Compartir
Publicidad

Midway en quiebra y con despidos mientras sus ejecutivos se enriquecen

Midway en quiebra y con despidos mientras sus ejecutivos se enriquecen
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días, intentando entender los motivos que están llevando a que la crisis se esté cebando de una manera insana con algunos estudios de desarrollo de videojuegos, alguien se refirió a los ejecutivos que se llenan los bolsillos, mientras despiden a la gente que trabaja de verdad.

Quizá podría sonar a tópico, quizá podríamos hasta tachar de anti sistema al que pronunció la frase, pero lo que no podemos obviar es que a tenor de los últimos datos financieros que se han desvelado sobre las cuentas de Midway, parece tener razón.

Todos sabemos que la desarrolladora no pasa por su mejor momento y que está casi en KO técnico. Vamos, en quiebra. Pero lo que no sabíamos es que los ingresos de los altos ejecutivos de la compañía se han multiplicado varias veces mientras sus empleados eran despedidos, uno tras otro. Bonito, ¿verdad?

Según los datos analizados, el presidente y CEO, David F.Zucker ha ganado unos 4.5 millones de dólares en los últimos dos años y unos 11 millones desde 2003.

Además de ganar ese dinero mediante stock options (Steve Jobs sabe un rato de eso), el señor Zucker gozaba de unas primas extraordinariamente elevadas para "motivarlo a que destine toda su energía al bien de la compañía." Sólo hace falta decir que desde 2006 el valor por acción en bolsa de Midway bajó desde los 23 dólares a los 18 céntimos.

Hace poco Midway fue vendida por apenas 100.000 dólares a un inversor privador. Lo bueno del caso es que sigue manteniendo a una serie de ejecutivos que cobran cada uno entre cuatro y cinco veces ese valor anualmente.

El empleado mejor pagado de la plantilla actual (Zucker ya ha abandonado el barco después de quedarse sin energía) es Martin Spiess el cual lleva acumulada este año una cantidad de beneficios que no está nada mal. Unos 556.834 dólares, entre los cuales figura una compensación extra de 62.000 dólares de la que se desconoce el motivo. Lo único que sí se sabe es que es unas 12 veces más grande que el resto de "compensaciones" que reciben otros ejecutivos.

Pero hay más ejemplos, el Vicepresidente Senior Matthew V. Booty ganó el mismo sueldo que Spiess (esos 556.834 dólares) durante el último año, con la empresa en plena crisis arrolladora y efectuando despidos. Lo bueno del caso es que sus antecesores, otros ejecutivos que desarrollaban el mismo papel en épocas de mayor bonanza económica, recibían unas ganancias brutalmente inferiores (sobre unos 200,000 dólares menos).

Para acabar el relato recordemos que 180 empleados fueron despedidos la semana pasada, justo antes de Navidad, sin más motivo que la crisis económica y la falta de fondos para seguir pagándoles los sueldos. Teniendo en cuenta que el sueldo medio de un trabajador de la industria está alrededor de los 50,000 dólares (eso será en Estados Unidos, ya que en España la realidad es sensiblemente inferior), ¿cuantos trabajadores se podían haber salvado con los sueldos millonarios de algunos de sus ejecutivos?

Se que es una pregunta trampa, perversa y malintencionada. Pero siendo sinceros y asumiendo que no debe cobrar lo mismo un ejecutivo de alto cargo que el animador junior que acaba de entrar a trabajar en la empresa, la desproporción que existía en Midway huele mal, muy mal. Si los datos se confirman, unos pocos se habrían forrado a costa de la suerte de muchos y eso, aunque sepamos que pasa en el día a día, duele.

Esperemos que al menos, los finiquitos e indemnizaciones para los parados de Midway sean sustanciosas y les permitan empezar nuevos retos profesionales o recolocarse rápidamente en el sector.

A los ejecutivos de Midway ya les podrían visitar esos tres fantasmas que decidieron visitar a Bill Murray por Navidad para hacer de él un tipo decente.

Vía | TheGamesReview

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos