Compartir
Publicidad
Return of the Obra Dinn: ensayo sobre la locura en alta mar
Otros géneros

Return of the Obra Dinn: ensayo sobre la locura en alta mar

Publicidad
Publicidad

Hay proyectos que es muy fácil amar de un primer vistazo; casi tanto como despreciarlos categóricamente. 'Return of the Obra Dinn' aspira sin ningún disimulo a convertirse en una de esas obras polarizantes, de las que no gustarán a todo el mundo, pero que apasionarán a sus defensores.

Sabiendo que es Lucas Pope, creador del único 'Papers, Please', quien anda detrás de este proyecto, no sorprende esa condición de propuesta diferente, libre de marcajes. El juego está todavía lejos, muy lejos de estar finalizado, pero una reciente actualización de su demo publicada hace ya más de un año nos sirve de excusa para hablar tranquilamente de él.

Sabiendo que es Lucas Pope quien anda detrás de este proyecto, no sorprende su condición de propuesta diferente

Si probasteis aquella primera versión, notaréis que a nivel técnico se ha producido una evidente evolución, pero que en esencia estamos ante la misma experiencia única que Pope se lleva entre manos. Y si no, quizás sea un buen momento para que la descarguéis; seguro que no os deja indiferentes.

Primero Arstotzka, luego el mundo

Captura De Pantalla 2016 04 16 A Las 11 51 40

'Papers, Please' fue un auténtico debut soñado para Pope allá por 2013, que se ganó de manera instantánea la condición de desarrollador de referencia con esta carta de presentación destinada a conquistar los corazones de esos jugadores en busca de algo diferente. A ellos se vuelve a apelar directamente en esta ocasión.

Aunque el cambio de tono es más que evidente, hay claros nexos entre Return of the Obra Dinn y Papers, Please

Además de numerosos y merecidos premios, dicho título fue un auténtico éxito comercial que superó el medio millón de ventas y se ganó un puesto de excepción en la cultura popular. Lo hizo con unas mecánicas únicas, capaces de poner a prueba nuestros nervios y nuestra voluntad desde la aparente calma de la mesa de un funcionario.

Aunque el cambio de tono que representa nuestra visita al Obra Dinn es más que evidente, hay claros nexos entre ambos juegos que representan ese estilo único de Pope: la necesidad de investigar, la escasez de explicaciones evidentes y la habilidad en el diseño que consigue que vayamos comprendiendo todo paso a paso, destacando aún más la forma en que el desarrollador consigue llevarnos por donde le interesa sin dejar de lado la libertad de acción.

Recuerda que puedes morir

Captura De Pantalla 2016 04 16 A Las 11 57 10

El punto de arranque que establece 'Return of the Obra Dinn' es el de un barco mercante desaparecido en alta mar en 1802, y que misteriosamente ha aparecido cinco años después sin nadie a bordo. ¿Y a quién le va a tocar investigar lo sucedido en semejante lugar? Pues a nosotros, claro está.

La idea de partida ya resulta sobradamente atractiva, pero se vuelve aún más potente cuando el componente sobrenatural entra en juego

La idea de partida ya resulta sobradamente atractiva, pero se vuelve aún más potente cuando el componente sobrenatural entra en juego, pues dispondremos de una vía para "revivir" las muertes de los tripulantes y así poder averiguar qué es lo que sucedió realmente en este barco fantasma.

Esa forma de investigación paranormal nos recuerda en muchos momentos a lo propuesto por 'The Vanishing of Ethan Carter', aunque de partida nos encontraremos ante un espacio mucho más limitado para recorrer. Eso sí, por lo poco que deja ver la demo, queda claro que esta ausencia de metros cuadrados no irá en detrimento de una intensa historia por desplegar.

Más allá de los píxels

Captura De Pantalla 2016 04 16 A Las 11 55 28

A simple vista, resulta difícil creer que este título esté siendo montado con un motor como Unity, pero tan pronto como empezamos a explorar el misterioso barco, detectamos que ese forzado aspecto retro oculta tantos secretos como el dichoso navío.

Sobre modelados tridimensionales, Pope ha aplicado una capa visual que dota a la aventura de un acabado en 1 bit, lanzando un guiño así a los primeros juegos que disfrutó en ordenador hace ya décadas. La idea es arriesgada, pero en movimiento funciona mucho mejor de lo que dan a entender las capturas estáticas.

Aunque hay poco que enseñar por ahora, la versión preliminar que ya podemos probar goza también de un sorprendente cuidado en el terreno sonoro, incluyendo voces que ya quisieran para sí muchos proyectos que se consideran triple A. Y mucho ojo a las maneras que muestra su banda sonora.

Con todo ello, se da forma a un empaquetado tan atractivo, como efectivo a la hora de fortalecer el ambiente misterioso y único que desprende el juego. Sí, todavía le queda mucha cocción por delante y estoy convencido de que Pope se estará guardando unos cuantos ases en la manga, pero lo ya mostrado funciona tan bien, que solo podemos desear que su tiempo resulte lo más productivo posible para que lo podamos disfrutar pronto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio