Compartir
Publicidad
Publicidad

Segata Sanshiro. El hombre detrás de la leyenda

Segata Sanshiro. El hombre detrás de la leyenda
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Reza una leyenda…

“Cuando en una época oscura el mal y la destrucción corroan el espíritu humano. Cuando el sol amanezca nublado por una maraña de nubes rojizas y vea su resplandor morir. Cuando la humanidad se enfrente al terror más absoluto y parezca que no hay más salida que la muerte… entonces, surgirá un héroe que traerá la luz de vuelta y que será capaz de sacrificar su propia vida a cambio de la nuestra.”

Japón, 1997. El imperio de Sega contempla como sus cimientos son sacudidos día tras día por el acoso irremediable de la dinastía Sony. El fin está cerca. Su principal guerrero, el valeroso samurai Sega Saturn, no consigue despuntar en el campo de batalla y se antoja vencido, poco a poco, ante el temible poder bruto de su enemigo, el general Playstation. La guerra no puede acabar así.

Desde el palacio imperial se toma una decisión radical: Saturn necesita apoyo, un guía, una luz, un héroe. Segata Sanshiro.


Un experto judoka japonés, basado en el personaje protagonista de un viejo film del maestro Kurosawa, ataviado con su kimono blanco y su pinado molón será el encargado de lanzarse a lo kamikaze al frente de batalla. ¿Su misión? Castigar a todos aquellos que no quieran luchar junto a Saturn y prefieran hacer otras cosas.

Dejémonos de historias y leyendas.

Segata Sanshiro fue una de las mejores creaciones publicitarias de la década de los 90. Su nombre puede tener dos raíces etimológicas, a saber: basarse en el nombre de Sugata Sanshiro, judoka legendario protagonista de “La leyenda del gran judo” de Akira Kurosawa, o provenir de la frase “Sega Saturn Blanca(shiro)” en referencia al nuevo modelo de Sega Saturn de color blanco que él mismo Segata presentaba en sus spots.

El caso es que el judoka defensor de Sega Saturn, se dedicaría durante un año entero a protagonizar diversos anuncios en los que no dudaba en aplicar su fuerza y dominio de las artes marciales contra todo tipo de personajes. Desde castigar a niños que prefieren hacer deporte a jugar a la consola (concepto demenciálmente genial) a salir a cazar zombies. Todo por el bien de Saturn y la compañía.

¿Pero de qué sirve hablar, cuando lo podéis disfrutar vosotros mismos?

Segata Sanshiro en su primer anuncio. Irrumpe en la celebración navideña de una típica familia japonesa disfrazado de Santa, dispuesto a regalar a los niños una Sega Saturn, tanto si quieren como si no.

En esta ocasión, Segata propina su merecido a 3 niños que prefieren jugar a béisbol en vez de a la consola. ¿Qué opinará Jack Thompson de esto?

Segata nos regala una demostración de fuerza y explosividad, en esta promoción del Bomberman. Atención a la música que a partir de ahora debería ser el Politono favorito de todo lector de VidaExtra.

Momento a recordar hasta el día de nuestra muerte. Segata propinando golpes a un pad de más de un metro y medio de ancho. Impagable.

La cabeza de Segata está suficientemente amueblada para enfrentarse a cualquier cosa.

¿Se os ocurre alguna manera en la que Segata pudiese jugar al béisbol?

Para mí el mejor anuncio protagonizado por el temible judoka. Shingo Seabass muérete de envidia con estos dos vídeos.

En el camino del Samurai, siempre hay sitio para el amor.

Si la fuerza de un sólo Segata te parece temible, esto te parecerá el infierno.

El año entero que Segata ajustició al mundo nos dejó algunos anuncios verdaderamente impagables. Un hombre que chorrea testosterona cuando nosotros chorreamos sudor, no puede sino grabar a fuego su nombre en la historia de la televisión (japonesa claro, si llegamos a ver esos anuncios por estos lares hoy en día todos seríamos expertos en judo).

Pero toda leyenda tiene un final y como siempre, épico. Darth Vader encontró la redempción muriendo a manos de su hijo, Rocky Balboa pudo despedirse del boxeo avasallando a golpes a Mason Dixon y el tito Bruce se sacrificó por toda la humanidad dinamitando un meteorito, mientras Ben Affleck se cepillaba a su hija. Segata Sanshiro no podía ser menos.

En 1998 un terrorista islámico (cuando se dice que Sega iba adelantada a su tiempo, es por algo señores) intentó destruir la sede central de la compañía con un misil atómico dirigido. Ese día era importante, puesto que se sellaban las bases para el futuro lanzamiento de la sucesora de Saturn, ya sabéis de quién hablo.

Justo unos segundos antes de que la muerte irrumpiese en la reunión a través de uno de los ventanales, Segata se lanzó encima del misil, cambiando su rumbo y provocando su salida al espacio. Unos segundos después explotó. Segata había muerto, dando su vida por la compañía que lo creó y por nosotros, ya que gracias a él pudimos seguir disfrutando con algunas de las enloquecidas propuestas que años después llegarían a las tiendas.

Era el fin de un héroe. Era el fin de una época. Era el fin de una consola, pero era el inicio de la era de los sueños.
Descansa en paz, amigo. Descansa en paz.

A modo de homenaje se editó este vídeo conmemorativo que os ofrecemos subtitulado al castellano. Cuando lo veáis, dejad un minuto de silencio a modo de respeto. Altamente recomendado.

Video | Video Homenaje a Segata Sanshiro (YouTube)
Video | Recopilación de anuncios de Segata Sanshiro (YouTube)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos