Compartir
Publicidad

PS3 Slim podría haber sido más pequeña. Sony barajó estas opciones

PS3 Slim podría haber sido más pequeña. Sony barajó estas opciones
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rumores lo apuntaban desde hacía meses, una PlayStation 3 más pequeñita y, quizá, con mejores prestaciones estaba a la vuelta de la esquina. Sony jugaba al ratón y al gato pero se podía intuir, la compañía se traía algo entre manos. Y los que apostaron por ello ganaron, se presentaba PS3 Slim, una versión que reducía tamaño y costes de fabricación.

Eso sí, pese a que el nuevo modelo es más pequeño no ha resultado una disminución tan grande e impresionante como la que experimentó PS2 en su día. Y es ahora, un tiempo después de que todo haya sucedido cuando Masayuki Chatani, de Sony Computer Entertainment, confirma que PS3 Slim podría haber sido todavía más pequeña.

Cuando en la multinacional japonesa decidieron reducir el tamaño de PS3 diversas opciones fueron las que se barajaron. Y una de ellas pasaba por solucionar uno de los grandes problemas, el disco duro. Un componente que ocupa mucho espacio y que condiciona el diseño final de la consola.

Una de las opciones que barajaron en su momento consistía en utilizar memorias flash internas en lugar de una unidad HDD tradicional. Hubieran conseguido resolver el problema de tamaño, disminuir todavía más el ruido de funcionamiento y sobre todo reducir PS3 Slim muchísimo más.

El problema, ¿cómo mantener la reducción de costes de fabricación teniendo que incorporar 80 Gb como mínimo de memoria flash?. Opción descartada.

Otro proyecto pasó por eliminar el disco duro y optar por una especie de servicio de alojamiento online. Imaginad que todas las partidas guardadas, películas y demos se almacenaran en un disco duro online sólo accesible mediante una buena banda ancha.

“Consideramos las dos opciones, en su momento, pero creímos que el precio sería demasiado alto considerando la cantidad de espacio que PS3 necesita. Así que optamos por un disco duro de mayor capacidad.”

Una última opción también se barajó y es que para reducir PS3 de tamaño manteniendo disco duro y demás componentes existía la opción de sacar el transformador fuera e incluirlo con el cable, de un modo parecido al que hace Microsoft con su Xbox 360.

“Existía una manera de reducir el tamaño de un modo más radical, el hacer que el transformador fuese externo, pero hubiese acarreado imposiciones en el uso y en el transporte haciendo que mover la consola hubiese sido mucho más difícil. Así que pasamos.”

Y vosotros como usuarios qué hubieseis preferido, ¿una consola con memoria flash, un servicio online o un transformador externo?

Vía | Kotaku

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio