Publicidad

Piratería y videojuegos

Piratería y videojuegos
62 comentarios

Publicidad

Publicidad

A raíz de las declaraciones de Christian Svensson, Vice Presidente de Desarrollo de Negocio de Capcom, sobre la relación entre el bajo nivel de ventas de la versión para PC de 'Devil May Cry 4' en Estados Unidos y la piratería, creo que merece la pena que nos paremos a echar un vistazo a la situación.

Antes de nada cabría puntualizar algo. Svensson se refiere a la piratería haciendo mención a la existencia de copias del juego colgadas en Internet vía archivos torrent. En principio el intercambio de archivos, si no existe ánimo de lucro y es para uso personal, no es delito y no estaríamos hablando de piratería. Al menos en nuestro país, si no me equivoco. No sé cómo estará la cosa en Estados Unidos.

En cualquier caso, le llamemos piratería o no, de lo que vamos a hablar es de la relación entre poder conseguir juegos sin pasar por caja, su efecto en la industria y las posibles salidas con las que cuentan las compañías para intentar minimizar estos daños.

¿Qué es lo que lleva a alguien a descargarse un juego en vez de comprarlo? ¿El elevado precio de éste o la gratuidad del que podemos encontrar colgado en la red? Es decir, teniendo como opciones pagar 0 euros o pagar 60 euros, elegimos pagar 0. Pero si en vez de 60 euros costara 25 euros y tuviéramos la posibilidad de conseguirlo gratis, ¿qué haríamos? La excusa del elevado precio del juego no valdría, pero muchos optarían por bajarlo de forma gratuita.

Muchas son las excusas que se pueden poner para justificar el hecho de no pasar por caja: es caro, no me lo iba a comprar igualmente, paso de pagar si puedo tenerlo gratis. Siempre habrá gente que opte por no pagar nada, así como siempre habrá jugadores que, en función del valor añadido que consideren que posee el producto, decidirán que vale la pena el desembolso.

¿Qué está pasando con la industria discográfica? Hace años, cuando lo de bajarse discos por Internet ni siquiera era un sueño, los CDs costaban 2.500 pesetas y se vendían. La gente no dejaba de comprarlos porque fueran caros. Ahora cuestan 15 euros, que siguen siendo 2.500 pesetas al cambio, y algunos lo consideran poco menos que un robo por la sencilla razón de que en la red se puede conseguir gratis.

¿Soluciones? Que el soporte físico contenga elementos de valor añadido que no estén formados por unos y ceros (a parte del propio libreto, claro, que ya es algo muy a tener en cuenta) y la posibilidad de obtener el disco en la red a un precio muchísimo más bajo, por poner un par de ejemplos. Habrá gente que siga optando por el archivo gratuito, pero muchos otros verán con buenos ojos la compra digital.

Es la industria la que debe adaptarse a los avances tecnológicos, a las nuevas formas de pensar y de obtener ciertos productos y no al revés. La sociedad avanza y los modelos de negocio deben adaptarse si las compañías no quieren pasarlo mal. Han de aceptar las nuevas reglas del juego y saber jugar sus cartas.

Svensson, retomando el caso del 'Devil May Cry 4' para PC, declara que él mismo habló con Capcom Japón para que el título gozara de distribución digital, pero la compañía se negó rotundamente. Algo que, al parecer, le está pasando factura.

Hay una cosa que las compañías deben aceptar cuanto antes: el avance de Internet es imparable y sus productos acabarán en la red les guste o no. Tarde o temprano, antes o después, sus títulos estarán disponibles de forma gratuita porque una serie de usuarios los habrán colgado. Esto es así y al igual que en la industria discográfica habrá que ir adaptándose.

Hay cosas muy sencillas que se pueden llevar a cabo para dejar de ir en contra de los propios consumidores, como eliminar los pesados sistemas anticopia. Sea como sea este sistema acabará siendo vulnerado, ¿qué sentido tiene malgastar esfuerzos y recursos en esta dirección? En vez de castigar al comprador deberían ofrecer elementos de valor añadido que justifiquen la compra.

Existen ya plataformas como Steam que distribuyen títulos de forma digital y esta es una de las vías muy a tener en cuenta. Como decía antes, siempre habrá quien prefiera no pagar nada, pero lo que tienen que intentar las compañías es ofrecer productos de calidad, no tomar a los jugadores por tontos, no molestarnos con sistemas anticopia, etc.

Dado que la situación perfecta e ideal no existe lo que hay que hacer es encontrar un término medio que contente a una gran mayoría en vez de intentar evitar lo inevitable.

Más información | Christian Svensson en los foros de Capcom

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir