Sigue a Vidaextra

analisis-epson.jpg

En VidaExtra no solemos hacer este tipo de cosas pero ya os prometimos que de cara al nuevo curso íbamos a intentar ampliar nuestros contenidos. Decía que normalmente no hacemos análisis de hardware y eso es un error. El mundo de los videojuegos no sólo se centra en el software, en saber si merece o no la pena un título. También es muy importante prestarle atención al cómo se juega.

Y ahí EPSON parece que tiene algo que decir. Acostumbrados a jugar en televisores más o menos grandes y en alta definición o sin ella uno tiende a olvidar que existe una gama de proyectores especialmente diseñados para disfrutar de los últimos lanzamientos. Hoy vamos a analizar uno de los integrantes de la familia EPSON, el EH-TW480. Un proyector elegante, pequeñito, que pesa lo justo para ser transportable y que nos ha dejado un gran sabor de boca. Empezamos.

Retomar el viejo sueño de jugar en un proyector

No os voy a engañar, la fantasía de jugar en un proyector la había dejado abandonada años atrás.

La intenté realizar en su momento y no acabé de disfrutar de una calidad de imagen suficiente o de las prestaciones que yo esperaba encontrar. Eso unido a la relativamente corta vida de las lámparas de los proyectores de hace unos años – entendedme, entonces tenían una vida media de 2.000 horas y eso aunque parece mucho a primera vista tampoco lo es tanto si quieres amortizar el gasto y te vas a echar muchas partidas – y al excesivo precio acabaron por quitarme la ilusión.

Por eso cuando desde EPSON se pusieron en contacto con nosotros para ofrecernos la posibilidad de probar uno de sus últimos juguetitos no me lo pensé mucho. Vamos a comprobar si ahora, tras unos años, los proyectores rinden lo que se espera de ellos.

img_1056.jpg

El modelo elegido fue el EH-TW480. Un proyector que se podría colocar en la gama media de la marca para uso doméstico, con algunas prestaciones puntuales de gama alta y con un precio asequible.

Dicho de otro modo, es uno de los proyectores que por precio y prestaciones entran dentro de la horquilla de precios en la que un bolsillo normal como el mío puede moverse. Ya os aviso que a mi eso de gastarse 1.000 euros en una tele o en un proyector me parece una locura. Este no es el caso.

Repasemos brevemente las prestaciones del EPSON EH-TW480

Habiendo dejado claro que mi experiencia con los proyectores había sido muy negativa este EPSON EH-TW480 tenía la misión de devolverme la ilusión.

Ofrece una calidad de imagen HD Ready a 720p, emisión de luz blanca y en color de 2.800 lúmenes, un ratio de contraste de 3.000:1 que según su publicidad posibilita ver bien las imágenes incluso a luz del día, tecnología 3LCD para asegurar un color perfecto y brillante, lámpara que supera las 5.000 horas de uso, conectividad para parar un tren gracias a sus puertos HDMI, analógicos, USB, componentes, monitor… vamos, lo que se espera de un cacharro a día de hoy.

img_1052.jpg

Dejarlo listo y funcionando es una tarea muy sencilla gracias a los controles integrados en la carcasa del proyector y a su mando a distancia. Conectar, configurar un poco la pantalla para que más o menos quede rectangular dependiendo de dónde hemos colocado el dispositivo y empezar a dar caña. Es cosa de minutos.

img_1054.jpg

En mis antiguas experiencias combatiendo contra proyectores (sobre todo los de la Universidad, que parecen diseñados para luchar contra los profesores y ponerles las cosas difíciles) había sufrido interfaces de usuario terribles, botoneras diseñadas por el enemigo y tiempos de respuesta muy malos. Me alegra comprobar que eso pasó a la historia. Un proyector de gama media actual es otra cosa, gracias a Dios.

En unos minutos la PlayStation 3 (sustituir esta consola por Xbox 360, iPad 2 o lo que queráis) estaba conectada y funcionando perfectamente. En esta ocasión al no disponer de equipo de sonido envolvente tuve que conformarme con el sonido que brindan los altavoces internos del proyector. Altavoces que, dicho sea de paso y entendiendo sus justas limitaciones, suenan bastante bien.

A plena luz del día… o casi

img_1055.jpg

EPSON asegura que con este proyector se puede jugar incluso en condiciones lumínicas adversas. Vamos, que toda la vida del señor los proyectores han funcionado mejor en entornos oscuros y al coexistir con diversas fuentes de luz externas la cosa se fastidiaba.

Tocaba probar si la publicidad tenía razón así que preparé dos escenarios posibles. Uno con todo cerrado, persianas bajadas, cortinas y en la más absoluta oscuridad y otro con los balcones abiertos y a plena luz del día. Una lástima no disponer de una luz cenital en la habitación para poder probarlo también junto a ella.

El caso es que tanto con la habitación iluminada por luz natural como con la habitación completamente a oscuras el proyector cumple a la perfección. La prueba son estos dos vídeos.

EPSON EH-TW480 sin luz ambiente

Vídeo | Youtube

EPSON EH-TW480 con luz de día

Vídeo | Youtube

Conclusión

Los días que he compartido con el proyector de EPSON me han servido para darme cuenta de que tener un proyector en casa es una opción válida para disfrutar de los juegos en HD de la actual generación de consolas y para ver películas emulando un cine con todas las de la ley.

Silencioso, con una calidad de imagen muy buena (contentará al usuario medio que no busca jugar a 1080p siempre) aguanta el tipo ante diversas condiciones de luz y permite una conexión muy fácil con consolas, reproductores de Blu-ray, DVD, sintonizadores de televisión y ordenadores.

La parte negativa, aunque esto depende del bolsillo de cada uno, podría recalar en el precio. 599€ como precio de venta recomendado puede parecer demasiado a primera vista (hay teles a día de hoy que se pueden comprar por 400 €) pero la experiencia, si os gusta tener lo más parecido a un cine en casa, lo merece por completo. Tampoco es el más caro del mercado y como hemos dicho se sitúa en una gama media que satisfará las expectativas más habituales.

Ha sido mi primera experiencia satisfactoria con un proyector en la generación de consolas actual y de hecho cuando tenga que plantearme cambiar de televisión volveré a acercarme al mundo de los proyectores con otros ojos. Quizá cuando lo necesite pueda encontrar alguno que por un precio asumible me permita disfrutar de algo parecido al cine en HD en mi propio salón.

Y sí, pasarse el ‘Uncharted 3: La traición de Drake’ tirado en el sofá mientras disfrutas de una pantalla de varios metros de ancho y alto es una experiencia la mar de cañera.

El proyector EPSON EH-TW480 ha sido cedido para que pudiéramos probarlo y analizarlo por parte de EPSON.

Sitio Oficial | EPSON

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios