Compartir
Publicidad
Análisis de Rock of Ages 2: una aplaudible rareza que brilla más por su humor que por su capacidad de divertir
Análisis

Análisis de Rock of Ages 2: una aplaudible rareza que brilla más por su humor que por su capacidad de divertir

Publicidad
Publicidad

Ocho años han pasado desde que el estudio chileno ACE Team sorprendiera a propios y extraños con una locura difícilmente catalogable.  Una locura que Rock of Ages 2: Bigger & Boulder recuperó hace un par de años y que ahora, con muy buen ojo, ha vuelto a la carga con la intención de conquistar Nintendo Switch. 

No hay novedades respecto a lo visto en PC, PS4 y Xbox One, pero sí la oportunidad de que aquellos que no disfrutaron de la secuela puedan empaparse ahora del irreverente humor y estilo de este simpático juego. Si tienes ganas de echarte unas risas, Rock of Ages 2 es el juego adecuado. 

Su homenaje a los Monty Python, lo mejor del juego

Con un combo de esos que pocas veces se ven en el medio, el humor que destila Rock of Ages 2 supura por casi todos los poros visibles. Mezcla de juego marble y tower defense, la idea es recorrer un escenario con una bola de piedra gigante para intentar derribar las puertas del castillo rival. 

Historia y aspecto visual son un auténtico despiporre al que merece mucho la pena acercarse. Un homenaje al estilo Monty Python que ya ofrecía el primer título y que probablemente acabó inspirando juegos posteriores como el genial Four Last Things o el aún esperado Lancelot’s Hangover.

En resumidas cuentas, a Atlas se le ha caído el mundo de sus manos y ahora debe recorrer diferentes períodos pictóricos luchando contra enemigos de la talla de Adán y Eva, Van Gogh o Don Quijote. Todo con un espíritu a lo South Park que da vida a algunas de las cinemáticas más divertidas que hemos visto en los últimos años. 

Pero no sólo de vídeos vive el juego. Aquí la clave, tanto en su campaña como en las competiciones locales y online, está en hacer rodar una bola completamente personalizable -desde distintas formas que modifiquen sus estadísticas hasta banderas- colina abajo. 

Esquivar agujeros, giros cerrados y huecos entre una parte del terreno y otra a gran velocidad ya es un reto de por sí, pero como Rock of Ages 2 quiere ser algo más que un Super Monkey Ball, añade una jugosa característica a la mezcla. Que tirar pedruscos por una pendiente no sólo sea un pasatiempo, sino la forma de decidir una guerra entre dos bandos.  

Rock2

Un Super Monkey Ball con Tower Defense

Durante cada encuentro pasaremos por dos fases continuamente. La primera de ellas es lanzar nuestra bola por el terreno con la intención de llegar hasta la puerta del castillo rival. 

Si nuestro pedrolo no ha sufrido daños y mantiene su máxima velocidad, conseguiremos hacerle la mayor cantidad de daño posible al portón. Una vez destruido, lo único que debemos hacer es entrar en la corte y aplastar a nuestros enemigos. 

Lo que parece aparentemente fácil lo complica no sólo el camino, sino también  la parte tower defense del juego. Nuestro rival irá llenando la zona con distintas trampas y obstáculos para evitar que lleguemos a él en las mejores condiciones posibles. Desde vacas que se pegan a la roca como si de un Katamary se tratase hasta toros mitológicos que irán directos hacia nosotros para chocar y ralentizarnos.

Rock3

Con dos escenarios espejo, el del rival y el nuestro, nuestro papel entre lanzamiento y lanzamiento será exactamente el mismo, aprovechar las habilidades que hayamos conseguido para colocar muelles que lancen por los aires la bola del enemigo, muros que impidan su paso o incluso elefantes y explosivos que acaben empujándolos hacia atrás o, con algo de suerte, lanzándolos por un acantilado. 

Una estrategia que inevitablemente acaba haciéndose algo pesada pero que, a base de nuevos niveles, estilo de escenarios y novedades en lo que a defensas se refiere, consigue aguantar el tipo durante las cuatro o cinco horas que puede llegar a durarte su campaña. Por suerte hay carreras de obstáculos y los piques en local u online para acabar de alargar su vida útil. 

La opinión de VidaExtra

Rock of Ages 2 es el típico juego al que te lanzas en un calentón al pasear por la tienda online de Nintendo Switch buscando algo con lo que echar la tarde. La buena noticia es que cumple perfectamente su cometido. La mala es que en algunos momentos desearías que todo el entusiasmo puesto al crear sus cinemáticas hubiese contagiado de alguna forma a su variedad y profundidad jugable.

Recordado más por su humor que por la diversión que es capaz de ofrecer, goza de algunos momentos realmente buenos a base de peleas contra jefes finales o una partida de futbolín, pero su mecha y ambición es tan corta como la que deja entrever cualquiera de sus vídeos. Si le tienes ganas, no te decepcionará, pero tampoco esperes que pase a ser uno de tus juegos mejor recordados.

Rock of Ages 2

Rock of Ages 2

Plataformas PC, PS4, Xbox One y Switch (versión analizada)
Multijugador
Desarrollador Ace Team
Compañía Atlus
Lanzamiento Ya disponible
Precio 14,99 euros

Lo mejor

  • Su fantástico sentido del humor
  • Los piques en local

Lo peor

  • Sus ideas tienen la mecha bastante corta
  • Se agradecería haber recibido alguna novedad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio