Compartir
Publicidad

Blazing Angels revisado: Serie Classic en vuelo rasante

Blazing Angels revisado: Serie Classic en vuelo rasante
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Blazing Angels: Squadrons of WWII fue un juego que pudimos disfrutar hace poco más de un año en PC, Xbox y Xbox 360. Ahora, aprovechando que están a punto de salir las versiones para Wii y PS3, así como la versión de Xbox 360 en la serie económica Classics, hacemos un análisis. La versión comentada es la de Xbox 360, pero viendo los videos del resto de las versiones, no parece que haya grandes diferencias.

Blazing Angels es un juego de aviones, de los muy pocos que hay en las consolas. La historia nos pone en la piel de un piloto que empieza como jefe de la escuadrilla llamada Blazing Angels. Lucharemos durante 18 misiones que nos llevan desde Inglaterra hasta Berlín pasando por Pearl Harbour, París, Londres, Dunkerque (dondequiera que esté este sitio), Rabaul y los cielos del pacífico. Además de los diversos decorados, el juego tiene un total de 42 aviones distintos, cada uno con un tamaño, armamento y características de vuelo distintas. Vamos, que otra cosa quizá no, pero variedad no le falta. Modos de juego

El modo de juego principal es el Modo Historia, que se desarrolla por orden durante 18 misiones. Según completemos misiones una serie de videos irán relatando el avance de la guerra, y servirán de introducción para la siguiente misión. El tipo de avión, objetivos y armamento disponible varía según las misiones. Lo más abundante son las luchas aéreas de aviones tipo dogfight, en las que hay que tumbar un cierto número de cazas o de bombarderos. Para estas misiones usamos ametralladoras comunes, el arma principal del juego. También habrá objetivos terrestres, para los que a menudo tenemos cohetes o bombas como armas secundarias. Determinadas misiones especiales contra objetivos navales requieren el uso de torpedos lanzados desde el aire, que se usan de forma ligeramente distinta a las bombas. Por último, hay un par de misiones en las que llevamos una cámara de fotos montada en el avión, y deberemos disparar fotos a bases secretas enemigas. También hay algunas misiones en las que tomamos el control de una torreta de artillero en un bombardero, pero no deja de ser una mera transición entre misiones de verdad dentro del juego.

En cada misión del modo historia se utiliza un avión distinto, y según se avanza se van desbloqueando estos aviones y aparecen en el hangar. Todos los aviones que tengas en el hangar los puedes utilizar en los modos de juego Arcade, As de Ases y Multijugador.

Minicampañas, que son una serie de misiones encadenadas de bombardeo o de combate aéreo. Este modo se desbloquea cuando acabas el modo historia, y tal y como su nombre indica, son campañas cortitas. Interesantes si has acabado la historia principal, y especialmente si te apetece bombardear un rato, o luchar sólo contra otros aviones durante un rato.

Arcade, que básicamente consiste en elegir un avión del hangar y salir a pegar tiros. Los aviones enemigos vienen en oleadas, y tienes un tiempo fijo. Cada vez que tumbes a un avión, se te añade algo más de tiempo al contador. Lo interesante de este modo es que puedes usar el avión que quieras del hangar. Cuando usas un avión del hangar en misiones arcade y tienes éxito, las características del avión mejoras ligeramente.

As de Ases. Es modo es un uno contra uno. Eliges un avión concreto, y lucharás contra el mismo avión en versión As, que básicamente consiste en otra pintura o skin distinto. Si ganas, desbloquearás el otro As. Este modo a mi me resulta un poco absurdo, porque al ser uno contra uno y empezar lejos uno del otro, todo se reduce a enfocarse cara a cara y disparar cuando lo tienes a tiro. Gana el que antes dispare. Así de simple.

Blazing Angels

Gráficos y sonido

Gráficamente, Blazing Angels es espectacular. No hay más que ver las imágenes que acompañan este artículo para darse cuenta (son todas capturas in-game). Las explosiones son impresionantes, y los efectos de humo y niebla son muy buenos. Además, cuando aceleras el avión o cuando disparas las ametralladoras se produce el típico efecto de visión de tunel, que añade bastante dramatismo. Los cielos y las ciudades están muy bien representados, y sólo se notan ciertos fallos al realizar un vuelo rasante, en la unión de los edificios con el suelo.

El sonido, en lo referente a la música y a los efectos, también es espectacular. El ruido de las ametralladoras realmente transmite la sensación de estar disparando 6 cañones de 12,7 mm. Lo malo aquí son las voces: todos los pilotos están constantemente hablando por la radio (incluso los pilotos alemanes), en perfecto inglés subtitulado, y encima no dicen más que tonterías. Aunque te puedes acabar acostumbrando, yo creo que es lo peor del juego. Le da un toque de humor que no le hace ninguna falta.

Blazing Angels

Jugabilidad

El juego tiene unos controles realmente sencillos e intuitivos. Consiste en volar y disparar. Balas infinitas, combustible infinito y objetivos muy, muy simples, que siempre están cerca de ti. Si buscas un simulador de vuelo en una consola, Blazing Angels no es para ti. Aquí sólo hay combates rápidos, sin complicaciones. Nada de estrategia. Esa es la gracia de Blazing Angels, que recuerda a los antiguos simuladores de combate (ah, los tiempos del Chuck Yeager's Air Combat), pero a lo bestia. Y eso significa que no es un juego para todos los públicos. Me explico: los combates se reducen a virar y disparar. El único objetivo es ponerse en la cola del enemigo y dispararle. Y luego a otro. Y luego a otro. Y ya está. A muchos nos resulta muy divertido, pero a otros tantos les resultará monótono. Es un poco como los juegos tipo Nighty-Nine Nights, que es muy espectacular y entretenido, pero siempre es lo mismo.

Aparte del control del avión principal, tenemos a otros tres pilotos que nos acompañan, Tom, Frank y Joe. Éstos tienen distintas habilidades como reparar, atacar o defender. Esto significa que podemos darles órdenes específicas para que nos ayuden en momentos concretos, o dejarles que vayan a lo suyo. El mecanismo de reparación es realmente absurdo, y le quita al juego mucha sensación de inmersión, pero es efectivo: Cuando tienes el avión en llamas, puedes pedirle ayuda al compañero y éste se pone a tu lado y te dice la secuencia de botones que tienes que pulsar para reparar el avión. Y milagrosamente el fuego se apaga y el avión se arregla (!) Aunque esto es lo más absurdo que he visto nunca en un juego de aviones, el caso es que funciona muy bien, porque te obliga a dejar el combate por unos instantes (perdiendo así la ventaja que pudieras tener), pero te permite curarte y seguir con la misión. De otro modo tendrías que volver a empezar cada vez que te pegan unos tiros.

Conclusión

Creo que la valoración final de este título es bastante sencilla y directa: si te gustan los mata-mata simples y te gustan los juegos de aviones, te gustará mucho. Si no te atraen especialmente los aviones o buscas algo de profundidad en un juego, no te gustará nada. Yo soy de el primer grupo, así que seguiré de cerca la salida de la segunda parte, Blazing Angels: Secret Missions y del Ace Combat 6, para cambiar de época.

Sitio Oficial | Blazing Angels

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos