Compartir
Publicidad
Publicidad

'Ion Assault'. Análisis

'Ion Assault'. Análisis
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

‘Ion Assault’ ha sido para mí una de las sorpresas de los últimos meses en el catálogo de XBLA. De reciente llegada al bazar, tras probar la demo uno lo ve como un juego de naves del montón, y eso a pesar de contar con un estilo original a la hora de disparar. Pero según se profundiza y se va habituando uno a su peculiar estilo resulta ser un título muy divertido.

Uno ve las imágenes y piensa “menudo festín de colores, ¿no? parece un caos”, pero la realidad es que uno se habitúa muy pronto a tal colorido. Además, es un apartado ciertamente resultón, muy llamativo. Pero profundicemos en detalles, veamos lo que nos depara esta creación del estudio alemán Coreplay, a ver si os convenzo de que merece la pena.

Porque los primeros minutos juegan en su contra. Para empezar, se dispara con el gatillo izquierdo, algo ciertamente molesto al inicio ya que hay que habituarse a un botón nada habitual a la hora de disparar. El 90% de los juegos usan el gatillo derecho para disparar, igual que el A para saltar. Éso facilita la iniciación del usuario, no como en este caso. Pero aún así, si somos pacientes nos olvidaremos de este detalle, ya que a fin de cuentas es un botón cambiado de lado.

La forma de disparar, como dije al inicio, es original. No dispararemos como tal, si no que absorberemos las partículas que hay por el espacio (tranquilos, que se regeneran si dejamos una zona seca) para convertirlas en energía que podremos lanzar. Y aquí entran en juego varios truquillos que vi a lo largo de los cuatro mundos (muy pocos lo sé, a pesar de que cada uno cuenta con media docena de fases), ya que incluso podremos destrozar los asteroides (el objetivo principal para pasar de fase, a pesar de la presencia alienígena) sin ni siquiera lanzar la energía. Tan solo absorbiendo a corta distancia y esperando unos segundos. Y el otro truquillo, el de pulsar el botón de absorción inmediatamente después de lanzar un rayo de energía, con lo que aprovecharemos buena parte de lo lanzado.

Pero esos detalles los iremos conociendo a medida que avanzamos, a base de probar nuevas cosas. Porque al inicio me mataban irremediablemente los alienígenas que disparan, y yo maldecía a los creadores porque mi nave era muy lenta y no había forma humana de esquivarlos. El problema era que no dejaba de absorber partículas, con lo cuál mi nave iba lenta. No se puede tener todo. El truco es dejar de absorber partículas para ir más rápido e ir a otra zona con más partículas, que ya habrá ocasión de eliminar la presencia enemiga cuando la cosa se calme. Y la verdad, en según qué fases es completamente necesario, como en la que os muestro a continuación.

Festín de colores y de disparos

Ion Assault

En fases así hay que ser muy rápidos y habilidosos para esquivar tanto disparo, y siempre con la necesidad de eliminar los asteroides para pasar de fase, ya que los alienígenas están, por así decir, de paso. Y pasados los minutos irán apareciendo más, no así para los asteroides.

Y ahora imagino que os preguntaréis “¿tan solo un disparo?”. Pues no, tranquilos. Tendremos diversos power ups para facilitarnos un poco la tarea de sobrevivir en el espacio. Desde una especie de “pausa temporal” para eliminar cualquier presencia de manera más ágil, a una especie de agujero negro que atraerá todo lo que tenga a su alrededor, pasando por un potenciador gravitacional que hará que absorbamos más partículas a mayor distancia (así tendremos a tope nuestra barra de potencia) y una especie de aura de partículas cargadas que hará mella en todo lo que se ponga a su paso.

La gran pega de ‘Ion Assault’ es su corta duración y su escasa rejugabilidad en solitario. Porque cuatro mundos con media docena de fases por barba se antojan pocas. Y cada una con su jefazo al final de la etapa, siendo muy divertidos esos duelos, a la par que duraderos en algunos casos. El único reto que podamos tener en solitario es el de alcanzar la mayor puntuación mundial. En mi caso, al menos hasta el momento, estoy en sexto lugar. Pero sinceramente, en los de naves me suele dar bastante igual la puntuación.

Y si no, siempre nos quedará el multijugador

Ion Assault

Sí, ya que por suerte podremos jugar en compañía, bien sea en cooperativo en su modo historia, o bien en un modo especial de batalla contra nuestros compañeros, tanto en modo local como online, hasta un máximo de cuatro jugadores.

El modo de batalla cambia el estilo principal de juego, ya que no absorberemos nada, si no que dispararemos directamente. Cada jugador tendrá su nave nodriza a la que tendrá que defender, y destruir la del rival. Podrá enviar mini-naves que se irán recargando desde la nave nodriza y que actuarán de manera kamikaze contra el objetivo que les digamos. Y ya está, no hay nada más. Es un modo de juego que no me resultó tan divertido como el modo principal.

En definitiva, lo que más atrae de ‘Ion Assault’ es su peculiar estilo, algo que puede echar un poco para atrás en su inicio, pero que posiblemente si le déis una oportunidad os pueda cautivar. Conmigo lo ha conseguido, aunque sigo recalcando el defecto de su corta duración.

Ficha Técnica: Ion Assault

Ion Assault
  • Plataformas: XBLA
  • Distribuidor: Black Inc.
  • Estudio: Coreplay
  • Lanzamiento: Ya disponible
  • Precio: 800MS

Vídeo | Gametrailers

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos