Compartir
Publicidad

Resident Evil: Deadly Silence, en el punto de mira

Resident Evil: Deadly Silence, en el punto de mira
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana he estado probando el Residen Evil DS en su versión USA, a finales de mes sale en Europa, y voy a contaros mi experiencia con este remake del Resident Evil de PSX, juego que salió hace 10 años, el tiempo vuela.

En esta versión de RE podemos elegir dos modos de juego, el clásico y el Rebirth, que es un modo especial para la NDS en el que se usa la pantalla táctil y el micrófono, he jugado a los dos y este nuevo modo es divertido, matar zombis y otros bichos con el stylus está bien.

Lo que me gusta:

  • Es un remake muy bien hecho. Los minijuegos del modo Rebirth (por la novedad). El mapa siempre visible y el nivel de vida que nos queda. Poder elegir el color de la sangre de los enemigos. Los enemigos finales.

Lo que no me gusta:

  • El control del personaje, las voces de los actores (son realmente malas), la calidad de los vídeos. Algunos acertijos son demasiado simples y sencillos. Todo comienza con el equipo Alpha de los S.T.A.R.S. . Van en busca del equipo Bravo, que ha sufrido un accidente en el bosque de las afueras de Raccon City, pero al llegar al lugar se encuentran una desagradable sorpresa, ni rastro del equipo Bravo, en su búsqueda encuentran una mano que sostiene una pistola, posiblemente de uno del equipo, a esto sufren un ataque de unos perros un tanto extraños y huyen al único sitio que creen seguro, una mansión en medio del bosque, el peor lugar donde podían ir, en ese momento Jill, Chris, Barry y Wesker planean buscar al equipo Bravo e inspeccionar la casa, lo que ellos no saben es que un virus ha infectado el lugar llenándolo de unos seres que nunca creerían poder llegar a ver.

Así comienza RE, los personajes seleccionables, al principio, son Jill y Chris, dos miembros del equipo Alpha.

Comenzar el juego con Jill o con Chris afecta a la dificultad, aunque lo difícil es hacerse con el control del personaje, en la cruceta de control arriba y abajo es hacia adelante y hacia atrás, a los lados nos gira el personaje, me costó un poco acostumbrarme, pero en cuanto salen los zombis me olvidé del tema, el cuchillo en L y la pistola en R, eso si que me ha gustado, lo encuentro cómodo.

La cámara del juego, el enfoque de las localizaciones, es algo que tampoco lo veo del todo bien, en alguna ocasión al cambiar el ángulo de cámara me encontraba con un zombi pegadito a mi, si retrocedes vuelve a cambiar el ángulo y resulta incómodo, pero es parte del suspense del juego.

El tema del grabar partida, en mi primera partida, con Jill, salvé 5 veces, pero las cintas escasean, sobre todo si jugamos fuera de casa o solo tenemos un momento para jugar. Con Chris salvé 8 veces en la primera partida, no soy lo que se dice bueno con estos juegos.

El modo clásico es idéntico al de PSX y para los que hayan jugado al original no les costará nada pasarse el juego, no es mi caso. En el modo Rebirth hay algunos cambios, el que me gustó fue el encontrarme, de forma aleatoria, unos zombis, por ejemplo, en un pasillo que estaba completamente limpio, paso una vez y tan tranquilo, vuelvo a cruzar la puerta y toma sesión de zombis en primera persona, sucede de forma aleatoria y es bastante divertido apuñalar a los enemigos, o rajarlos y poder ver como son lanzados por los aires, no es espectacular pero divierte.

El juego lo podemos terminar, tranquilamente y siendo la primera vez, en unas 6-7 horas, jugando con Jill, y sus ganzúas, el principio es más sencillo, incluso podemos transportar más cosas que Chris, aunque el chico aguanta más que su compañera. Esto es algo que me trajo de cabeza en algunos momentos, elegir que llevar y que dejar en el almacenamiento, con Jill casi no hay problema, tiene 8 espacios para llevar cosas, con Chris tenemos 6 espacios, la opción de esquivar zombis es la que yo elegí, sin cargador y sin hierbas, lo mio me costó llegar al final. Podría decir que es el lado estratégico del RE.

No es un remake perfecto, antes he comentado que me gustan sus gráficos, pero no son idénticos a los de la PSX, ojalá, incluso el tamaño de la pantalla dificulta, a veces, el seleccionar puertas u objetos que están al fondo del escenario, por mucho que le pongan el efecto brillante.

Volviendo al tema de los minijuegos, en algún minijuego usaremos el micrófono, ajustar la sensibilidad de este antes de jugar es buena opción para no llevarse sorpresas. Los minijuegos son divertidos, pero demasiado sencillos. Se agradece de vez en cuando encontrarse con ellos y no con un puñado de muertos que caminan o perros.

La música y los sonidos del juego están muy logrados, nos hacen sentir el ambiente tétrico de la casa, por otro lado, las voces, no me han gustado demasiado, les falta credibilidad, en una casa llena de zombis y demás bichos se tiene que notar el miedo y las voces no lo demuestran demasiado, en algunos diálogos sí, pero debería ser en todos.

También tenemos el modo multijugador, de 2 a 4 jugadores, muy divertido, aunque cada jugador necesita tener el juego, no es como el Mario Kart que con un juego pueden jugar varias personas.

El juego es bueno, el poder jugar al RE en la NDS es algo que merece la pena probar. Un remake muy logrado, divertido a ratos, pero la incomodidad del control hace que podamos dejar de jugarlo en los primeros minutos, merece la pena acabarlo.

Antes de terminar un pequeño truco, en la pantalla de elección de modo, apretar derecha hasta que las letras se pongan de color verde, el juego será más sencillo, ideal para la primera partida.

Puntuaciones:

  • Gráficos: 9
  • Sonido: 8
  • Jugabilidad: 7
  • Duración: 7

  • Total 8/10

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos