Publicidad

Super Crome: Bullet Purgatory, o el minimalismo sin límite dentro de un matamarcianos de lo más directo
Análisis

Super Crome: Bullet Purgatory, o el minimalismo sin límite dentro de un matamarcianos de lo más directo

Publicidad

Publicidad

Hay que ver lo mucho que han cambiado los juegos de naves desde el mítico Asteroids de Atari del año 1979. De preocuparse por esquivar y disparar asteroides a tener que esquivar miles de balas por segundo.

En este género hay múltiples variantes y en el caso del modesto Super Crome: Bullet Purgatory, se podría decir que encaja dentro de los Bullet Hell... pero de una manera mucho más asequible (de entrada). Debutó hace pocos días en Steam Early Access y a un precio extremadamente barato, por lo que le he dado un tiento para ver si su propuesta resulta interesante.

No va a ser el referente (ni lo pretende)

Super Crome: Bullet Purgatory

Vamos a dejar las cosas claras desde el inicio: no estamos ante la octava maravilla del género, principalmente por su propuesta enfocada única y exclusivamente (al menos por ahora) a lo que sería una especie de modo infinito, en plan supervivencia, donde afrontaremos oleadas de enemigos y jefes de manera aleatoria. Así hasta que agoten todas nuestras vidas.

A diferencia del adictivo, pero igualmente modesto Tormentor X Punisher, aquí no hay movimientos secretos que le aporten un extra de rejugabilidad de cara a arrasar en los marcadores online. Tan solo tenemos un disparo, tres barras de carga para otro tipo de ataques y un movimiento de esquiva.

Pero esto no le impide ser un shoot'em up de lo más consistente a nivel jugable ante el que será muy fácil adentrarse, incluso aunque no seamos duchos en la materia. Ya cuando hayamos superado una docena de oleadas es donde la dificultad se disparará y tardaremos poco en presenciar la pantalla de Game Over con nuestro puesto en el marcador global. Así una y otra vez para intentar superar nuestra puntuación y la de los demás.

Su minimalismo sorprende, porque tendremos la misma pantalla con ese tono oscuro y pinceladas grisáceas para resaltar el planeta de fondo y las estrellas, con los enemigos de colores muy vivos (amarillo, verde, rojo...) cuyos disparos van en relación y ante los que no habrá ningún tipo de confusión de cara a esquivarlos, bien sea de manera manual o con ese dash que viene de perlas para evitarnos los disgustos de los danmaku.

Super Crome: Bullet Purgatory irá creciendo

Super Crome: Bullet Purgatory

Stumphead Games ha dejado claro que esto es tan solo el principio y que su versión 1.0 (por ahora va en la 0.14) contará con un modo historia de 5 o 6 fases e incluso una estación espacial a explorar con NPC con los que charlar; aparte de más naves, más armas y más enemigos, por supuesto.

Lo poco que tiene por ahora lo hace bien, aunque sí que es cierto que se queda cojo y que no motiva tanto rehacer una y otra vez el Endless Mode para escalar más puestos, porque las primeras diez rondas son demasiado fáciles debido a la poca presencia de enemigos que hay en pantalla.

Que no haya botón de pausa en este modo es hasta comprensible, porque tampoco es la primera vez que lo vemos (en Tormentor X Punisher, sin ir más lejos), no así los píxeles que van soltando los enemigos y que rellenan de forma paupérrima cualquiera de las tres barras de ataques especiales. Y eso que al menos estos resultan prácticos: ataque cargado, ataque que se divide y persigue y uno que actúa a modo de escudo y que dispara, además.

Aparte de un guiño al propio Asteroids, donde sabe jugar mejor sus armas Super Crome: Bullet Purgatory es con esos jefes de orden cambiante con cada partida que echamos. Si Stumphead Games logra afinar el ritmo inicial y que se mantenga a flote durante toda la partida, podemos estar ante una alternativa interesante para los que busquen descargar adrenalina en un instante. Pero sabiendo que en el futuro se ampliará en condiciones.

  • Plataformas: Steam Early Access (Mac y Windows)
  • Multijugador: no
  • Desarrollador: Stumphead Games
  • Compañía: Stumphead Games
  • Lanzamiento: 19 de marzo de 2019
  • Precio: 1,59 euros
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir