Guía Sifu: 17 trucos y consejos que me habría gustado saber antes de empezar a jugar (sin spoilers)
Guías y trucos

Guía Sifu: 17 trucos y consejos que me habría gustado saber antes de empezar a jugar (sin spoilers)

Puede que Sifu sea un juegazo imprescindible, pero también es un título lo bastante puñetero para sacarte de tus casillas en más de una ocasión. Si te has quedado atascado y buscas trucos de Sifu para poder avanzar y acabar con sus jefes, seguro que estos consejos te son de gran ayuda.

Una ayuda para principiantes en Sifu

Lucha con paciencia

Puede que lo primero que tengas ganas de hacer es soltar golpes como si no hubiese un mañana, pero Sifu es un juego que, sobre todo al principio, requiere algo de temple. Analiza los patrones de los enemigos -especialmente los jefes- y busca el momento adecuado para atacar. Ya llegará el momento de fliparte, te lo prometo.

Aprende a defenderte

La defensa en Sifu es clave, no sólo con el parry y la finta hacia atrás o hacia delante, sino también al mantener el botón de bloqueo pulsado y mover el joystick arriba o abajo para esquivar golpes. Esto último es imprescindible para poder avanzar, así que aprovecha el modo entrenamiento para entender bien cómo funciona. Si alucinas con lo que acabas de hacer es que lo estás haciendo bien.

Evita que te rodeen

Puede que los personajes más flojos te resulten fáciles de eliminar en el uno contra uno, pero si consiguen rodearte pueden dejarte seco en cuestión de segundos y no te va a dar tiempo a esquivarlos a todos a la vez. Busca cómo separarlos aunque sea manteniendo una distancia prudencial o acabarán contigo con un golpe que no has visto venir.

Elimina para conseguir vida

Si estás apurado de vida, las eliminaciones son la mejor forma de recuperarla. Acabar con cualquier enemigo también te dará un porcentaje de salud, pero son las eliminaciones las que pueden mejorar esa ganancia significativamente. Más aún si compras las habilidades adecuadas.

Sifu

No siempre puedes vacilar a tus oponentes

Olvídate de los combos que te servían para vacilar a los minions cuando llegues a un jefe. La diferencia de daño que vas a provocar es pequeña respecto a golpes normales, y esos combates requieren la máxima concentración para poder resolverlos. Céntrate en golpear y esquivar, que ya podrás mearte en ellos más adelante cuando le cojas el truco a todo.

Juega hasta encontrar atajos

Da igual si acabas de perder 20 años de golpe en tu primera partida, sigue adelante hasta que el personaje no dé más de sí. Puede que tras la siguiente pelea desbloquees una forma de abrir un nuevo atajo, así que afronta cada pelea como si fuese la última del juego.

Cuidado con las armas

Ojo a las armas. No sólo por lo dañinas que pueden llegar a ser, sino también por la dependencia de ellas que puedes acabar creando. Aprende a jugar sin ellas para ser aún más demoledor cuando tengas la suerte de encontrarte con una. Puedes pasarte el juego sin recurrir a las armas.

No te preocupes por puertas cerradas

Si te has encontrado con una puerta cerrada, no te obsesiones con darle mil vueltas al mismo nivel, llegará un punto en el que encontrarás la forma de abrir esa puerta, pero no necesariamente será en ese nivel. Sigue jugando nuevos niveles para ver cómo lo que haces en unos acaba afectando a los anteriores.

Trucos y consejos para Sifu si te has quedado atascado

Rejuega niveles anteriores para mejorar tus marcas

Si llegas con 60 años y sólo una oportunidad al siguiente nivel, las posibilidades de superarlo van a ser escasas. No tengas miedo a seguir adelante para descubrir qué puedes encontrar ahí pese a tener esa edad, pero recurre a rejugar niveles anteriores para intentar mejorar los años y habilidades pasivas con los que sales de cada uno de ellos.

Crea una build a medida

Las habilidades pasivas pueden parecer inútiles al principio, pero no tardan en resultar de lo más útiles. La de ganar más concentración para los ataques especiales con cada bloqueo, por ejemplo, me ha sido vital para atacar con barrido y golpe en el suelo a aquellos enemigos que no me dejaban acercarme con sus ataques.

Sifu

Céntrate en las habilidades L1

Las habilidades L1 como atacar desde el suelo o recoger objetos que te han lanzado acaban siendo cruciales en muchos combates, así que apunta a ellas para desbloquearlas de forma permanente lo antes posible. Si tienes que acumular experiencia en el primer nivel para hacerlo, no dudes en aprovechar que es el más fácil de todos.

Olvídate de buscar el queso

No hay queso en los combates contra enemigos. Ni escondiéndote tras una columna ni dando saltitos alrededor para encontrar la espalda del contrario y atacar,. La clave está en bloquear, esquivar y saber cuándo atacar, y cuando antes descubras qué estrategia se adapta mejor a cada tipo de jefe antes verás que puedes superarlos sin que te rocen un pelo. Tú puedes con ellos.

Esquiva abajo para los jefes

El momento en el que el combate me hizo clic fue cuando entendí lo útil que resultaba mantener pulsado el botón de bloqueo y pulsar hacia abajo en el joystick. Sólo con eso puedes esquivar todos los golpes del primer jefe final sin que te toque, y será mucho más útil siempre que te encuentres con un minijefe o un jefe que te ponga contra las cuerdas.

Aprovecha el bloqueo para subir el especial

Mejora la pasiva de aumentar el especial a base de bloquear. Es la acción defensiva más fácil del juego, y poder acceder a empujones y derribas automáticos gracias al especial será clave para controlar a grandes grupos de enemigos y frenar los ataques más devastadores de los jefes finales.

Guarda las armas

Las armas se rompen, así que tal vez quieras aprovecharlas para otro momento si lo único que quedan frente a ti son masillas. Recuerda que puedes soltarlas sin que se rompan si mantienes pulsado el botón de lanzarlas. Si aprendes a cuidar las armas, pueden ser de gran ayuda para superar los atajos sin preocupaciones.

Cuidado con las eliminaciones a ciertos enemigos

Las eliminaciones a enemigos te dan vida, pero todos aquellos que tengan una barra de vida sensiblemente más larga que el resto podrán esquivar tu ataque y volver con más vida y aún más fuertes. Aprende a entender qué enemigos tienen esa habilidad y mátalos a base de golpes cuando están aturdidos en vez de realizar eliminaciones que motiven ese cambio.

Sifu

Sin miedo a rehacer jefes finales

Gran parte de los años que pierdes se escapan en los jefes finales, así que si tienes la oportunidad de reducir significativamente los años con los que empiezas el siguiente nivel, aprovéchalo. Ten en cuenta que no todo es la experiencia acumulada, así que tal vez lo que pierdas al vencerlo utilizando un atajo te resulta más útil que las habilidades que puedas comprar perdiendo años de vida en el proceso.

Esperamos que esta guía de Sifu con trucos y consejos te haya sido de gran ayuda con el juego, pero si tienes cualquier duda o necesitas un cable con algo, no dudes en escribirnos en los comentarios o por Twitter para preguntarnos.

Temas
Inicio