de 1.500 juegos lanzados en formato físico.

Imagina la ansiedad de tener que elegir entre uno de cada cien lanzamientos. Muchos de nosotros saciamos esa sed “quemando” las demos que nos regalaban las revistas y ediciones especiales. ¿Te acuerdas de la generosa demo de ‘Tombi’ o la adictiva pero breve Demo 1 con ‘Abe Oddysey’, ‘Hercules’, ‘Rapid Racer’ y demás?

Si algo nos ha brindado el ecosistema actual son más alternativas. Tenemos indies a precio de saldo, pequeñas joyas de presupuesto intermedio como ‘Hellblade’ o ‘Vampyr’ y grandes superproducciones como ‘Horizon Zero Dawn’ o el último ‘God of War’. Y la VR con la que soñamos de niños y toneladas de free-to-play como ‘Fortnite’ o ‘Apex Legends’. La duda ahora es: ¿cómo podemos “estirar” el dinero para abarcar todo lo que queremos?

Un ecosistema en permanente crecimiento

Kratos

Si hablamos de ecosistema, la PlayStation de hoy día es un pulpo con muchos tentáculos. Tenemos la Store, la tienda que todos conocemos; PS Plus, un servicio con descuentos en juegos, 2-3 juegos gratis cada mes, multijugador online y un back-up de savedatas de 100 GB; PS Now, esa especie de Netflix con un catálogo de más de 600 juegos de tres generaciones de PlayStation en streaming y con un coste de 14,99 euros al mes; y el catálogo de videojuegos de PS VR. Más los muchos free to play, como decimos, juegos gratuitos con opción de micropagos y cupones.

Y desde la propia Sony saben lo que hacen para cundir nuestras tarjetas de débito: las ofertas de estacionales —primavera, verano…—, las festividades especiales —como los packs de terror en Halloween o los juegos de Lego Marvel ante el estreno de 'Avengers: Endgame'— y las ya clásicas ofertas semanales —un juego habitualmente de estreno rebajado al 40-50%— y de fin de semana.

Pero existen alternativas, tarjetas digitales para raspar unos euros extra y que, al final de año, podamos instalar en nuestro HDD un par de joyitas adicionales. Como la tarjeta PlayStation de contratación digital que se acaba de lanzar y que permite elegir entre varios diseños. El primer regalo que ofrece son 3 meses de suscripción a PlayStation Plus, por la patilla. Tampoco cobra comisiones de emisión o mantenimiento, lo que la posiciona sobre otras muchas tarjetas bancarias que conllevan la imposición de pagar 50 o 60 € cada año.

Post Alfabeta 1230x650 V3

Cabe señalar, además, que cuenta con su propio servicio de descuentos exclusivos y algún que otro beneficio adicional, como la devolución de hasta un 3% en pagos de todas las compras realizadas con esta tarjeta. Y otro 0,5% de los recibos básicos domiciliados (luz, gas, agua, telecomunicaciones) convertidos en bonos o códigos que posteriormente podrán canjearse por cualquier ítem de PlayStation Store, desde un DLC a un juego completo.

Incluso para quienes ya tenemos una tarjeta, esta alternativa aglutina ventajas para mejorar el precio de juegos y servicios y, bueno, lógicamente también nos sirve para usarla fuera del ecosistema gaming. Se trata de otra forma de ahorrar ante los pases de temporada que ya son rutina en el mercado actual del videojuego. Lo que falta ahora es tiempo para jugar a tanto juegazo, ya. Ante eso poco podemos hacer.

Un futuro donde reina algo más que el DLC

Assassins

Contra lo que pudiera pensarse, en realidad vivimos tiempos de bonanza creativa. Tal vez la estructura industrial no sea tan sólida como cabe desear, con largos periodos de crunch y largas maratones de trabajo para perpetrar clásicos instantáneos como ‘Red Dead Redemption II’, pero también hay que ser conscientes de las oportunidades que tenemos como jugadores.

Desde nuestro prisma hemos visto cómo sagas de nicho (‘Dark Souls’) han convertido al estudio (FromSoftware) en un hito pop en occidente. Sólo hay que echar un ojo a las ventas de ‘Sekiro: Shadows Die Twice’. Hemos visto como juegos tan orientales como la saga ‘Yakuza’ se reeditan en Europa.

Y no debemos quedarnos solo aquí: también hemos asistido al crecimiento del género MOBA en consolas, o a la irrupción de mods, streamings directos a Twitch... y hemos comprobado que los pesos pesados de nuestra infancia —de ‘Resident Evil 2’ a ‘Shadow of the Colossus’ pasando por los tres primeros ‘Crash Bandicoot’— renacían y se adaptaban a la actualidad con muy buen pulso.

Pay

Es por eso que los servicios de Sony y productos como la tarjeta PlayStation pueden servirnos para dilatar nuestra inversión. Nos ayudan a no descolgarnos de ese enorme catálogo, jugar con Now! a géneros o títulos que nos tienen indecisos, disfrutar online de ‘Fortnite’ sin leer el cartel de “necesitas tener contratado PS Plus” y canjear el dinero ahorrado en cupones y pequeños paquetes cosméticos para sacar el máximo provecho a los que consideremos nuestros juegos favoritos.

Hace apenas unas horas ‘Kingdom Hearts 3’ anunciaba Re:Mind, su nuevo DLC de pago. Es evidente que estos movimientos no gustan a muchos jugadores. Quieres pagar una vez y no volver a cada poco para tener “el pack completo”. Es el precio para hacer sostenibles producciones de costes tan altos. Eso sí, no todos los DLC son un dolor para nuestra cartera. Por ejemplo, Ubisoft ha dado en el clavo con ese “valor extra” en los pases de temporada. Ya acertaron con ‘Far Cry 5’, incluyendo nuevos modos, amplios mapas y un ‘Far Cry 3’ de regalo. Para muchos, el mejor de la serie.

Con ‘Assassin’s Creed: Odyssey’ repitieron jugada: sí los arcos de la historia original te aburren, en la oferta entraba ‘Assassin’s Creed III’ y ‘Assassin’s Creed Liberation’, ambos remasterizados y que independientemente ya cuestan casi el doble que el precio del Season Pass. Nada mal si ni siquiera habías entrado en las anteriores entregas de esta dinastía, ahora que ‘Assassin’s Creed Unity’ vuelve a ser actualidad gracias a su elogiosa ambición técnica recreando en escala 1:1 la portentosa Notre Dame.

Plus

Porque al final, a nosotros, los usuarios finales, lo que nos vale es la forma en la que controlamos nuestros gastos, la cantidad de juegos obtenidos por la cantidad pagada, y cómo no arruinarnos en el camino. Una medida para esto es marcarse un presupuesto mensual, aunque, sinceramente, aquí no hay mucho que discutir: cuanto más económico sea nuestro ocio, más juego dará, más opciones tendremos.

Es muy interesante estar al tanto de productos como la tarjeta de débito PlayStation (un 3% puede parecer poco, pero en unos meses es una diferencia notable) o los servicios de Sony que hemos comentado, incluso de los mecanismos que ponen en marcha los propios desarrolladores, como los códigos de creador de Epic. Con todo, en una store con más de 6.000 referencias conviene ser, una de dos, o muy selectivo o ahorrativo. Esa decisión ya está en tus manos.

Creatividad 2 Post

Imágenes | Sony Interactive Entertainment, Ubisoft Store

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir